Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Memoria / Reconciliación

Francisco Pimentel. La Voz de Ronda, 06.04.2013 | 8 abril 2013

rondaLa Memoria Histórica y Democrática es necesaria y tiene un objetivo claro: cerrar las últimas heridas de la guerra civil

 

MEMORIA/RECONCILIACIÓN

Los objetivos y fines primordiales de la Asociación Memoria Histórica de Ronda son la rehabilitación pública y solemne de las víctimas de la Guerra Civil, recuperación e identificación de sus restos y entrega a sus familiares para que tengan un lugar de enterramiento digno acorde con la sociedad en que vivimos y por la que dieron su vida, divulgación de los valores y principios democráticos, defensa de la libertad, la igualdad y la solidaridad entre todos los seres humanos y sus pueblos. La actuación y colaboración ante el Ayuntamiento de Ronda y los Ayuntamiento de su comarca y las administraciones autonómicas y estatal para solicitar los apoyos, ayudas y recursos necesarios para llevar a cabo los objetivos propuestos. La creación de un centro de atención e información para todos los familiares y personas que necesiten o requieren algún documento o gestión de las instituciones, donde además se puedan celebrar foros, conferencias y actos culturales sobre la memoria histórica y la situación social y cultural de actualidad.

Verdad, Justicia y Reparación son las tres premisas que fundamentan esos objetivos y fines, que acordadas por todos los países en la ONU son uno de los pilares sobre los que se asienta el mundo surgido después de la segunda guerra mundial, el mundo en el que vivimos. Las circunstancias españolas son peculiares y mientras en todo el mundo el fascismo era derrotado y daba paso a una forma de pensar libre y democrática, en España teniamos que soportar una criminal y torpe dictadura que sobrevivía por su avasallamiento y entrega de nuestro suelo al imperialismo.

Dictadura que se diga lo que se diga tenía muy pocos partidarios y conforme iba pasando el tiempo engañaba a menos gente, a tal punto que en Febrero de 1956 empezó a circular por Madrid un manifiesto firmado por universitarios y conocidos intelectuales que pedían un Congreso Nacional de Estudiantes para crear una organización estudiantil que no fuera de la Falange. A las provocaciones y amenazas con que ésta acogió el manifiesto respondieron los universitarios con huelgas y manifestaciones. Esos sucesos pusieron de relieve la crisis política del régimen dictatorial y comenzaba el proceso de formación de nuevos partidos burgueses, liberales, monárquicos, cristianos, que se esforzaban en comprender y defender las aspiraciones de los trabajadores. Esto significaba que ya no era la guerra civil la divisoria entre vencedores y vencidos, era la que había hecho la dictadura franquista durante diecisiete años de dominación, en el curso de los cuales la mayoría de los españoles que habían combatido al lado de Franco sufrieron también el despotismo de la oligarquía financiera y terrateniente.

En base a estos cambios el Partido Comunista, en la clandestinidad, formuló una política de reconciliación nacional basada en la posibilidad de entendimiento para la lucha contra la dictadura entre fuerzas que veinte años antes habían combatido en campos opuestos. Era una propuesta para suprimir la dictadura sin pasar por una nueva guerra civil. Esta política de Reconciliación Nacional representaba el compromiso entre la clase obrera y otras clases y sectores sociales, a fin de sustituir la dictadura franquista por un régimen de libertades cívicas sin un nuevo período de luchas sangrientas y guerras intestinas. Para lograrlo era fundamental forjar la unidad del pueblo frente a la oligarquía financiera, de manera que ésta no pudiera jamás recurrir a la violencia ni enfrentar de nuevo a una parte del pueblo contra otra.

Ahora la Memoria Histórica y Democrática es necesaria y tiene un objetivo claro: cerrar las últimas heridas de la guerra civil que siguen abiertas en nuestros corazones y en nuestras mentes para lo que es indispensable recuperar a todos nuestros familiares que están en fosas comunes o cunetas recuperando al mismo tiempo su dignidad y también la nuestra, deshaciendo el ovillo de mentiras y falsedades acumuladas, mediante la verdad, la justicia y la reparación.

 

Francisco Pimentel

Asociación Memoria Histórica de Ronda

asociacionmemoriahistoricaronda@yahoo.es