Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

La guerra en 200 páginas

El Periódico, | 19 abril 2013

espana-partida-en-dos_978849892468811Julián Casanova integra por primera vez en una historia del conflicto español las investigaciones más recientes sobre la represión y la ayuda extranjera

 

El historiador Julián Casanova integra por primera vez en una historia breve y divulgativa del conflicto español las investigaciones más recientes sobre la represión y la ayuda extranjera

PUBLICACIÓN DE ‘ESPAÑA PARTIDA EN DOS’

ERNEST ALÓS. BARCELONA

Las clásicas historias de la guerra civil en formato breve y divulgativo (las de Hugh Thomas, Paul Preston, Gabriel Jackson…) han envejecido. Les han seguido otras obras más centradas en el antes negligido aspecto militar, como las de Beevor y Pérez Reverte, o multitud de monografías que, en las últimas dos décadas, a base de investigar en archivos, exhumar testimonios de las víctimas y debatir sobre la memoria histórica, han renovado la información disponible sobre la intervención internacional, el papel de la Iglesia y la represión en ambos bandos. En este panorama queda un vacío que intenta llenar Julián Casanova con España partida en dos (Crítica): una historia de la guerra civil en 200 páginas que integra por primera vez las aportaciones de los Viñas, Raguer, Moradiellos, Miralles, Espinosa, el propio Casanova…

El libro, de hecho, es la traducción de un título publicado el año pasado en el Reino Unido. ¿Un libro pensado inicialmente para un lector no español no necesitaría una adaptación? Casanova no lo cree: en su opinión, la mayor parte de los españoles, por no hablar de los estudiantes de secundaria y universidad, son también «extranjeros» respecto a su propio pasado. «Hay varias generaciones cuya información sobre la guerra civil depende más de los afectos familiares y de la propaganda que de la educación», lamenta el catedrático de Zaragoza.

Pero a la ignorancia cabe añadir el falseamiento, especialmente el de los pseudohistoriadores revisionistas, «los voceros neofranquistas». «Es falso que inevitablemente fuese a llegar una masacre, que la política española durante la república no fuese democrática, que la guerra empezase en 1934…»

En un libro de estas dimensiones «no hay grandes descubrimientos», advierte, pero sí se reflejan las últimas investigaciones. Entre los tópicos a desmontar, la sumisión de Negrín a la URSS, el papel del Ejército («no estaba unido: hubo guerra civil no solo por la resistencia popular sino precisamente porque gran parte del Ejército y las fuerzas de seguridad no secundaron el golpe») y la especificidad del caso español («todas las repúblicas creadas en Europa el periodo de entreguerras cayeron por el avance de los totalitarismos»)…

La guerra lenta

Casanova, eso sí, sigue sosteniendo la teoría del interés de Franco por una guerra lenta, de exterminio del adversario. E, historiador del anarquismo, pide que la mítica republicana no oculte el papel represivo sobre las otras fuerzas de izquierdas de los comunistas, en la línea, una vez más, de lo que estaba sucediendo en todo el continente.

Por cierto, ¿qué opina Casanova sobre la más reciente y al mismo tiempo eterna polémica, la responsabilidad de Santiago Carrillo en las ejecuciones de Paracuellos? «Evidentemente tiene un papel en Paracuellos, y después lo cambia y reinventa. En un contexto como el sitio de Madrid, Carrillo creía en la aniquilación del adversario».

http://www.elperiodico.com/es/noticias/ocio-y-cultura/guerra-200-paginas-2365891