Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Federación Foros por la Memoria

Recuperando la Memoria, construyendo la III República

Juan_UHP. FAMYR, 16/07/2013 | 18 julio 2013

LogoFederacion_Asturias_b¿Puede ser la República el cemento aglutinador de todos los procesos políticos en marcha?

 

 

 

Fue un día de enorme alegría, el pueblo español, que durante siglos había sido golpeado sin ninguna piedad por unas monarquías, como la actual, profundamente corruptas y ya caducas. Aquel día las calles se llenaron de banderas tricolores, roja, amarilla y morada, era, es su, nuestra bandera, aquel día, tan especial, nuestros antepasados, nuestros abuelos, nuestros padres, salían a la calle con la ilusión de levantar no solo una hermosa bandera, sino también de levantar un hermoso futuro.

Las calles se llenaban de cánticos, de abrazos y seguramente de alguna lágrima de alegría, pero también de recuerdo, por todos los que lucharon por la República y no llegaron a verla llegar, porque ese día tan especial, el Borbón de turno, huía desde Cartagena hacia el exilio y se proclamaba la II República.

Era un día del mes de Abril, el 14, para ser mas exactos y en ese día se concentraban tantos años de lucha, de pequeñas victorias y de sonadas derrotas, ese día, los sectores populares daban un paso adelante, que podría haber sido decisivo y habernos elevado hacia un modelo político, económico y social basado en la solidaridad y no en la obtención de beneficios. Pero era un modelo, que nacía lastrado por un lado, por su propia realidad, se cambiaba la forma de Estado, monarquía por República, pero no se tocaba el elemento principal , la propiedad de los medios de producción y por otro nacía en una época, donde en la Europa de entre guerras, veía nacer el monstruo de la destrucción, las clases dominantes, atenazadas por el miedo que les había imbuido la revolución bolchevique del 17, habían impulsado lo que ellos pensaban que serian los anticuerpos que impedirían el avance de la conciencia de la clase obrera y esos instrumentos, eran evidentemente: los fascismos.

Mientras el pueblo se abrazaba alborozado, el huevo de la serpiente se alimentaba en esta España de charanga y pandereta de un caldo de cultivo, que mas tarde generaría, la destrucción de la República, si bien no su ideal, que se mantuvo siempre vivo en el imaginario político del campo popular, mientras todo era alegría, mientras se disipaban las nubes de la pobreza, de la ignorancia, del atraso secular de España, las camisas azules de Falange y sus pistoleros, destilaban toda la ponzoña asesina que destilan los fascismos. Estos, siempre al servicio de las clases dominantes, siempre obedientes al gran partido fascista español, al verdadero, que era la CEDA, trataban de crear las condiciones para la entrada de los militares en el juego político, pero, este 14 del mes de Abril, era un día alegre, en ese día, las negras nubes dela reacción no se dejaban ver, hoy, solo la bandera republicana, solo las canciones del pueblo sonaban en las calles de esta vieja piel de toro

Unos pocos años después las fuerzas populares, tuvieron que tomar las armas para evitar el triunfo del fascismo, la revolución asturiana del 34 resultó un maravilloso acto de entrega, de valentía y por que no, de heroísmo, y aunque en un principio fue una dolorosa derrota, creó las condiciones para otro hito del mundo republicano: el Frente popular. Cuajado en la memoria y la experiencia de aquel acto revolucionario, aquel 12 de Febrero de 1936, se dio un nuevo paso adelante en la emancipación de la clase obrera y de los sectores populares. Unos meses después el fascismo reacciona y los militares africanistas realizan un golpe de Estado que llevo al fin de la II República y con la derrota de las fuerzas populares al genocidio sistemático del campo popular y republicano. Fue una guerra cruel y una posguerra, aun mas cruel, cuarenta años de feroz dictadura, masacran las organizaciones populares con una violencia inusitada y a la muerte del dictador, esas mismas fuerzas volverán a instaurar la monarquía, que hoy tenemos la desgracia de soportar.

Han pasado, desde aquel 14 de Abril hasta hoy, demasiadas cosas, demasiado dolor, demasiadas muertes, demasiada sangre derramada. Hoy 82 años después, los herederos de aquellos Borbones que huyeron por Cartagena, se asientan en la Jefatura del Estado, la herencia del sanguinario dictador permanece, aunque cada vez mas debilitada, en una monarquía igual de caduca, corrupta y absurda, que las que le precedieron.

En un momento de crisis profunda del sistema capitalista, y entendiendo que los procesos políticos nos sitúan en el marco de una ruptura democrática, aquella que no se fue capaz de llevar adelante después de la muerte del dictador y que hoy es irreversible, por eso hoy, otro 14 de Abril, venimos a recordar a la II República y, por extensión, a reivindicar la III República. Hoy, tenemos la constancia de que desde el pasado glorioso, crecemos hacia el futuro, recordando que este proceso de ruptura democrática, que lleva consigo el cambio del aparato del Estado, no puede ser viable si no incluye, por supuesto, el cambio en la forma de Estado. Es decir, si no existe un cambio en la Jefatura de ese mismo estado, si no se produce la desaparición de la monarquía y su sustitución por un nuevo régimen Republicano. Ese es, debe de ser, nuestro objetivo y por eso podemos y debemos hacernos la pregunta que todos los republicanos llevamos tiempo haciéndonos:

¿Puede ser la República el cemento aglutinador de todos los procesos políticos en marcha?

La respuesta es obvia: está en nuestras manos. Si conseguimos poner a la República en la primera línea de la agenda política, de los distintos sectores populares, lo podemos conseguir, pero, para eso necesitamos, algo mas de lo que estamos haciendo, necesitamos dar ese salto cuantitativo y cualitativo que tanto necesitamos, para poner en primer termino la conquista de la III República.

Quizás hoy sea el día en que se empiece a dar ese salto, estamos en el momento ideal, si todos juntos empujamos, si caminos todos en la misma dirección, lo conseguiremos y el futuro se teñirá de amarillo, rojo y morado.

Hacia la III República, compañeros, NI UN PASO ATRÁS.

http://www.memoriayrepublica.org/?p=1460