Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Preguntan al Gobierno sobre la impunidad de hacer apología del nazismo, franquismo y fascismo

Pepe Mejía. Kaos, 12-09-2013 | 13 septiembre 2013

pp fachaJon Iñarritu, diputado de Amaiur, integrado en el Grupo Mixto, las ha hecho llegar al Gobierno

 

Jueves, 12 de Septiembre de 2013

Recientemente un grupo de fascistas asaltó el Centro Cultural Blanquerna, sede de la Generalit en Madrid. En los últimos meses varios cargos públicos e internos del PP han realizado actos de apología del nazismo, franquismo y fascismo.

El Gobierno tiene en su mesa varias preguntas parlamentarias al respecto.

“Qué medidas ha tomado el Gobierno para perseguir la apología del franquismo? ¿cuántas investigaciones ha llevado a cabo las FCSE en relación a actos de apología del franquismo, nazismo y fascismo? ¿cuántas personas han sido detenidas? ¿cuántas personas han sido imputadas por apología del franquismo, nazismo y fascismo?” son algunas de las preguntas que Jon Iñarritu García, diputado de Amaiur, integrado en el Grupo Mixto, ha hecho llegar al Gobierno.

Iñarritu se pregunta si no perseguir los actos de apología del nazismo, franquismo y fascismo han sido motivos suficientes para que Madrid no haya sido elegida sede de los Juegos Olímpicos de 2020.

El pasado 2 de septiembre, la Comisión Europea advirtió a España que actuará contra aquellos que banalicen el nazismo y hagan apología del franquismo. El detonante fue el homenaje a diferentes miembros de la División Azul que realizó la Delegada del Gobierno en Catalunya, María Llanos de Luna, y que el Ministro del Interior enmarcó en “un ambiente de reconciliación histórica”.

El diputado de Amaiur también hace otra pregunta: “¿Qué opinión le merecen al Gobierno los sucesos que han tenido lugar en las fiestas patronales de Moraleja de Enmedio?”. Como se recordará, el pasado 31 de agosto una peña del pueblo convirtió el himno falangista en la banda sonora del desfile de carrozas de sus fiestas patronales. Pero también colgó del balcón del Ayuntamiento durante el pregón una bandera franquista con el águila de San Juan.

El pasado verano hizo calentar a las huestes ultraderechistas del Partido Popular (PP) en el Gobierno.

El alcalde de Palos y diputado nacional Carmelo Romero, colgó en twitter una foto con un mensaje que decía: “Cuando mandaba Franco todos teníamos dinero en el banco”.

Paula Carda, militante de Nuevas Generaciones (NNGG, las juventudes del partido en el Gobierno) de Vila-real, ha sido la protagonista del último gesto fascista entre las juventudes del PP en la Comunidad Valenciana. Carda aparece posando con algunas amigas tras una bandera franquista en una imagen difundida a través de las redes sociales.

Esta fotografía es la última en aparecer, tras la polémica generada las pasadas semanas por algunos miembros de las Nuevas Generaciones que posaban con símbolos y banderas fascistas. Las imágenes fueron apareciendo desde distintas localidades de la Comunidad Valenciana. Primero fue Jorge Roca, secretario de Deportes de la ejecutiva del PP de Xàtiva y jugador de la peña ultra Yomus, que se fotografió tras una enseña nazi en un torneo celebrado en la localidad de Paiporta. A los pocos días, empezó a circular por las redes sociales una foto de Xesco Sáez, presidente de NNGG de Xàtiva, realizando el saludo fascista. Y al poco se hizo pública una tercera fotografía de Daniel Terrades, secretario local de NN GG de Gandia y asesor municipal, haciendo el saludo fascista y otra imagen más de la concejala de Juventud del municipio de Canals, Carmen Melissa Ferrer, frente a una bandera franquista.

La Secretaria General de NNGG de Sevilla, María Bermejo, se tomó una foto ante el escudo franquista en el Valle de los Caídos en Madrid. Por otro lado, un alcalde fascista en Galicia se atrevió a decir -porque tiene la impunidad asegurada- que los asesinados por Franco “se lo merecían”.

