Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

El lenguaje y los símbolos

Wenceslao López. La Nueva España, 14.05.2013 | 15 mayo 2013

Oviedo Tejeiro asesinoUna reflexión sobre los monumentos franquistas

 

 

Wenceslao López Secretario general de la AMSO-PSOE

Estos días, el Ayuntamiento de Oviedo, de la mano de Foro y del PP, se ha empeñado en transportarnos al más negro pasado. Aún recuerdo cómo en el mes de mayo de 1979, a los cuatro días de tomar posesión la primera Corporación democrática del Ayuntamiento de Oviedo, como portavoz de los socialistas ovetenses presenté varias propuestas para solicitar que se retirasen del Ayuntamiento todas las placas que hacían honores a la Guerra Civil y a los vencedores de un golpe de Estado cuya dictadura duró cuarenta años.

Solicitábamos que se retirase el monumento a los caídos de la plaza de España, el de la plaza de Liberación, la Cruz de los Caídos de la Catedral, que se incluyesen entre los cuadros de los alcaldes fallecidos los de Félix Miaja y López Mulero, que habían sido alcaldes de Oviedo en 1931 y en 1936, y que se cambiase la denominación de muchas calles de Oviedo que hacían honores a militares franquistas.

Hoy, treinta y cuatro años después, todavía algunos de esos monumentos están ahí, contando la historia a la manera de la dictadura, cuidados y engalanados por el Ayuntamiento de Oviedo con los impuestos de todos los ovetenses.

No se trataba de ser revanchistas, ni tan siquiera de pedir cuentas, sino simplemente de poner desde el primer día muchas cosas en su sitio, del cual nunca se debían haber movido.

Es preocupante y para meditar sosegadamente que más de 70 años después, en una corporación democrática, dos partidos políticos como PP y Foro, todavía pongan dificultades para erradicar la cultura fascista. Una cultura que en Oviedo aún hoy está presente en el lenguaje y en los símbolos, a pesar incluso de la ley de la memoria histórica.

No es ninguna broma el doble simbolismo que representa la plaza de la Liberación, acompañada de la estatua de un agresivo militar, para conmemorar por donde entraron en Oviedo las tropas que se habían rebelado contra el Gobierno democrático. Así se escribió la historia, los golpistas nos la contaron adquiriendo el estatus de libertadores, y ahí sigue todavía hoy la historia contada por los vencedores, usando en este caso el lenguaje y los símbolos.

http://www.lne.es/oviedo/2013/05/14/lenguaje-simbolos/1411715.html