Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Falange y el pasado

José Luis Ledesma. Heraldo de Argón, 11-06-2013 | 13 junio 2013

COL3246_2Da igual que un sinfín de tesis, libros e historiadores hayan demostrado documentalmente lo que ya se sabía

 

 

LA historia, se dice, es demasiado importante para dejarla solo en manos de los historiadores. Que la escriban también literatos, cineastas, periodistas, asociaciones de memoria, etc., indica pluralismo y la enriquece. Pero a veces surge la duda de si todo lo que se dice y escribe vale lo mismo.

El 22 de marzo de 2012, el periodista Gerardo Rivas publicaba un artículo en ‘www.elplural.com’ sobre la exclusión de Garzón de la judicatura en el que decía de pasada que Falange tiene «un amplio historial de crímenes contra la humanidad». Quizá no sorprenda que esa organización se querellara por «menoscabo al honor» y por imputarle delitos «con temerario desprecio hacia la verdad». Lo inaudito es que un juez haya admitido a trámite la denuncia y citado al periodista como imputado.

Supongo que será solo una estrambótica salida de tono jurídica, pero varias cosas llaman la atención. La primera es el desprecio con que se trata a la investigación histórica. Da igual que un sinfín de tesis, libros e historiadores hayan demostrado documentalmente lo que ya se sabía: que Falange y el Ejército protagonizaron la violencia franquista. Un juez acepta que escribirlo no quede amparado por la libertad de expresión y que pueda ser delito por faltar a la    ‘verdad’. La segunda es la dureza que sigue usándose al encarar públicamente esa represión.  Se diría que son avisos para navegantes: hubo uno sonado contra Garzón cuando trató de investigarla; ahora hay otro contra un periodista y, si la cosa prospera, la barra libre podría alcanzar a los historiadores que llevan más de dos décadas estudiándola.

Y la tercera es la peculiar gestión judicial de nuestro pasado. Con más o menos acierto y éxito, países como Alemania, Francia, Argentina, Chile o Sudáfrica han fiscalizado lo peor de sus pasados traumáticos. En algunos, es figura delictiva negar violencias como el Holocausto. Aquí no es delito negar la represión franquista, pero puede serlo afirmar que participó en ella su principal brazo polí tico ejecutor. Si alguien pudo temer una judicialización del pasado a la española, puede estar tranquilo.

Haremos la risa ante el mundo, pero siempre estará algún triunfo deportivo para mostrar lo modernos que somos.

http://prensa.unizar.es/noticias/1306/130611_z0_4.pdf