Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Un luchador incansable contra la dictadura, un aliado con la cultura

J.MGarrido. El Plural, 16/08/2013 | 19 agosto 2013

gervasio puertaFallece Gervasio Puerta, presidente de la Asociación de Expresos y Represaliados Políticos Antifranquistas

 

JOSÉ MARÍA GARRIDO |

Este jueves 16 de agosto ha fallecido en Madrid, a los 92 años, Gervasio Puerta, presidente de honor de la Asociación de Expresos y Represaliados Políticos Antifranquistas (AERPA). Nacido el 2 de junio de 1921 en la localidad burgalesa de Milagros, Puerta dedicó toda su vida a la lucha contra la dictadura y a favor de la democracia.

Luchando contra los nazis

Fue en 1936, con tan solo 16 años de edad, cuando Puerta decidió alistarse al ejército republicano. Perdida la contienda española, Puerta optó por no tirar la toalla y se incorporó de forma voluntaria en el ejército francés para combatir contra las tropas de ocupación hitlerianas.

 

En las cárceles españolas

Su lucha contra las dictaduras europeas le llevaron al campo de concentración de Argelés-sur Mer, donde fue vilmente torturado. Su vuelta a España tampoco fue un camino de rosas. A lo largo de la dictadura franquista, Puerta penó por las cárceles de Sevilla, Carabanchel y Burgos. Precisamente, fue en la prisión de Burgos donde coincidió con otros presos emblemáticos en la lucha antifranquista como Ramiro Fuente Ochoa o el poeta y pensador Marcos Ana.

Sin entierro

“Su vida está jalonada por una riqueza vital en defensa de los valores de la libertad”, escribió en su día Marcos Ana sobre Gervasio Puerta, quien tras fallecer a los 92 años de edad ha optado por no recibir ceremonia, entierro o celebración alguna en su honor. De hecho, su cuerpo ya ha sido entregado a la Universidad Complutense de Madrid para su estudio por la ciencia.

La reparación de la memoria

Pese al más que notable deterioro de su salud en los últimos años, Puerta ha seguido luchando hasta su muerte contra la ideología que justificó el asesinato de su padre y sus mejores amigos en la Guerra Civil española. Prueba de ello es que en abril de 2010, poco después de que el juez Baltasar Garzón fuese imputado por investigar las desapariciones del franquismo, Puerta se encerró en la Universidad Complutense de Madrid para exigir la búsqueda de los asesinos franquistas y la reparación de la memoria de todos aquellos republicanos que seguían enterrados en las cunetas españolas.

Aliado con el mundo de la cultura

En su encierro en la Universidad, Puerta estuvo acompañado de Pedro Almodovar, José Sacristán, o Pilar Bardem. Como en tantas ocasiones, el expresidente de la Asociación de Expresos y Represaliados Políticos Antifranquistas contó con la inestimable ayuda del mundo de la cultura para obtener una mayor difusión en sus reivindicaciones. Demandas que siempre que lo pedía, apoyaban personalidades tan relevantes como José Saramago, Vicente Molina Foix o José Luis Sampedro.

Luchador incansable y ejemplo a seguir

En definitiva, este jueves nos ha dejado a sus 92 años de edad un luchador incansable y un ejemplo de coherencia. Puerta, defensor de la igualdad y la justicia social, ha fallecido en el hospital público de San Sebastián de los Reyes, localidad madrileña en la que vivía desde hace casi tres décadas en una urbanización de viviendas de protección oficial.

El cariño de la gente

Es allí, en su barrio, donde muchos tuvimos la fortuna de conocerle personalmente. Puerta, quien contra todo pronóstico no fue premiado por el Gobierno local del Partido Popular con motivo del trigésimo aniversario de la democracia (los conservadores prefirieron rendir tributo a la coplista Olga María Ramos o al torero José Ortega Cano), recibía a diario numerosas muestras de cariño y aprecio por parte de sus vecinos -además del reconocimiento de los partidos políticos de izquierdas que sin excepción alguna, reconocieron su labor en diferentes actos -.

En la calle

Siempre junto a María, su compañera inseparable en los últimos años, Puerta nunca dejó de acudir a las concentraciones contra la impunidad del franquismo y por la memoria histórica. Era, asimismo, un rostro visible en todas las movilizaciones que se realizaban contra los recortes y las políticas del Gobierno del Partido Popular.

“Para la libertad sangro, lucho y pervivo”

Fue en 2011 cuando protagonizó uno de sus últimos actos públicos. A escasos metros de su casa, el 26 de junio inauguró un monolito sufragado por aportaciones populares en homenaje a su amigo Miguel Hernández. En el busto se recuerdan aquellos versos del poeta que dicen “para la libertad sangro, lucho y pervivo”.

http://www.elplural.com/2013/08/16/un-luchador-incansable-contra-la-dictadura-un-aliado-con-la-cultura/