Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Baltasar Garzón en Argentina: Iniciativa popular para desenmascarar a un represor

Iniciativa Garzón en Argentina, 6/10/2013 | 14 octubre 2013

imagesEs de esperar que se produzca una reflexión por parte de los Organismos de Derechos Humanos argentinos, y de los principales referentes políticos del país

 

 

Somos militantes políticos y pertenecemos a un amplio espectro que ha tenido siempre en común el compromiso con las causas de los oprimidos

En los últimos días, ha habido una gran expectación en diferentes medios de comunicación por las acciones de protesta que han llevado adelante varias organizaciones populares del país solidarias con la lucha del pueblo vasco y del pueblo catalán y personas a título individual, que conocen en profundidad la trayectoria del ex magistrado español Baltasar Garzón Real.

Todos nosotros somos militantes políticos desde hace muchos años, y pertenecemos a un amplio espectro que ha tenido siempre en común el compromiso con las causas de los oprimidos, en Argentina o en cualquier lugar del mundo.

Muchos de nosotros hemos padecido la represión, la tortura, el exilio o la pérdida de seres queridos en los períodos más terribles de nuestro país, y hemos pasado por Tribunales de excepción como los que supo dirigir Garzón. Por eso mismo, la coherencia con nuestra historia nos hace interpelar públicamente a los compañeros que en la Argentina intentan olvidar el pasado represor de Garzón en función de nuevas coyunturas.

No vamos a replicar o volver argumentar lo que venimos explicando desde hace años, sino que hemos dado un paso más en el esclarecimiento de la figura de quien a tantos compatriotas ha engañado. Realizamos esta nota con el fin de dar a luz pública una web o fuente de datos, a la que denominamos iniciativa Garzón en Argentina. Se trata de un repositorio de documentos judiciales, bancarios, administrativos y reportes de prensa que viene a arrojar elementos de prueba de aquello que desde hace años venimos denunciando: desde la banca del ex juez por parte de las grandes corporaciones españolas a los hechos de torturas a detenidos políticos vascos, catalanes o de otras nacionalidades del estado español, o a ciudadanos cuyo único delito es su origen árabe, pasando por su cabal apoyo a la derecha regional en Venezuela o Colombia. Además, hemos habilitado una línea cifrada para la recepción de nuevos documentos y garantizar el anonimato de la fuente.

Garzón, Wikileaks, Santiago O’Donell y Victoria Ginzberg (Página 12)

Es de público conocimiento que la organización liderada por Julian Assange ha acudido a los servicios de Garzón en calidad de abogado defensor para que lleve a cabo su representación ante los tribunales ingleses, con el fin de obtener la salida del australiano de su refugio en la Embajada de Ecuador. Obviamente, los que conformamos esta iniciativa saludamos el trabajo de Wikileaks, pero no deja de sorprendernos que Assange haya acudido al ex magistrado español cuando la misma organización que él mismo lidera proporcionó al mundo entero información que pone en entredicho los valores que Garzón dice defender en Argentina.

¿Qué dejó trascender Wikileaks sobre el juez Garzón en 2010 en el Cablegate?

En febrero de 2004, Hamed Abderramán Ahmed, el único español preso en la base norteamericana de Guantánamo (Cuba), denunció ante el juez Garzón haber sufrido torturas en dicho establecimiento militar tras haber sido detenido en Afganistán. La respuesta de Garzón fue, no solo obviar estas torturas (donde existían indicios abrumadores de ser ciertas), sino que además dio como válido el interrogatorio que dos policías españoles le hicieron en la propia base. El Tribunal Supremo terminó revocando la insólita decisión del “juez de los DD.HH”, que se extendió a Jamiel Abdul Latif Al Banna y Omar Deghayes, musulmanes residentes en Reino Unido y cuya historia fue trasladada al cine por el director británico Michael Winterbottom en Camino a Guantánamo. El Supremo anuló por inconstitucionales todas las pruebas admitidas por Garzón, por haberse hecho en un limbo jurídico y por las muestras evidentes de torturas que el ex juez pasó deliberadamente por alto.

En los cables de Wikileaks se recuerda este hecho y las conversaciones que el Embajador de EEUU tiene con el Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional Javier Zaragoza al respecto-ver EL PAÍS del 30 de abril de 2009-. Y es que en el 2004 Garzón estaba preparando su desembarco frustrado en EEUU como asesor en materia antiterrorista y por lo que intentó aproximarse a la entonces élite del poder político del Gobierno de George Bush y cuyos documentos están reflejados en nuestra página. Cuando la Comunidad de Inteligencia norteamericana le dio la espalda, y ya en 2009 (cinco años después de haber sido denunciadas esas torturas) el juez decidió abrir diligencias para investigar posibles delitos de lesa humanidad en Guantánamo. No obstante, hasta el año 2008 Garzón estuvo insistiendo en la pertenencia a Al Qaeda de estas tres personas, con pruebas falsas.

Santiago O’Donell, autor del libro Argenleaks, sobre los cables de la organización liderada por Assange referidos a Argentina, ha tenido acceso a esos datos felizmente hechos públicos pero convenientemente censurados por las agencias internacionales. O’Donell es además interlocutor de Wikileaks en el país, y es cuanto menos inquietante que desde su posición de periodista y teniendo acceso a estos datos, no haya confrontado en ningún momento con la línea editorial del diario que más trabaja para normalizar la oscura figura de Garzón entre el pueblo argentino: Página 12, muy alejado ya de pátina progresista que lo caracterizó en su momento.

Sin embargo, la periodista Victoria Grinzberg en una entrevista realizada al ex magistrado el 23 de septiembre, llega más lejos aún. Tras haberse realizado un escrache de repudio a su presencia en la Facultad de Filosofía y Letras, la reportera califica a los convocantes de “partidarios de ETA” (algo que en España podría valerles algunos años de prisión) y da pie a que Garzón dé una respuesta con datos absolutamente falsos que por suerte hemos podido demostrar su falsedad con la documentación que estamos liberando. Garzón no solo se burla de los lectores, sino de la propia entrevistadora.

Como decimos en nuestra web http://garzonenargentina.blogspot.com es de esperar que con la información aquí recopilada, se produzca una reflexión por parte de los Organismos de Derechos Humanos argentinos y de los principales referentes políticos del país, para que nuestros brazos abiertos se dirijan hacia quienes en el mundo sufren las injusticias y no a quienes aprovechando el proceso de recuperación de memoria colectiva pretenden silenciar su otrora papel de represores de pueblos hermanos. Y animamos a difundir estos datos y a seguir recibiendo a Garzón como se merece, como un represor que nunca debió haber tenido cabida en la vida política de nuestro país.

Iniciativa Garzón en Argentina

Buenos Aires, 3 de octubre de 2013

 

AYUDANOS A DIFUNDIR

Para contactos de prensa, escribir previamente a lapatriamorena@gmail.com o a lan.free1989@riseup.net

Twitter: @GarzonEnArg

http://www.lahaine.org/index.php?p=72210