Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Federación Foros por la Memoria, Noticias

“Dignidad democrática” o “cuestión histórica”: ¿debería Franco ser exhumado?

20 Minutos.es, 30.10.2013 | 31 octubre 2013

valle y fascistasJosé María Pedreño: “No podemos tener un lugar de peregrinación de nazis de todo el mundo”

 

El diputado socialista Odón Elorza registró la petición en el Congreso. Los contrarios a la exhumación defienden que solo la familia de Franco tiene potestad para cambiar su enterramiento de lugar. Quienes están a favor del traslado de los restos aseguran que el Valle de los Caídos debería recordar a las víctimas “del golpe fascista”.

A.L.. El Grupo Socialista ha registrado una proposición no de ley en el Congreso por la que reclama exhumar los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos y entregarlos a su familia o trasladarlos “al lugar que resulte más adecuado”.

El diputado socialista Odón Elorza ha sido el encargado de la petición, que pretende la “dignidad democrática” de que el conjunto del Valle de los Caídos sea “resignificado” para dar cumplimiento al espíritu de la Ley de Memoria Histórica. “Es hora de que el Valle de los Caídos, un antiguo símbolo de la represión del nacional-catolicismo, se convierta en un espacio de dignificación, honor y homenaje a todas las víctimas de los dos bandos de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura”. Dijo además que es el “máximo exponente de un régimen totalitario contrario a la libertad y a la dignidad de toda ciudadanía” por lo que es una “ofensa”. La propuesta ha suscitado reacciones en contra y a favor, cuyos argumentos resumen el presidente de la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos y el portavoz del Foro para la Memoria Histórica. En contra: Pablo Linares (Asociación de Defensa del Valle de los Caídos)

En contra: Pablo Linares (Asociación de Defensa del Valle de los Caídos)

Decisión de la familia: “Estamos en contra de la propuesta del PSOE de exhumar los restos de Franco y removerlos del Valle de los Caídos. Desde el punto de vista humano nos parece una auténtica aberración y desde el punto de vista jurídico, inviable”, explica el presidente de la ADVC, Pablo Linares. En su opinión, solo la familia del general (su hija Carmen Franco) puede tomar la decisión de exhumar sus restos. Y, según tienen entendido, no es partidaria de cambios en su sepultura. Para ellos, cualquier actuación al margen de la familia supondría una “profanación” delictiva. Aprobado por el rey: Entre los argumentos para mantener los restos Franco en el Valle de los Caídos, Linares destaca el hecho de que el enterramiento fue una de las primeras decisiones que firmó Don Juan Carlos como rey, tras acordar su emplazamiento con el presidente Carlos Arias Navarro. “Ni nos gusta, ni nos deja de gustar. Está ahí por decisión del rey”, dice tajante Linares. “Nos consta que él mismo, Franco, tenía pensado ser enterrado en el cementerio de El Pardo, donde incluso tenía un nicho preparado”. El hecho de que se tuviera que preparar la sepultura a toda prisa explicaría, a su juicio, que no estaba planeado su entierro en el Valle.

Basílica pontificia: La asociación defiende, además, que el enterramiento se encuentra ubicado en el interior de una basílica pontificia, lugar que se rige por el derecho canónico. “Ningún estamento que no fuera meramente religioso podría decidir sobre dicho espacio”, defiende su presidente. Monumento a la reconciliación: Linares califica el Valle de los Caídos como “un lugar de absoluta reconciliación”. Para él “es el único cementerio que tiene víctimas de los dos bandos de una guerra entre hermanos, la peor guerra que puede suceder. A diario, desde 53 años, allí se reza por los caídos de ambos bandos”, defiende. “Incluso desde el punto de vista arquitectónico el espacio está concebido como un lugar de reconciliación. Hay ocho esculturas representando a los ejércitos de ambos bandos presentándose sus respetos justo antes del juicio final”, defiende. Sin embargo, es consciente de la “difícil” carga religiosa y política del lugar, Linares lo achaca a que “hay quienes odian la cruz y todo lo que representa. Lo que se traduce en que hay gente que no quiere reconciliarse”.

A favor: José María Pedreño (Foro por la memoria)

Reforma integral del Valle: “Estamos a favor de reformar todo el Valle de los Caídos. Desde siempre  hemos planteado que había que darle otro cariz. No podemos tener un monumento apología a un Golpe de Estado, a una dictadura de carácter fascista, que causó miles de víctimas entre los demócratas. No podemos tener un lugar de peregrinación de nazis de todo el mundo”. Quien así se expresa es José María Pedreño, presidente del Foro por la Memoria histórica, que está a favor de exhumar los restos de Franco y sacarlos del valle. Monumento antifascista: A juicio de Pedreño, “la democracia española se merece otro tipo de monumento, de carácter antifascista y en sintonía con lo que han hecho otros países europeos. El Valle debería de ser un memorial democrático, donde se cuente la verdadera historia, que la democracia de la II República se vio sobresaltada por un ataque fascista que intentó resistir y derivó en la guerra”. Vencedores y vencidos: Con Franco y Primo de Rivera enterrados en él, “el Valle de los Caídos es un lugar de vencedores y vencidos”. Sí que hay gente de ambos bandos enterrados en el mismo sitio, reconoce Pedreño, “pero si soy comunista y me entierran bajo una gran cruz, no me entierran bajo mis creencias”, denuncia. Para el Foro por la Memoria el Valle no es un monumento a la reconciliación. “Basta cogerse el decreto fundacional, donde dicen que el objetivo es perpetuar la cruzada y recordar a sus mártires”. Espacio público: Además, insiste en que “Franco no debería ocupar un espacio público. Ese lugar debería corresponder a todas aquellas personas que defendieron la democracia frente el fascismo. Para eso, habría que desacralizarlo, y quitar los restos de Franco y de José Antonio”, pide Pedreño.

Los restos, a los familiares: Lo conveniente, a su juicio, sería “entregar los restos a los familiares. Seríamos más humanitarios que los alemanes. Merkel, que no tiene precisamente un gobierno de extrema izquierda, destruyó la tumba de Rudolf Hess cuando se convirtió en un lugar de peregrinación nazi y tiró los restos al mar. Nosotros somos partidarios de dárselos a los familiares, porque es un derecho de las familias. Lo siguiente sería reconvertir el espacio en un monumento que recuerde que la II República fue una época democrática que intentó resolver muchos problemas y que por la mala suerte del momento histórico fue truncada por un golpe fascista. Es preciso contar las cosas como hay que contarlas”.

http://www.20minutos.es/noticia/1962769/0/argumentos/exhumacion/franco-valle-de-los-caidos/