Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

La fuga del silencio y el olvido

El Correo.com, 26.06.13 | 27 junio 2013

Los_fugados_del__5192580f67375‘Los fugados del Fuerte de Ezkaba’ rememora uno de los mayores intentos fallidos de fuga de un penal español en su 75 aniversario

 

 

FUGA DEL FUERTE DE EZKABA/SAN CRISTÓBAL

MARÍA CARRERA | LOGROÑO |

El libro de Fermín Ezkieta recoge la historia de seis riojanos que se fugaron de Ezkaba

El 22 de mayo de 1938, 795 presos republicanos se fugaron del fuerte de Ezkaba/San Cristóbal (cercano a Pamplona y a Francia). Solo tres consiguieron alcanzar la frontera. El resto fueron fusilados, 266 en total, o devueltos al fuerte. El resultado de esta evasión también fue adverso para seis riojanos que formaron parte de ella: tres murieron fusilados y los otros tres fueron capturados.

El historiador pamplonés Fermín Ezkieta recrea en ‘Los fugados del Fuerte de Ezkaba, 1938’ una de las mayores fugas carcelarias en Europa y también una de las menos difundidas. Archivos militares, de Instituciones Penitenciarias, de consulados republicanos y el trabajo de campo en la zona han compuesto sus instrumentos de trabajo durante varios años.

Con la Guerra Civil ya avanzada, 795 de los 2.487 presos republicanos del penal de Ezkaba decidieron tomar su control. La mayoría lo hizo por la sombra acechante del hambre y la tuberculosis. El resto, los organizadores, por defender la República y cambiar el curso de la contienda en vísperas de la Batalla del Ebro.

Sin embargo, el plan fracasó, ya que 206 murieron en el intento, catorce fueron fusilados en ese mismo verano y 46 fallecerían en el penal entre 1938 y 1943. Solo tres hombres castellano-leoneses lograron sobrevivir: José Marinero, Valentín Lorenzo y Jovino Fernández. Después de permanecer unos días en Francia, regresaron a Barcelona para luchar en el bando republicano hasta su derrota en 1939. Volvieron al país galo, donde los tres pasaron una temporada en campos de concentración.

Cada uno siguió un destino diferente. En concreto, José Marinero emigró a Méjico para empezar una nueva vida. Así, como relata Fermín Ezkieta, su hija se enteró años más tarde de esa parte del pasado que su padre le quiso ocultar.

Ezquieta apunta que «podría existir un cuarto fugado procedente de Azagra del que no se conoce la identidad y solo se tienen sólidos indicios de su existencia». Al parecer, un hombre procedente de California llegó a Iragi y Urtasun en 1998 asegurando que fue un fugado de Ezkaba y que quería saber qué fue de sus compañeros.

El plan de fuga alcanzó tal magnitud que muchas mujeres que tuvieron relación con los encarcelados fueron detenidas hasta quince meses acusadas de haber ofrecido ayuda y colaboración a los sublevados.

31 riojanos registrados

Entre los registrados en Ezkaba había 31 riojanos. Seis intentaron huir del hambre y la miseria del fuerte: Feliciano Baroja, de Cenicero; Tomás Carcamo, de Santo Domingo; Ramón de Diego, de San Asensio; José Galilea, de Logroño; Esteban Gómez, de Haro; y Leopoldo Aldea, de Agoncillo. Los tres primeros murieron al intentar escapar y los otros fueron devueltos al penal.

Pero la vinculación del fuerte de Ezkaba con los riojanos no acaba ahí. En 1936, Adolfo Fernández, vecino de Alberite y presidente de la Audiencia de Barcelona, fue arrestado y conducido a ese penal. El Diario de Navarra dio cuenta de su captura e informó, por un desliz, de la existencia de esta prisión con la frase «sea bienvenido al fuero».

La prensa oficial solo emitió dos notas, en relación con el suceso, en cuarenta años. Fermín Ezquieta explica que «hubo censura y ocultación por la mala conciencia ante esta masacre». Y añade que «va desapareciendo la tensión entre el ocultamiento y la necesidad de contarlo».

Los derechos de autor del libro se destinarán a la exhumación de cuerpos de fugados que todavía no han sido recuperados. Una manera de mantener viva la memoria de estos olvidados durante 75 años.

http://www.elcorreo.com/alava/v/20130626/rioja/fuga-silencio-olvido-20130626.html