Además de todas estas muestras de la ligazón entre la ultraderecha tardofranquista y el actual partido en el Gobierno, desde la máxima instancia del partido de Rajoy -el Presidente de Gobierno- se ha dado justificación y cobertura política.

Rafael Hernando, portavoz adjunto del Partido Popular en el Congreso se despachó a gusto en unas declaraciones realizadas a la televisión Cuatro. Después de asegurar que él habría expulsado a los miembros de Nuevas Generaciones fotografiados con símbolos franquistas o imitando el saludo nazi, añadió que le gustaría encontrar la misma reacción en otros partidos con respecto a otros símbolos que considera tan inconstitucionales como los de la dictadura de Franco. Y preguntado entonces si el PSOE debería expulsar a los miembros de sus Juventudes si portan y exhiben la bandera republicana, ha respondido que sí. “No es constitucional y no respeta la legalidad”, ha manifestado, para censurar la “normalidad” con que aquello ocurre.

El portavoz adjunto ha calificado de “disquisiciones históricas” la distinción entre la legalidad de la II República y la de la dictadura y, por tanto, de las banderas que las representaron, y ha apuntado que la “consecuencia” de aquella fueron “un millón de muertos”, por la posterior Guerra Civil.

El argumento no es nuevo. Según Público, a la hora de justificar la Guerra Civil, que acabó en genocidio, diversos políticos conservadores, como Esperanza Aguirre o Manuel Fraga, así como historiadores neofranquistas, han utilizado como argumento el fracaso de la II República. Hay que recordar que cinco ex ministros de Franco, el sanguinario dictador, fueron los fundadores del principal partido en el que se convirtió el PP.

Para Mirta Núñez, Directora de la cátedra de Memoria Histórica de la Universidad Complutense de Madrid, “el señor Hernando ha bebido de leyendas franquistas. Por varios motivos. Como ya está más que demostrado, nunca hubo un millón de muertos aunque evidentemente la guerra fue sangrienta, terrible y triste. Lo que debería saber el señor Hernando es que lo que causó la guerra fue un golpe de Estado encabezado por militares insurrectos que tenían en su cabeza al general Mola y al general Franco. Por tanto, al millón de muertos, como él dice, se les puede poner cara. Cabe decir también que la República fue el primer régimen democrático de España”.

La salida consciente y consentida de la ultraderecha junto al PP es parte de una estrategia calculada para el próximo periodo. Y en esta estrategia se enmarca la violenta agresión a la sede de la Generalit en Madrid.

Cobertura política tienen, cobertura policial la tienen desde la época de Franco. Todo el andamiaje represivo/judicial sigue intacto y hay elementos de la ultraderecha que se mantienen callados de la connivencia entre bandas ultraderechistas y los aparatos de seguridad del Estado. El caso Hellín es un ejemplo.

Un ultraderechista que en tiempos de la transición asesinó a la dirigente estudiantil, Yolanda González, de la trotskista PST, descerrajándole dos tiros en la nuca y después de ser procesado y condenado protagonizó una fuga a Paraguay para trabajar con el dictador Alfredo Stroessner, como asesor de seguridad, gracias a los contactos facilitados por los aparatos de seguridad españoles, ha sido hasta recientemente asesor de los cuerpos de seguridad del Estado. Un puesto y un sueldo que han sido ocultados convenientemente tanto por Gobiernos del PP como del PSOE. Callar sobre la connivencia de la ultraderecha con los aparatos de seguridad del Estado se paga.

Por eso no es de extrañar que los actuales cachorros del PP reivindiquen a Franco, estén dispuestos a salir a la calle y los “padres”, es decir los dirigentes del PP, los justifiquen y den cobertura.

http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/68139-preguntan-al-gobierno-sobre-la-impunidad-de-hacer-apolog%C3%ADa-del-nazismo-franquismo-y-fascismo.html