Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Jesús de Cos, guerrillero antifranquista ha fallecido el 10 de diciembre de 2012

AGE. Dolores Cabra, | 12 diciembre 2012

Tu vida ejemplar ha valido la pena. Hasta siempre, Comandante

 

 

Jesús de Cos aconsejaría humildemente a los jóvenes que mantengan viva la memoria de quienes lucharon por el bien común de todos nosotros

Estas fueron las palabras que Diego San Gabriel recogió en su entrevista a Jesús el 18 de noviembre del pasado año.

Jesús de Cos Borbolla, guerrillero antifranquista, miembro de la Agrupación Cántabro-Astur Ceferino Machado, miembro de la Junta Directiva y Delegado en Cantabria de la Asociación Archivo Guerra y Exilio (AGE) ha fallecido el 10 de diciembre de 2012.

Hombre fuerte y sensible, soldado en la batalla, disciplinado en las estrategias y sobre todo pura dinamita para el combate político. Aún recuerdo como en el año 2002, en el encuentro-homenaje a las víctimas del franquismo, en la Sala de Columnas del Congreso de los Diputados, se levantó y, señalando con el dedo a Alfonso Guerra (que se encontraba a escasos metros de él, en el pasillo) le dijo, “y si no cumplís con lo que os estáis comprometiendo aquí y ahora os lo demandaremos”. No cumplieron cuando gobernaron y ahí sigue el movimiento guerrillero sin ningún reconocimiento jurídico. Así era Jesús, directo, de mirada recta, incapaz de engañar, de ahí sus palabras premonitorias.

Pero, Jesús, tus compañeros dicen que debemos seguir. Ahora eres parte de los que ya no tienen voz pero aquí está la nuestra y tendrán que seguir oyéndola esos fariseos leguleyos que tanto miedo tienen a lo que representáis.

Jesús llenó Cantabria de monumentos a las víctimas del fascismo, a los guerrilleros antifranquistas, a las mujeres republicanas que padecieron la barbarie fascista, a los presos y asesinados en los campos de exterminio nazis. En fin, cubrió Cantabria de memoria, señaló las huellas del horror para que los jóvenes lo vieran y no permitieran que esta tragedia volviera a repetirse. Y enseñó con su pedagogía republicana a rendir honor a los muertos en el combate por la libertad frente a la tiranía.

Jesús nació el 7 de noviembre de 1924 en Riclones, en la comarca, del Saja-Nansa, donde se juntan los ríos y los valles. Tierras de robledales y hayedos, tierras de gentes nobles, fuertes y luchadoras, como su padre Donato de Cos Gutiérrez, militante socialista desde la adolescencia, un joven con verdadera conciencia de clase huyendo de la pobreza y del hambre que acontecía en aquellas familias numerosas de entonces. Donato quería otra vida y así fue de la mina al barco mercante, cruzó el charco y recorrió todo el mundo hasta que el triunfo de la República en 1931 le hizo volver y  asentarse en la comarca del Nansa junto a su compañera María Borbolla Sánchez.

Se decía entonces …Sin embargo, no tiene corazón porque se lo ha entregado al dolor humano, al dolor que sufren otros… Donato de Cos sabe rugir pero también sabe llorar. Qué parecidos Jesús, tú, también rugías ante la injusticia y también llorabas por el padecer del mundo.

Jesús tenía tres hermanos y dos hermanas, Manuel vive todavía, es un gran fotógrafo autodidacta, y acaban de hacerle un fantástico homenaje en su tierra cántabra, como fotógrafo no como enlace de la guerrilla, represaliado y encarcelado por luchar en pro de la justicia, pero bienvenido el homenaje.

Jesús nos cuenta en su libro Ni bandidos ni vencidos cosas de su infancia, sus amigos, como cuidaba las ovejas siendo un niño y como …un día del año 1934, yendo a cuidar las vacas a un invernal del pueblo de Rioseco me encontré de golpe con un hombre escondido entre la hierba del pajar…  un obrero fugitivo al que ayudaba su padre y cuyo descubrimiento significó el bautismo social de Jesús, un encuentro con el mundo del antifascismo.

Toda la familia de Cos fue represaliada brutalmente, garrote vil, torturas atroces y sanguinarias, apaleamientos, encarcelamientos, todo ello tras la ocupación militar de Cantabria en 1937.

Hasta llegar al asesinato de Donato, el padre de Jesús, que había sido teniente de alcalde en Rionansa, en el campo de exterminio nazi de Gussen el 21 de agosto de 1941.

Así pues el futuro que esperaba a los hijos de Donato y de María era el de continuar con la lucha contra el fascismo, como así ha sido.

Jesús formó parte de la guerrilla antifranquista cántabro astur cuya Agrupación centró su combate en el terreno de las montañas cántabras, colaborando también en la reorganización  del Socorro Rojo en los Saltos del Nansa.

En el año 1945 es llamado a filas y es destinado al cuartel de los Dolores, en El  Ferrol, lugar en el que le precede su fama de rojo e individuo peligroso. Es detenido y salvajemente torturado. Pudo huir del hospital militar en el que le ingresaron e incorporarse a la guerrilla con sus antiguos compañeros de la Brigada Machado, permaneciendo con ellos desde septiembre de 1945 hasta febrero de 1947. Fecha en la que pasó a Francia herido de bala en una pierna.

Participó en diversos movimientos antifascistas y republicanos en el exilio, pasando la frontera con propaganda más de un centenar de veces. Fue un firme punto de apoyo y colaborador del FRAP y del Movimiento por la III República en 1963, en la que recibió el grado de Comandante  con la cartilla militar nº 628 de manos del General Perea.

Fue compañero de complicidades y amigo de Antonio Cubillo, del general Juan Perea, del coronel López Tovar…, hasta que en 1986 regresó a Cantabria, ya definitivamente, donde le conocimos, a él y a su entusiasta compañera Marisol González Lanza.

Ambos se incorporaron a AGE y se implicaron fielmente en el rescate de nuestra memoria colectiva, luchando por los derechos humanos y el reconocimiento jurídico del Movimiento Guerrillero Antifranquista. Solidarios y generosos en esta causa que no tiene retorno.

A Jesús no consiguieron vencerle ni las balas, ni la tortura, ni el sufrimiento, el gano siempre en la batalla de las ideas y de la palabra, pero en este combate final la muerte nos ha dejado en la orfandad más terrible, y no sé cómo vamos a escapar de ella sin ti, Jesús. Pero nos queda tu legado: tu ejemplo, tu compromiso.

Comandante, compañero, amigo, seguiremos siendo tu voz en la lucha por el reconocimiento jurídico del Movimiento Guerrillero Antifranquista.

El internacionalismo ha derribado las fronteras y ahora eres dueño del universo en el que se encuentran los que se fueron. Los que aún quedan luchando por esta noble y justa causa, Quico, Felipe, Esperanza, Amada, Angelina, Nicanor, y los que hemos heredado tu legado, quienes te hemos admirado y querido, te tendremos siempre en el corazón.

Tu vida ejemplar ha valido la pena. Hasta siempre, Comandante

 

Dolores Cabra

Secretaria General de AGE