Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Alicante

Felipe Alcaraz. Mundo Obrero, 22/07/2013 | 23 julio 2013

imagesLa Comisión Cívica de Alicante ha inaugurado este año una gran placa en recuerdo de los que murieron durante el bombardeo de la ciudad por la aviación franquista

 

 

FELIPE ALCARAZ MASATS

El 25 de mayo de 1938 se produjo un bombardeo de la aviación franquista sobre la población civil que compraba en el mercado central de la ciudad, causando más de 300 muertos y un número mucho mayor de heridos. Tras incomprensiones y desprecios de las autoridades durante muchos años, la incansable Comisión Cívica de Alicante ha inaugurado este año una gran placa en recuerdo de los que murieron durante aquella criminal acción. Hacía un día claro. El cielo estaba aquel día de mayo como si le hubieran dado con un estropajo de aluminio. Hacía un día radiante, pero no para un bombardeo.

Algunas víctimas, desde la atalaya de sus más de 90 años, contaron este mayo de 2013 sus avatares de entonces. Uno de ellos cayó al suelo, notó un peso raro, recogió las tripas que se la habían salido y salió corriendo de la plaza y de la trepanación de los motores asesinos. Otro fue sepultado por el trigo de unos silos reventados; salió de su nicho y se escapó corriendo, después de llenar dos bolsas de trigo, que se llevó porque la vida estaba muy mala entonces.

Desde las alturas del Castillo se ve el recinto del puerto y el camino que siguieron los prisioneros hasta el Campo de los Almendros, que superaban aquel mes de mayo la floración tupidos de hojas; poco tiempo después no quedaba ni una hoja, por el hambre que corría. Al otro lado se divisa la gran llanura que lleva a Albatera, el otro campo, donde fue ingresado, entre otros muchos, Marcos Ana, que poco después logró fugarse y viajar hasta Madrid, donde fue detenido tras una denuncia anónima.

El trabajo de la Comisión Cívica, que se constituyó formalmente en el año 2001 pero qua traía causa de las celebraciones mucho antes en torno a Miguel Hernández, García Lorca y Antonio Machado, es importante. Un ejemplo a seguir, por su dedicación, estabilidad y capacidad de apertura. Tras la colocación de una placa en el Campo de los Almendros, y el monumento –más que una placa-, en el mercado, el trabajo futuro pasa por instalar un monumento, la Paloma de Sempere, en la zona del puerto donde estuvieron los republicanos: estos que veis despeinados y sucios, cabreados y anhelantes, son lo mejor de España (Max Aub).

En los momentos finales de la guerra civil, en aquellos días de marzo y abril de 1939, Alicante, que fue la última sede del gobierno republicano (en una casona cercana a Petrer) se convirtió en la esperanza de salvación de muchos republicados amenazados por la represión franquista, aunque no cupieron todos en el buque Stanbrook. Son momentos claves de nuestra historia. Tan dramáticos y emocionantes como, muchas veces, desconocidos. Por eso es muy importante la tenacidad cívica de comisiones como ésta. Hoy, en el suelo, ante la puerta del mercado de Alicante, hay un monumento cuyas luces, incrustadas en las losas, se encienden cada día a la hora del bombardeo. Se conoce poco la matanza porque no anduvo por allí Picasso (que afortunadamente sí estuvo en Gernika). Son cosas que pasan. Así se pinta la historia.

Publicado en el Nº 262-263 de la edición impresa de Mundo Obrero julio-agosto 2013

http://mundoobrero.es/pl.php?id=2966