Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

¿Podemos extraer alguna lección de la condena de Ríos Montt?

Gerardo Rivas. El Plural, 13/05/2013 | 14 mayo 2013

_PrElPlural“¿Alguien piensa que eso sucedería igual en España? Pues no, al revés”

GERARDO RIVAS |

Leo en la sección de Internacional de Elpaís.com que un tribunal penal de Guatemala ha condenado este pasado viernes al exdictador José Efraín Ríos Montt a 80 años de cárcel por genocidio y crímenes contra la humanidad perpetrados por el Ejército entre 1982 y 1983. Durante el juicio -sigo leyendo en este periódico digital- “los testimonios más aterradores fueron los presentados por 16 mujeres víctimas de violaciones masivas y reiteradas por parte de la tropa, con agravantes de crueldad como que los actos fueran ejecutados delante de sus maridos, hijos pequeños y en algunos casos delante la comunidad entera, como advertencia de lo que podría ocurrirles a los campesinos que decidieran colaborar con la guerrilla”.

Aquí en España entre el 11 de enero y el 10 de febrero de este año se realizó en el  Ateneo de Madrid una exposición con el nombre ‘Mujeres bajo sospecha. Memoria y sexualidad’ en el que se analizaba el papel de la mujer desde la II República hasta la Transición prestando especial atención a la doble represión que el régimen de Franco ejerció sobre ellas por “rojas” y por “liberadas”.

Efectivamente, en relación con la tortura y persecución de las mujeres republicanas Raquel Osborne, doctora en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid y una de las comisarias de esta exposición, manifestaba lo siguiente: “Rapadas al cero para censurar su “libertinaje” y purgadas con aceite de ricino para depurar su “alma tóxica”, miles de mujeres fueron exhibidas por las calles y plazas del país durante los años de guerra civil y posguerra. El castigo del franquismo sobre las mujeres fue doble. Por “rojas” y por “liberadas”. La dictadura exigió a las mujeres un exceso de virtud que encarnara un modelo de decencia y castidad que limpiara la degradación moral republicana (…) La forma de castigar al hombre era el exterminio. Se fusilaba a gran parte de los hombres de una población, por ejemplo. Con la mujer se buscaron castigos más ejemplares. En lugar de ir a por todas, se castigaban a unas pocas de manera pública. La exposición pública del rapado o del ricino marcaba a las mujeres por vida. Un método devastador y efectivo”.

Volviendo a la noticia de la condena del exditador guatemalteco, un lector de Elpais.com, cuyo nick responde a  el_duende, hace sobre ella la siguiente reflexión: “¿Alguien piensa que eso sucedería igual en España? Pues no, al revés. Aquí los altos cargos no pueden ser juzgados. Lo hacen todo con total impunidad. Y si alguien intenta juzgarlos, se le aparta de la carrera judicial. Aquí Franco murió en la cama y aclamado por muchos españoles. Y sus sucesores copando todos los cargos de poder: gobiernos, ayuntamientos, juzgados, empresas, etc. Y es que España no ha salido aún de la prisión en la que se nos metió. Es como cuando un secuestrador te secuestra, y te hace todo tipo de vejaciones y tú te quejas por ello, pero cuando tienes la oportunidad de salir afuera, no sales por miedo a lo que pueda haber afuera y porque te has acabado familiarizando con tu secuestrador.”

Por último, el pasado jueves Amnistía Internacional, ante la actitud obstruccionista del Gobierno español, le ha instado a que no dificulte la investigación de la jueza argentina María Servini sobre los crímenes del franquismo y, por su parte, Izquierda Unida, ha manifestado que “da la impresión” de que el Ejecutivo del Partido Popular quiere “exportar” a Argentina las “dificultades e impedimentos” con las que se ha encontrado en España cualquier colectivo que ha tratado de que la Justicia investigara los referidos crímenes.

Hasta aquí la noticia de la condena de un exdictador por genocidio y crímenes contra la humanidad, las manifestaciones de una doctora en Sociología por la Universidad Complutense, la reflexión de un anónimo lector de Elpais.com y la solicitud de Amnistía Internacional al Gobierno español. Y a partir de aquí …  ¡juzguen ustedes mismos!

Gerardo Rivas Rico es licenciado en Ciencias Económicas

http://www.elplural.com/2013/05/13/podemos-extraer-alguna-leccion-de-la-condena-de-rios-montt/