Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Villafranca reconstruye su historia sobre los cimientos de Julia Álvarez

Noticias de Navarra, 29-09-2013 | 30 septiembre 2013

1_10398_1Cinco ponencias negaron el olvido apoyándose en la figura de la política navarra más relevante del siglo XX

 

NIEVES ARIGITA – Domingo, 29 de Septiembre de 2013

TUDELA. La Comisión para la Memoria Histórica de Villafranca constató ayer que, 65 años después de la muerte de Julia Álvarez Resano, el poder político no ha estado a la altura de la labor de cimentación social necesaria para mantener vivos los valores que el golpe de Estado de 1936 y la cruda Dictadura posterior dejaron mudos o exiliados, en el mejor de los casos, y enterrados en cunetas, en el peor de ellos . Sirviéndose de la figura de la política navarra más relevante del siglo XX, los organizadores del II Día de la Memoria Histórica de Villafranca articularon un soberbio programa en el que tomaron parte cinco ponentes, entre los que se encontraba la sobrina carnal de la homenajeada, María Ejea Muñoz, que, llegada desde París donde reside, reivindicó la herencia moral de su tía y la hizo extensiva a “cuantas mujeres valiosas y valientes como Julia tuvieron que abrir paso, haciendo frente a dificultades que hoy nos resultan tan inmensas como absurdas”.

REALIDAD “FALSEADA” Ochenta años después de que Villafranca le rindiera un multitudinario homenaje en vida (25 de septiembre de 1932), los vecinos de la joven maestra y abogada que se convirtió en la primera mujer en ocupar un cargo de gobernadora civil, abrieron también sus memorias a los miles de represaliados que cayeron con la República, entre ellos Esteban Lafraya y su hija Carmen, asesinados de forma atroz en el 36, tal día como ayer. Para uno de los ponentes, el historiador Víctor Moreno, la transmisión de una realidad “falseada” y la complacencia de los “descendientes de los vencedores” han tenido mucho que ver en la percepción y las versiones de un pasado que, como alertó, “ha germinado también en la cabeza de la izquierda de este país”. Por ese “discurso de la mentira”, repleto de “argumentos falsos y débiles” a la sombra de la “complaciente” postura de la Iglesia, del que disertó Moreno, se siguen produciendo tristes anécdotas como la que relató el doctor en Historia Contemporánea de la Complutense de Madrid, Feliciano Páez Camino.

“A finales de 1990, con motivo del 50º aniversario de la muerte de Azaña ofrecí una ponencia en un instituto de Leganés. Propuse que el centro, que todavía no tenía nombre, se llamara Julia Álvarez Resano”, explicó. Aquella idea no cuajó entre el claustro, que desechó la propuesta por la “significación política del personaje” y porque era “ajeno” a Leganés. Finalmente, el instituto adoptó el nombre de la barriada en el que se encuentra situado, San Nicasio, un obispo francés del siglo V. En aquella ocasión se despreció “el papel de las mujeres y de la educación en la República”, las biografías de un tiempo lleno “de pioneras”, el incremento del alumnado femenino en Bachillerato o “el aumento de 94 a 207 institutos” que propició la II República.

OTROS ESFUERZOS En la misma línea de recuperación de la realidad oculta, Juan Carlos García Funes avanzó algunos de los testimonios que, junto a su compañero Gotzon Garmedia y de la mano de la UPNA, se han recogido en el marco de un proyecto cuyo fin es la creación de un Fondo documental de la Memoria Histórica. Antonio Arrondo, Esperanza Reyero Navarro, Marcelino Arana… Son sólo tres ejemplos de la “importancia de la recopilación documental y del valor de las entrevistas de los que conservan un testimonio y sus recuerdos”, defendió García Funes.

Por su parte, Fermín Pérez-Nievas, periodista y autor de la primera y única biografía de la homenajeada, Julia Álvarez Resano. Memoria de una socialista navarra (1930-1948), incidió en “el olvido al que ha sido sometida” una mujer “que tenía -dijo- una palpable conexión con el campesinado y una honda distancia con las altas esferas de los partidos y administraciones, algo que se evidenció entonces y se sigue evidenciando ahora, cuando ningún Ayuntamiento de Villafranca en Democracia, ni de derechas ni de izquierdas, ha rendido un homenaje a Julia como el que rendís vosotros hoy ni ha querido aceptar que se ponga su nombre a una calle”.

http://www.noticiasdenavarra.com/2013/09/29/sociedad/navarra/villafranca-reconstruye-su-historia-sobre-los-cimientos-de-julia-alvarez