Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

“El homenaje a la División Azul fue un acto insultante hacia las víctimas del nazismo”

La Marea, | 23 mayo 2013

_PrLaMareaEntrevista al portavoz de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), Juan Antonio Delgado

 

 

BERTRAN CAZORLA Y MIQUEL RAMOS  |  23/05/2013

Juan Antonio Delgado, portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), critica duramente el reconocimiento de la delegada del gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, a la División Azul en el cuartel de Sant Andreu de Barcelona durante la conmemoración del 169 aniversario de la creación del cuerpo.

La Guardia Civil ha confirmado que premió la Hermandad de Combatientes de la División Azul. ¿En qué consiste exactamente un premio de esta clase? ¿Quien decide otorgarlo y qué cfriterios lo regulan?

Teníamos conocimiento que en estos días se iba a celebrar en todas las unidades de la Guardia Civil el 169 aniversario de su creación, pero nuestra sorpresa ha sido cuando hemos visto este acto de Barcelona. Hasta ahora no se había celebrado esta fecha, y parece que se entregó un diploma a las organizaciones asistentes al acto. Nosotros desde AUGC no estamos a favor de tanto desfile, que es un derroche de dinero público que pagan todos los ciudadanos, y mucho menos con estos gestos insultantes y humillantes para las víctimas del nazismo. Desfilamos el día de la hispanidad, el día de la virgen del Pilar por ser la patrona del cuerpo, el día de las fuerzas armadas, aun cuando los guardias civiles no pertenecemos a las Fuerzas Armadas Españolas tal y como dice la Constitución, y ahora a alguien a quien, por si fuera poco, se le ha ocurrido que también celebramos y desfilamos el día de la fundación de la Guardia Civil, es decir, una media de un desfile cada tres o cuatro meses.

Han pedido ceses de mandos y que se investigue el homenaje a la División Azul. ¿Han recibido alguna respuesta por parte del Ministerio del Interior?

No hemos recibido ninguna respuesta, pero lo debíamos decir. Cuando tuvimos conocimiento reaccionamos rápida y contundentemente. Hemos pedido en primer lugar que se abra una investigación por parte del Ministerio del Interior, para saber con exactitud quién ha organizado y promovido este humillante acto y como es lógico exigimos que se depuren responsabilidades. Nos parece un acto insultante hacia las víctimas del nazismo, un acto que además ensucia gravemente nuestra imagen. Desde luego, el papel de una policía en un estado democrático debe ser precisamente lo contrario, perseguir y combatir el racismo y la intolerancia en todas sus vertientes y nunca homenajearlo. Es preocupante, sobre todo ahora que estamos observando el auge en todo Europa de partidos y organizaciones de clara ideología nazi.

Cree que este reconocimiento del cuerpo a la División Azul, ¿es un hecho puntual, o sintomático de elementos nostálgicos que todavía no se han depurado?

Este acto se ha celebrado en todas las provincias del Estado, lo que pasa es que el acto de Barcelona ha sido la nota más amarga. Mire, la Guardia Civil es un cuerpo que ha sobrevivido en dictaduras y repúblicas. Pero fue, sin duda, la etapa de la dictadura militar franquista la que más mal hizo al cuerpo. Hace falta empezar recordando que durante la Guerra Civil un buen número de guardias civiles se mantuvo fiel a la República, en el caso de Barcelona lo fue la guardia civil al completo, también estos guardias civiles fueron fusilados como el resto de ciudadanos que apoyaron al gobierno democrático y legítimo. Acabada la guerra, Franco estuvo a punto de disolver el cuerpo como respuesta por el apoyo que miles de guardias civiles dieron a la República. De hecho, el apoyo de la Guardia Civil al gobierno legal, en Barcelona, Valencia y Madrid, entre otras ciudades, supuso un importante freno a los fascistas, pero después, altos mandos fueron convencidos para llevar a término un plan de remilitaritzación de la Guardia Civil, que consistió en introducir en el cuerpo a tres mil alférez procedentes del ejército de tierra, imponiendo un duro régimen militar y utilizándola como la policía represora del régimen. Esta ha sido sin duda, la etapa más negra del cuerpo, pero esto ya es historia que la mayoría de los agentes que pertenecemos al cuerpo no lo hemos vivido.

¿Y hoy en día?

Hoy, los guardias civiles somos un reflejo de la sociedad, hay de todo, pero en su mayoría está compuesto por personas comprometidas y solidarias, aunque también hay garbanzos negro. Precisamente con esta intención nació AUGC, para luchar contra la corrupción dentro del cuerpo y para democratizar, modernizarlo y convertirlo en un cuerpo policial del siglo XXI, dónde también sus trabajadores tengan los mismos derechos que el resto de ciudadanos de este país, nada más y nada menos.

¿Hay algún tipo de formación para los agentes sobre derechos humanos y historia? ¿Que echa de menos por formar los agentes en estos campos?

