Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

El primer caso español de bebés robados llega al Tribunal de Estrasburgo

El País, 12-08-2013 | 14 agosto 2013

_PrELPaisUna familia de Málaga denuncia en Estrasburgo el hurto de un niño nacido en 1964

El Constitucional rechazó pronunciarse sin entrar en el fondo del asunto
JESÚS SÁNCHEZ ORELLANA Málaga 12 AGO 2013
El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo tiene sobre su mesa el primer caso por robo de bebés en España. Una familia de Málaga ha recurrido a este organismo seis meses después de que el Tribunal Constitucional español rechazara el caso. “Nos agarramos a un clavo ardiendo, pero necesito saber si mi hermano está vivo”, dice Micaela Alcántara mientras repasa la documentación que conserva relacionada con su hermano menor.
La mujer, de 50 años y natural de Antequera (Málaga), lleva media vida pensando que no murió, y casi un lustro pidiendo en los juzgados que se investigue este asunto. El bebé nació el 12 de octubre de 1964 en el Hospital Civil de la capital malagueña. Pasados cuatro días, el personal sanitario se lo llevó con la excusa de que iban a bañarle y vestirle. Horas más tarde, le dijeron a su madre que había muerto. “No se lo quisieron enseñar y le dijeron que ellos se ocupaban de todo”, cuenta Alcántara.

“Nos agarramos a un clavo ardiendo”, dice la hermana del desaparecido
En el parte de defunción del centro figuraba como causa de la muerte “debilidad congénita” —el bebé nació con labio leporino—. Sin embargo, las supuestas irregularidades en el papeleo posterior provocaron las sospechas de los padres. La denunciante asegura que en el registro del hospital se señala que su madre ingresó y salió de alta el mismo día “cuando, en realidad, estuvo cuatro ingresada”, y que en el Registro Civil figura que la defunción fue inscrita como “conocido de la familia” un empleado de una funeraria. “Ni mis padres tenían seguro de deceso ni tenían ningún conocido en una funeraria”, recalca Alcántara.

A esto se añade que su enterramiento no figura en los libros de registros del cementerio de San Rafael de Málaga, donde supuestamente fueron inhumados los restos del bebé.

La mujer recurrió ante el Tribunal Constitucional después de que la Audiencia Provincial de Málaga archivase su denuncia al considerar prescritos los hechos. El Constitucional tampoco admitió su recurso de amparo agarrándose a un formalismo. La resolución judicial explicaba que la demanda no cumplía con la “ineludible” exigencia de justificar expresamente la especial trascendencia constitucional del asunto. De este modo, no se llegó a pronunciar sobre el fondo de la cuestión, que es la prescripción que motivó el archivo de la investigación.

En el cementerio no figura la tumba que les dijeron que contenía los restos
“La única esperanza que nos queda ya es que él —su hermano, que ahora tendría 48 años— se identifique con su defecto de salud y nos encuentre a nosotros”. Se refiere a la enfermedad congénita con la que nació su hermano.

Este caso es el primero que llega al Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo e ilustra las dificultades con las que se encuentran familias que se creen víctimas del robo de bebés, fundamentalmente entre los años cincuenta y ochenta del siglo pasado.

El letrado de la familia y presidente de la Asociación SOS Bebés Robados, Enrique Vila, asegura que ningún tribunal, tampoco el Constitucional, ha entrado en el fondo del asunto. “Por eso alegamos ante el Europeo de Derechos Humanos la falta de recursos efectivos, la nula protección jurisdiccional de mi cliente y la falta de tutela judicial efectiva”, añade el abogado. En su opinión, el Estado español “debe actuar en un asunto tan grave como el de los bebés robados, y tiene que hacerlo a través de los tribunales para defender el derecho que tienen estas personas a unirse a sus familiares”.

La denuncia —presentada a finales de la semana pasada— reclama al Estado el pago de una indemnización de 15.000 euros anuales y otros mil euros diarios mientras los tribunales españoles no reabran el caso.

Las diferentes asociaciones de afectados por las adopciones irregulares tienen registrados unos 1.500 casos de supuestos bebés robados en toda España. Muchas de las denuncias presentadas están siendo investigadas en los juzgados.

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/08/12/actualidad/1376304076_361950.html