Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Hitler, Franco y González Pons

Tania Sánchez Melero. Público, 01-09-2013 | 2 septiembre 2013

Viñeta_Fontdevila_17octubre-08blogEl dirigente popular sigue la estela de quienes han tratado de desvincular a Franco del fascismo europeo

 

El escándalo generalizado que han provocado las sucesivas imágenes de los cachorros del PP ensalzando imágenes del nazismo y el franquismo han tenido dos reacciones bien distintas pero con el mismo fondo revisionista de la historia de España.

De un lado, el portavoz del PP Rafael Hernando no ha podido ocultar su alineamiento con quienes durante décadas han justificado el golpe militar franquista como inevitable ante una república que generaba muerte, caos y desorden.  Es una alegría comprobar cómo cada vez está más extendida en nuestra sociedad el rechazo a estas teorías, y la  calificación contundente del alzamiento como un golpe antidemocrático injustificable.

La segunda reacción es más hábil pero no menos tramposa. El dirigente popular González Pons abronca a quienes en su partido muestren relaciones con el ideario nazi, en un polémico artículo que reconoce el papel de los refugiados republicanos españoles en la liberación de París.

Es un triunfo, sin duda, que la derecha española se sienta lo suficientemente acorralada por la opinión pública como para tratar de desvincularse de su historia,  pero es tramposo obviar que los símbolos antidemocráticos con los que se han fotografiado sus compañeros de partido son, mayoritariamente, símbolos de la dictadura franquista.

Este oportuno olvido sigue la estela de quienes, desde 1945, han tratado de desvincular a Franco del fascismo europeo, construyendo una imagen del caudillo como un estadista imparcial en la Segunda Guerra Mundial.

La realidad de los hechos históricos es bien distinta. Para empezar, la intervención alemana e italiana fue decisiva en la victoria de Franco en la guerra civil; tanto es así que en los primeros años de la dictadura ésta se alineó en su política exterior con las potencias fascistas.

En 1940, ante el triunfo nazi en la invasión de Holanda, Bélgica y Francia, la dictadura española pensó que era el momento de entrar en la contienda con el objetivo de, ante una previsible victoria del eje,  participar del reparto de los territorios conquistados.

De esta actitud en la política exterior es reflejo el encuentro de Franco y Hitler en Hendaya en 1940. Dicen los historiadores franquistas que el caudillo se resistió a las exigencias de Hitler de implicarse en la guerra;  la realidad fue que Hitler se negó a comprometer la entrega a España de Gibraltar, el Marruecos francés, una región de Argelia y el suministro de petróleo y alimento y armas tras la guerra.

La debilidad de las tropas franquistas tras la guerra civil y las exigencias de Franco convencieron a Hitler de dejar a España como Estado no beligerante, una fórmula que declaraba a la dictadura simpatizante de las fuerzas del eje, pero que no establecía alianza alguna.  El apoyo quedó más que manifiesto con la formación de la División azul en 1941 que combatiría con el ejército nazi en la invasión de la Unión Soviética.

No era gratuito este apoyo, la relación de simpatía con el nazismo se tradujo en la persecución en la Francia ocupada de los 450.000 republicanos que se habían exiliado en el país vecino en  1939. Las tropas nazis capturaron para el régimen de Franco a destacadas  figuras de  la República como Lluis Compayns y a miles de españoles que acabaron en campos de concentración nazis como el de Mauthausen.

La resistencia y el avance soviéticos en el frente del Este y la entrada de Estados Unidos en la guerra cambiaron el rumbo de la Segunda Guerra Mundial y  la derrota de Mussolini en 1943 hizo replantearse al franquismo su posición, optando por declararse neutrales en la contienda. Este es  uno de los hechos que explican la supervivencia del franquismo a la derrota del fascismo en Europa.

Como dice González Pons en su artículo, liberar París es una tarea educativa diaria, por eso además de las visitas a los centros del horror nazi diseminados por Europa, sus hijos deberían saber que el valle de los caídos fue levantado por los prisioneros republicanos sometidos como esclavos a la tarea que se propuso el dictador español de reescribir nuestra historia, y que las cunetas de este país están aún llenas de compatriotas que lucharon por la democracia y la libertad.

Supongo que ya sería demasiado pedir al PP un compromiso con la democracia tal, que le llevaran a retirar los honores de presidente fundador del partido al difunto Fraga, quien con otros cinco ex ministros franquistas fundó alianza popular al grito de Franco, Franco.

Para presumir de demócrata no basta con obviar a  Franco mientras se persiste en negar sus crímenes e impedir el reconocimiento con honores de quienes lucharon contra él en nombre de la democracia y la libertad.

http://blogs.publico.es/tania-sanchez/?p=198&preview=true