Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Unas 100.000 personas se manifiestan en Budapest contra la ultraderecha

Europa Press, 03-12-2012 | 4 diciembre 2012

Tras la propuesta de hacer listas de judíos

 

BUDAPEST, 3 Dic. (Reuters/EP) –

Unas 100.000 personas se han manifestado este domingo en Budapest contra el partido de ultraderecha Jobbik, después de que algunos de sus legisladores propusieran elaborar listas de judíos para expulsarles del país europeo, avivando con ello el fantasma del nazismo.

La manifestación se ha celebrado frente al Parlamento y ha congregado a líderes del partido gobernante y de los partidos opositores, entre otras personas, en un gesto sin precedentes en la escena política húngara, que se caracteriza por sus profundas divisiones.

“No podemos permitir que se repitan cosas que pertenecen a las páginas más oscuras de los libros de historia”, ha dicho Antal Rogan, líder del grupo parlamentario del partido gobernante, Fidesz, en el marco de la multitudinaria manifestación.

“El fascismo es un virus y Jobbik es quien está propagando el virus”, ha advertido, por su parte, Attila Mesterhazy, líder del Partido Socialista, la principal fuerza opositora de Hungría.

En la misma línea se han expresado otras formaciones opositoras. “Si queremos una nueva era de normalidad en la política húngara, debemos formar un único equipo en contra del nazismo”, ha apuntado el líder del Movimiento 2014, el ex primer ministro Gordon Bajnai.

La ciudadanía ha aplaudido la exhibición de unidad de los partidos políticos húngaros en contra de un posible resurgimiento del nazismo. “Es importante que todos nos manifestemos contra lo que está pasando en Hungría, porque este movimiento fascista es una vergüenza”, ha considerado Gyorgy Sarkozy, uno de los participantes.

La polémica se desató el pasado lunes, cuando Marton Gyongyosi, uno de los 44 legisladores de Jobbik, en un Parlamento de 386 escaños, propuso, en el marco del debate sobre el conflicto en Oriente Próximo, “anotar” a los húngaros de ascendencia judía que puedan suponer una amenaza para la seguridad nacional.

Poco después, Gyongyosi matizó que se refería solamente a los húngaros con pasaporte israelí en el Gobierno y en el Parlamento y adelantó que no presentaría su dimisión, pese a la insistencia del resto de partidos políticos.

El Gobierno de Viktor Orban emitió un comunicado para condenar las declaraciones de Gyongyosi y para prometer que hará “todo lo necesario” para erradicar las voces extremistas y racistas, en concreto las antisemitas.

En respuesta, Jobbik ha emitido un comunicado este domingo en el que califica todas estas reacciones de “alarmismo político”, indicando que se deben a la desesperación de los otros partidos ante el imparable ascenso de la formación ultraderechista.

Jobbik se creó en 2003, pero fue en 2006 cuando comenzó a acaparar la atención de la política húngara, hasta que en 2010 se convirtió en la tercera fuerza parlamentaria, tras una campaña electoral en la que vilipendió a la minoría romaní.

Los analistas políticos han alertado de que Jobbik podría ejercer de bisagra entre Fidesz, de centro-derecha, y las formaciones opositoras de izquierda, en las próximas elecciones, cuya celebración está prevista para 2014.

De acuerdo con el Memorial Centre de Budapest, entre 500.000 y 600.000 judíos húngaros murieron en el Holocausto. De los supervivientes, unos cuantos lograron llegar a Israel. Actualmente, hay 100.000 judíos viviendo en Hungría.

http://www.europapress.es/internacional/noticia-100000-personas-manifiestan-budapest-contra-ultraderecha-20121203093807.html