Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Comunicados y Documentos de la Federación, Federación Foros por la Memoria

El alcalde Román debe dimitir por su desprecio a las víctimas del fascismo y por sus insultos a los manifestantes

Foro por la Memoria de Guadalajara, | 16 abril 2013

Árbol tricolor GuadalajaraAnte las desafortunadas declaraciones del alcalde y diputado por Guadalajara, Antonio Román

 

 

Comunicado del Foro por la memoria de Guadalajara. 16 de abril de 2013

Ante las desafortunadas declaraciones del alcalde y diputado por Guadalajara, Antonio Román en las que tilda de fascistas y totalitarios a los ciudadanos que estos días manifiestan su rechazo a los desahucios, ocupando pacíficamente la vía pública para protestar frente a los diputados que olvidando sus obligaciones de servir al bien público legislan a favor de los mismos bancos que han arruinado el país y condenan a miles de familias a vivir en la calle, el Foro por la memoria de Guadalajara desea recordar lo siguiente:

1º Guadalajara es una ciudad que fue bombardeada por la aviación nazi en más de una veintena de ocasiones entre 1936 y 1939, causando decenas de víctimas mortales y centenares de heridos. Nuestra ciudad fue incendiada y sometida al terror nazi por unidades de la Luftwaffe del III Reich puestas por Adolfo Hitler al servicio de las fuerzas sublevadas contra la República española. No es una imagen literaria ni una licencia expresiva, fueron nazis literalmente los que atacaron nuestra indefensa ciudad. Antonio Román debería, como alcalde de una ciudad bombardeada literalmente por los nazis, haber desautorizado públicamente las palabras de la señora Cospedal, quien usó tan frívolamente la palabra nazi para insultar a simples ciudadanos ejerciendo un derecho de protesta.

2º Guadalajara fue invadida por tropas fascistas italianas el 29 de marzo de 1939, primeras fuerzas que ocuparon nuestra capital tras la derrota militar de la República Española. Nuestra ciudad sufrió así esta humillación añadida para hacer así hacer olvidar el arrojo y la gallardía de los soldados y el pueblo que en 1937 habían combatido con éxito en nuestra provincia a las tropas de Mussolini.

3º Guadalajara quedó sometida tras la derrota al totalitarismo nacional-católico, la variante española del totalitarismo, palabra inventada por el diputado socialista italiano Amendola, exilado en París en 1925, para definir la naturaleza del régimen de Mussolini y aceptada por él y por el propio Franco públicamente. Bajo las banderas del nacional-catolicismo fueron asesinadas en Guadalajara más de 1400 personas en los años posteriores a la guerra, sin que una sóla palabra de condena a estos hechos haya salido de su boca, excepto el ultraje continuo a las víctimas.

4º Guadalajara cuenta con casi un centenar de deportados y muertos en los campos de exterminio nazis, sin que su recuerdo sea respetado ni tenido en cuenta.

Ante estos hechos, la actuación del diputado y alcalde del PP por Guadalajara Sr. Román, ha sido la del más absoluto desprecio e impiedad hacia las víctimas del fascismo y el nazismo en Guadalajara, negando incluso el permiso administrativo municipal para colocar en la fosa de las víctimas placas con el nombre de los asesinados. Antonio Román ha ordenado la violación de una parte de la fosa de las víctimas y destruido así pruebas de los crímenes del franquismo, arrojado desprecio y olvido a sus victimas. Antonio Román ha defendido igualmente que en las calles de Guadalajara se sigan manteniendo homenajes a personajes como es el caso del golpista Boixareu Rivera, del que expresamente se ha declarado defensor al mantener a toda costa su nombre en una importante plaza de la capital y a quien ha renovado su homenaje público como”Hijo predilecto Presente” de la ciudad de Guadalajara. Antonio Román pertenece a un partido, el Partido Popular, que se ha negado sistemáticamente a condenar los asesinatos y crímenes de lesa humanidad cometidos por el régimen franquista, que defiende la legalidad de sus tribunales, sentencias y ejecuciones infames, que sigue con su actuación o inacción rindiendo homenaje a los golpistas y a los que vistieron voluntariamente el uniforme del III Reich en la Division Azul. Antonio Román, con su voto como diputado en las Cortes y en el ayuntamiento ha defendido estas infamias a las víctimas del nazi-fascismo y de la dictadura totalitaria y criminal nacional-católica, sostiene con su voto un gobierno con miembros de la secta conocida como Opus Dei colaboradora y cómplice de la dictadura al máximo nivel, y apoya con su voto las políticas antisociales que están llevando a la miseria a nuestros compatriotas. Pese a votar eso en las Cortes, Antonio Román muestra su miedo a dar la cara ante la población cuando en la calle, públicamente se le afea su conducta y se denuncia su hipocresía. La respuesta del Antonio Román es llamar fascistas a quienes protestan por el expolio de sus casas y el doble rasero para banqueros corruptos respecto de familias necesitadas. Comprendemos que tenga problemas morales a la hora de explicar su actuación en las Cortes y en el ayuntamiento. Criticar como fascista a alguien cuando se defiende en la práctica al fascismo y se condena a sus víctimas solo tiene un nombre: hipocresía y miseria moral.

El Foro por la Memoria de Guadalajara hace un llamamiento a todas los ciudadanos que participan de valores democráticos y antifascistas a expresar públicamente su rechazo a las medidas antisociales de este gobierno apoyado por el voto de Antonio Román. Consideramos impresentable la presencia de Antonio. Román en la alcaldía de Guadalajara, ciudad cruelmente golpeada por el nazismo y que no se merece tener a un ignorante y a un hipócrita de tal magnitud en nuestra representación. El PP de Guadalajara está demostrando el absoluto fracaso de la transición al pretender basar el sistema democrático en la reinserción como demócratas de los herederos ideológicos  del franquismo, como es el caso del propio Antonio Román, quien jamás ha condenado la participación activa de un pariente suyo directo en la Junta golpista de 1936.

Solicitamos:

La dimisión de Antonio Román como alcalde por sus insultos a los manifestantes y por el desprecio a la ciudad mártir de Guadalajara, bombardeada por los nazis,

Exigimos la autorización para poner placas con los nombres de las víctimas en la Fosa común del cementerio y la preservación de los restos de la fosa violada por orden municipal para construir sepulturas de pago.

Apoyamos las movilizaciones ciudadanas en defensa del derecho constitucional a la vivienda y a una vida digna, y las expresiones de descontento que se realizan en la vía pública para afear su conducta a los que con su voto condenan a familias enteras a la miseria.

Llamamos a todas las fuerzas políticas y sociales de Guadalajara a converger en un gran frente contra los recortes, los desahucios y el saqueo de lo público que permita la derrota de los corruptos y de quienes les apoyan en el ayuntamiento y en las Cortes.

Foro por la Memoria de Guadalajara, 16 de abril de 2013

http://www.memoriaguadalajara.es/