Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

La Columna minera de Ríotinto

Juan Miguel Batalloso, | 23 julio 2013

ea50721bHomenaje a estos trabajadores que ofrecieron su vida, hace 77 años, para salvar las libertades y la legalidad y legitimidad de la República

 

 

 

Como cada año es importante contar con la participación del máximo de compañeras y compañeros en los actos organizados por la Asociación Memoria Libertad y Cultura Democrática de Camas. Sumarnos a estos actos unitarios para rendir tributo a aquellos lo dieron todo por la justicia, la libertad y los derechos de todas y todos. Hoy más que nunca, cuando los nubarrones de la involución descargan sobre la clase trabajadora

LA COLUMNA MINERA DE RIOTINTO

Hoy hace exactamente 77 años que un valiente y heroico grupo de mineros, trabajadores y ciudadanos de la Cuenca Minera de Riotinto, ante la llamada del Gobierno de la República Española acudieron en defensa de la legalidad constitucional para hacer frente al criminal y fascista golpe de estado del 18 de julio de 1936 que acabó con la legitimidad republicana y democrática, condenando a nuestro país a una guerra civil y a un periodo de represión y dictadura que ocasionó una tragedia humana de muerte y persecución.

Su generosidad, coraje y firmeza en la defensa de la legitimidad democrática republicana y de los valores de igualdad, libertad y justicia, son hoy para nosotros motivo de admiración, orgullo y profundo agradecimiento, pero también de testimonio y aprendizaje para que nunca más esta historia se vuelva a repetir.

Fueron, aquellos mineros y trabajadores de Nerva, Riotinto, Zalamea la Real, Campillo, Valverde del Camino y San Juan del Puerto entre otros, los que, con la fuerza de sus convicciones éticas y políticas y de su voluntad de compromiso, aquí mismo en este lugar, dieron su vida por la democracia y la libertad. Unos mineros que se habían curtido y formado a partir de enormes sacrificios como consecuencia del sometimiento a unas inhumanas y crueles condiciones de explotación que la empresa minera inglesa Riotinto Company Ltd. impuso y que hoy, no  podemos ni siquiera imaginar. Una empresa minera que desde siglo XIX era la dueña de hacienda, personas, espacios, suelos, subsuelos y recursos de Nerva y Riotinto. Pero que al mismo tiempo habían mostrado también a España y al mundo entero su combatividad en heroicas y arriesgadas huelgas y luchas que siguen constituyendo un ejemplo universal de dignidad, así como un patrimonio moral que forma parte ya, tanto de la identidad de la Cuenca Minera de Riotinto como de la historia del Movimiento Obrero nacional e internacional.

En la noche del 18 de julio de 1936 salieron de Nerva pertrechados con 14 camiones, 5 automóviles y 250 kg. de dinamita que, por orden del gobernador civil de Huelva, la Riotinto Company Ltd. les entregó. En el camino hacia Sevilla, se les unieron más trabajadores, conformando así lo que conocemos como “Columna Minera de Riotinto” dirigida por el diputado republicano Luis Cordero Bel y el diputado socialista Juan Gutiérrez Prieto y formada por unos 250 hombres cuya única munición consistía en numerosas escopetas de caza y la dinamita de la empresa minera. Un contingente que fue vilmente engañado y traicionado por el comandante de la Guardia Civil que mandaba los 120 efectivos de Guardias Civiles y algunos Guardias de Asalto a los que el Gobierno había ordenado actuar para hacer frente al golpe de estado y que decidieron unirse a los fascistas sublevados en el trayecto de Huelva a Sevilla, viaje que iniciaron unas horas antes y al que se sumaron algunos Guardias Civiles de los pueblos por los que iban pasando.

Fue aquí mismo, en este cruce, en el que el traidor comandante Haro, confabulado a su llegada a Sevilla con el fascista general Queipo de Llano, esperó escondido con sus efectivos a la Columna Minera después de haber hecho el recorrido desde Sevilla hasta La Pañoleta pasando por La Algaba y Santiponce con el fin de tenderles una emboscada y asesinarlos. Ante la sorpresa y avalancha, los mineros únicamente pudieron parapetarse entre los vehículos, hasta que un disparo hizo explotar la camioneta de dinamita que hizo saltar por los aires a 25 personas, originando una matanza dantesca y obligando a los supervivientes, a una inmediata rendición. Además, para completar la fascista, cruel y traidora hazaña del comandante Haro y sus secuaces, el 29 de agosto un consejo de guerra condenó a muerte a los 67 supervivientes de la Columna Minera que no pudieron huir, asesinándolos el 31 de agosto en seis puntos distintos de la ciudad de Sevilla, como escarmiento para otros. De esta pena se salvó tan sólo un jovencito de 16 años que fue condenado a 20 años y un día.

Los trabajadores fusilados procedían de Nerva: 24; de Riotinto: 10; de Mesa de los Pinos: 1; Peña de Hierro: 6; Valverde del Camino: 14; y San Juan del Puerto: 12

De los muertos en la emboscada, 9 fueron enterrados en la fosa común de Camas y el resto en Sanlúcar La Mayor. Entre los enterrados de la fosa de Camas se encuentra José Palma Pedrero, cuyas dos sobrinas, residentes en EE.UU. y Argentina, hacen gestiones para la recuperación de sus restos con el asesoramiento y apoyo de los organizadores de este acto.

Estamos pues, hoy aquí reunidos para recordar, hacer memoria y homenajear a estos sencillos, honrados y valientes trabajadores que ofrecieron su vida, hace 76 años, para salvar las libertades y la legalidad y legitimidad de la República. Un homenaje y un recuerdo cargado de significación y de enseñanzas, en un tiempo en el que nuevamente, grises y oscuros nubarrones se ciernen sobre los trabajadores y trabajadoras, cebándose sobre las capas sociales más débiles y desfavorecidas, disminuyendo y deteriorando las condiciones materiales de vida que hacen posible un pleno desarrollo personal y social.

Corren malos tiempos para la democracia y sus instituciones, a las que el capitalismo salvaje y los mercados financieros están vaciando completamente de contenido todos los derechos sociales contemplados en nuestra Constitución y que tantos esfuerzos y sacrificios nos han costado.

Instamos y convocamos pues, a todas las personas que estamos hoy aquí reunidas, así como a todas las representaciones políticas e institucionales que nos acompañan, a que construyamos diariamente juntos espacios democráticos de convergencia y unidad en los que desterremos de nuestra conducta, de nuestra convivencia y de nuestras instituciones, cualquier tipo de violencia, odio, rencor, traición y  engaño o mentira en todas sus formas, para poder así conquistar cada vez mayores cotas de libertad, justicia, igualdad y solidaridad.

https://www.facebook.com/notes/juan-miguel-batalloso-navas/la-columna-minera-de-riotinto/553827174663029