Hace veinte años en la academia de guardias civiles, más del 40% de la formación era sobre temas militares, se formaba más para ser soldado que para ser policía, materias que después un agente no necesitaba en su servicio diario, pero era una forma de mantener el carácter militar. Hoy en día, este porcentaje ha bajado considerablemente, aun cuando no acaba de suprimirse al completo, que seria lo ideal y lo que nosotros defendemos. Se han introducido otras materias, como por ejemplo la normativa de derechos humanos, aunque hace falta decir, que se hace muy de pasada. Hemos pedido, además, que se introduzca formación de cuestiones básicas como primeros auxilios, idiomas, cursos sobre extinción de incendios, etc. algo más real con lo que se va a encontrar un agente al salir de la academia. Cuanto mejor preparada esté una policía, mejor será el servicio a sus ciudadanos.

¿Qué tipo de formación sobre memoria histórica se hace en el cuerpo?

Ninguna, a la academia no se da ninguna asignatura que tenga que ver ni con historia ni con memoria histórica. Creo que sería muy necesario introducir una asignatura dónde estuvieran recogidos estos temas. Nosotros como organización si hemos realizado algunos actos en colaboración con algunos ayuntamientos de homenaje a los guardias civiles republicanos y poco más. Creo que es una cuenta pendiente que tiene la Guardia Civil.

Como sindicato policial, ¿sufren presiones de los altos mandos o de Gobierno por críticas de este tipo?

Da la casualidad que en estos momentos estamos en plena campaña electoral para elegir a los componentes que compondrán el Consejo de la Guardia Civil. Precisamente unos días antes de este acto, fueron sorprendidos altos mandos arrancando la propaganda electoral de AUGC… Nuestros inicios fueron muy duros y difíciles: compañeros encarcelados y expulsados del cuerpo, expedientes por faltas muy graves con arrestos. Cualquiera puede consultar a Internet la conocida Operación Columna, orquestada desde las altas instancias para aniquilar el que fue el SUGC (Sindicato Unificado de Guardias Civiles), y le estoy hablando de los años 90, no de hace medio siglo. Todo valía por sacarnos de en medio, pero aguantamos heroicamente…

¿Cuál es la fuerza de la AUGC actualmente?

Hoy AUGC es la mayor organización representativa en el colectivo de trabajadores de la Guardia Civil, con 33.000 afiliados y afiliadas, es decir, dos de cada tres agentes es afiliado nuestro, tenemos presencia en todas las unidades del cuerpo y todas las especialidades, estos datos son muy positivo, ilusionantes y fruto del esfuerzo de muchos años de trabajo. Es cierto que todavía no tenemos afiliados en la escalera de generales, y creo que todavía nos costará, pero es cuestión de tiempo. Todavía hoy es difícil ser representante de AUGC: se nos sigue aplicando duramente el régimen disciplinario por ejercer nuestra tarea como organización. Si das una rueda de prensa o entrevista, tienes una alta probabilidad que te expedienten, pero hace falta hacerlo. Como dato, desde 2004 hasta ahora, nuestros dirigentes han recibido en total de casi 300 expedientes disciplinarios, inclusivamente tres expulsiones del cuerpo, el 99% por hacer uso de la libertad de expresión o sea por dar ruedas de prensa. Nuestras principales reivindicaciones son la desmilitarización del cuerpo y la derogación del Código Penal Militar. Tenemos un largo camino por delante, no es fácil, pero somos conscientes de que estamos cargados de razones y que tenemos un importante apoyo de la sociedad y esto nos anima.

Qué sentido tiene la Guardia Civil en el siglo XXI existiendo un cuerpo como la Policía Nacional?

No tiene sentido tener un cuerpo policial de carácter militar, al cual se le aplica las Reales Ordenanzas y el código penal de las Fuerzas Armadas y casi toda la normativa militar. En realidad lo que esconde el carácter militar de la Guardia Civil es una policía barata y obediente, trabajadores con pocos derechos, mal remunerados y con una férrea disciplina. En Europa solo hay cuatro estados (Portugal, Francia, Italia y España) que mantienen policías militares, el reto tiene cuerpos civiles, que es lo correcto en los estados democráticos. No obstante, creo que la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía acabarán por convertirse en un solo cuerpo, es una necesidad perentoria. De hecho hace unos meses, AUGC y SUP (las organizaciones mayoritarias de los dos cuerpos), presentamos de manera conjunta lo que hemos denominado, el modelo policial del siglo XXI, que consiste precisamente en la unificación de los dos cuerpos como eje fundamental del modelo que proponemos. Por poner un ejemplo, con el modelo actual, España es el Estado de la Unión Europea con la mayor ratio de policías: 5,3, enfrente del 3,2 de la UE. Estamos muy por encima de la UE, EEUU, Canadá, Japón… Sólo para ponernos a la misma altura que Alemania, a España le sobrarían 75.000 policías, esto comportaría un ahorro de unos 4.000 millones de euros, que es lo mismo que ha supuesto quitar la paga extra a los funcionarios, o los recortes en educación.

http://www.lamarea.com/2013/05/23/juan-antonio-delgado/