Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

La Fiscalía húngara acusa a un nazi de 98 años de deportar a 12.000 judíos

El País, | 19 junio 2013

László-Csatáry-nazi1Comandó desde mayo de 1944 un campo de concentración en el gueto de Kassari

 

 

Llegó a liderar la lista de los criminales nazis más buscados por el Centro Simon Wiesenthal

AFP Hungría 18 JUN 2013

Lajos Laszlo Csatary, de 98 años, ayudó supuestamente en la deportación de 12.000 judios húngaros de un gueto en 1944, durante la Segunda Guerra Mundial. De eso, al menos, es de lo que ahora le acusa la Fiscalía de su país, Hungría. Su portavoz, Bettina Bagoly, ha asegurado que la Justicia tiene 90 días para comenzar el juicio.

Los fiscales aseguran que Csatary, que ha estado bajo arresto domiciliario durante un año, comandó, como jefe de la Policía Real Húngara, un campo de concentración en el gueto de Kassa, entonces ciudad húngara y que hoy, con el nombre de Kosice, pertenece a Eslovaquia. La población judía de la ciudad fue apiñada en un gueto tras la invasión alemana, ocurrida después de que el gobernante fascista, el almirante Miklós Horthy, fuese depuesto por Hitler. Lucía Kollarova, portavoz de la Federación de Comunidades Judías del país asegura que la organización prefiere que el acusado sea extraditado a Eslovaquia.”No creemos que sea sentenciado debido a su edad”.

Csatary llegó a liderar la lista de los criminales nazis más buscados por el Centro Simon Wiesenthal, que ha mostrado su satisfacción ya ha dicho que se envía “un mensaje importante, que la gente como Csatary son delincuentes y no héroes patrios”. Asimismo, el antiguo agente de policía fue juzgado en ausencia en 1948 y un tribunal checoslovaco lo condenó a muerte, aunque posteriormente la Justicia eslovaca conmutó la pena a cadena perpetua. Las autoridades eslovacas, no obstante, no han pedido a Hungría la extradición.

Tras la guerra Logró evadir a las autoridades y se marchó a Canadá, país en el que trabajó en el negocio del arte y cuya ciudadanía, que le había sido concedida, le fue retirada en los años 90. Después de aquello volvió a Budapest, donde ha estado viviendo tranquilamente hasta que, hace dos años, la Justicia empezó a investigar su caso. El diario británico The Sun ayudó a que se despertará el interés por su caso tras seguir la pista del anciano y publicar una fotografía suya en julio del pasado año.

En los últimos años se han producido casos semejantes, como el de John Djemanjuk, muerto en un asilo el año pasado y que fue deportado de EE UU en 2009 y sentenciado en Alemania, en 2011, a cinco años de prisión por su complicidad en 28.000 asesinatos.

En el veredicto contra Djemanjuk se estableció que el hecho de haber trabajado en un campo de exterminio era ya motivo de complicidad en el cargo de asesinato, algo sin precedentes en Alemania y que abrió la puerta a otras 50 investigaciones de presuntos exguardias de Auschwitz.

El mes pasado fue arrestado en Alemania un antiguo guardia de dicho campo de exterminio y a quien el Centro Simon Wiesenthal identificó como Hans Lipschis, de 93 años, quien dijo a las autoridades que su labor por aquel entonces fue la de cocinero, no guardia.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/06/18/actualidad/1371574508_574913.html