Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Santoña: Un problema monumental

El Diario Montañés, 19.07.13 | 20 julio 2013

Carreroblanco_06022006El monumento a Carrero Blanco sigue sin inaugurarse

 

 

ANA COBO | SANTOÑA.

El concejal de Movimiento Falangista, Leoncio Calle Pila, que no se rinde, piensa invitar ahora al almirante jefe de la Armada Española

La Casa Real vuelve a declinar la invitación de Santoña, que lleva 37 años buscando a «un jefe gordo» para inaugurar el monumento al almirante Carrero Blanco

El acto de inauguración del monumento que Santoña levantó al almirante Carrero Blanco en el año 1976 no contará con la presencia del Príncipe de Asturias. Don Felipe ha declinado la invitación al evento que desde tiempos inmemoriales viene promoviendo el concejal del Movimiento Falangista de España, Leoncio Calle Pila, alegando el mismo problema que hace 14 años adujo su padre, el rey. «Tiene la agenda muy apretada». Con todo, el edil no pierde la esperanza de encontrar «un jefe gordo» que inaugure su preciada estatua. Descartados el Rey, y el Príncipe, Calle Pila ha pensado en el almirante en jefe de la Armada Española.

Se supo ayer, al respecto de esto, que el jefe de la secretaría del Príncipe, Jaime Alfonsín, ha respondido con esta sutil negativa al escrito que remitió a Zarzuela la alcaldesa, Milagros Rozadilla, tras aprobarse en un pleno -con los votos del equipo de gobierno tripartito- la moción falangista que instaba a cursar una invitación a Felipe de Borbón para que presidiera la inauguración oficial del monumento.

Antes, el Rey

Esta es la segunda vez que Casa Real declina su presencia en el evento. En 1999, el Rey, Don Juan Carlos, recibió del alcalde socialista Maximino Valle idéntica invitación y, al igual que su hijo 14 años después, también alegó problemas de agenda. No fue el único. El expresidente José María Aznar tampoco encontró un hueco en la suya.

Aunque la negativa del Rey abortó entonces el acto de inauguración, la del Príncipe no lo va a conseguir. Dice el falangista que se celebrará «sí o sí», vengan «jefes gordos» o «jefes pequeños», como define él a las personalidades.

De momento, Calle Pila va a mandar otra invitación al almirante jefe de la Armada Española y, también, tiene previsto ir a Santander para reunirse personalmente con el presidente del Gobierno de Cantabria, Ignacio Diego. «Se le explicará cual es la situación y le pediré que inauguré él el monumento, a ver qué nos contesta». Y aunque la respuesta sea otro ‘no’ tiene claro que seguirán hacía adelante.

Memoria histórica

Para Leoncio Calle este monumento, erigido en honor al que fuera almirante y presidente de España durante la época franquista, «no tiene ninguna relación con la memoria histórica». El monolito, de 20 metros de altura y en cuya parte superior hay una ángel y una rosa de los vientos, «es un homenaje a un hijo predilecto de Santoña, al que se quiere corresponder».

Las razones para hacerlo son las mejoras que asegura el falangista realizó Carrero Blanco en el pueblo. Entre ellas, «la construcción de viviendas sociales y de la guardería publica infantil, la cesión a perpetuidad de las marismas, la promoción del establecimiento del Patronato Militar Virgen del Puerto, la traída de aguas, el ambulatorio, la preferencia de los jóvenes santoñeses en determinados puestos laborales y en destinos convenientes en la prestación del servicio militar…». Con esto se demuestra que el almirante Carrero Blanco «siempre tuvo en su memoria a la localidad que le vio nacer», dice Calle Pila.

Por eso, y no por otra razón, es que a los pies del monumento cada año la organización política realiza «un merecido homenaje» al almirante que, hace dos años, fue objeto de todas las miradas ya que contó con la presencia e intervención de la alcaldesa, lo que desató una riada de críticas. Críticas que es consciente también pueden llegar con la inauguración y que le dan igual. «Por mi…».

La existencia de este monumento corrió peligro en el año 2007 con la aprobación de la Ley de la de la Memoria Histórica que recoge que los ayuntamientos tiene que eliminar todos los símbolos franquistas. El Pleno debatió sobre ello acordándose su conservación.

En aquel debate, Calle defendió que el monumento no debía tocarse pues «no se debe remover el pasado si queremos vivir tranquilos». Y añadió que «la posible retirada de este monumento sólo originará tiros. No hay cojones para tirarlo», exclamó entonces. Y como se trata de un monumento a un Hijo Predilecto de Santoña, pues «nada que ver con la Memoria Histórica».

http://www.eldiariomontanes.es/v/20130719/region/santona/problema-monumental-20130719.html