Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Recuperan la memoria de un maestro catalán asesinado en la Guerra Civil

ABC, 10-03-2013 | 11 marzo 2013

maestroUna investigación ha permitido recuperar el recuerdo del maestro catalán Antoni Benaiges, que impulsó en una escuela rural de Burgos una innovadora metodología pedagógica

 

 

Una investigación ha permitido recuperar el recuerdo y el trabajo del maestro catalán Antoni Benaiges, que impulsó en una escuela rural de Burgos una innovadora metodología pedagógica y fue asesinado en el inicio de la Guerra Civil.

“Desenterrando el silencio. Antoni Benaiges, el maestro que prometió el mar” (Editorial Blume) es el libro que ha resultado de la investigación emprendida hace dos años por el fotógrafo Sergi Bernal y que firma junto con el periodista Francesc Escribano, el antropólogo Francisco Ferrándiz y la historiadora Queralt Solé.

En una entrevista a EFE, Sergi Bernal ha explicado que, tras recibir una llamada informándolo de la posibilidad de que, entre el centenar de cuerpos recuperados de una fosa común en La Pedraja (Burgos) se encontrara el de un maestro catalán que había trabajado en Bañuelos de Bureba, se implicó en el proyecto de recuperar el trabajo y el recuerdo del pedagogo catalán.

A finales de julio de 1936, justo después del inicio de la Guerra Civil, desapareció el maestro Antoni Benaiges, que había llegado sólo dos años antes a Bañuelos de Bureba dispuesto a aplicar, en su pequeña escuela rural, la técnica pedagógica Freinet, basada en el cooperativismo, el trabajo en equipo y un profundo respeto del maestro hacia sus alumnos.

Célestin Freinet, maestro francés de origen humilde, introdujo además el uso de la imprenta en la escuela, esta iniciativa pedagógica puntera en la época, que aplicó Benaiges con sus pequeños alumnos de Bañuelos de Bureba.

Los niños y su maestro llegaron a editar diez cuadernos sobre diversas temáticas, como los zuecos, estampas del pueblo y el mar, que ninguno de sus alumnos conocía, unos cuadernos en los que los pequeños expresaron sus opiniones y sentimientos.

De hecho, poco antes de ser asesinado y enterrado en una fosa común en los montes de La Pedraja, Benaiges prometió a los niños que les llevaría a ver el mar en su pueblo natal, Mont-roig del Camp (Tarragona), en el verano del 36, una promesa que no pudo cumplir.

Durante años, el trabajo de Benaiges no se recordó en España, pero su obra no cayó en el olvido y uno de sus amigos, el también docente Patricio Redondo, siguió evocándolo durante muchos años en su exilio en México.

En concreto, Redondo ejerció en la escuela de San Andrés Tuxtla (Veracruz, México), donde todos los cuadernos que hicieron sus alumnos con la imprenta llevan el nombre de Freinet, el de José de Tapia -otro maestro del grupo de docentes que impulsó el mismo método en México- y el de Antoni Benaiges.

El libro también reconoce el trabajo de estos jóvenes maestros en la introducción del método pedagógico puntero, que se ensayó por primera vez en una escuela de un pueblo de Lleida y se extendió a otras escuelas rurales que pretendían convertir la imprenta en una nueva herramienta que transformase la relación tradicional entre educadores y alumnos en un escenario más abierto y más libre.

Bernal ha indicado que, además del libro, ha realizado una exposición de 32 fotografías sobre Benaiges y el largo proceso que lleva desde la fosa común al montaje de la muestra, que se puede ver en el Castillo de Montjuïc, de Barcelona, y ahora prepara un documental sobre esta emotiva historia.

El libro ha querido reflejar -dice el fotógrafo catalán- la lucha de los maestros de la II República, que fueron los funcionarios más represaliados durante y tras la Guerra Civil, y cómo la dictadura franquista truncó su labor pedagógica y, en muchos casos, también sus vidas.

http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1369951