Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Hágase justicia…

José Juan Toharia. Metroscopia. El País, 01-10-2013 | 2 octubre 2013

_PrELPaisLa petición de extradición cursada a España por un juez argentino encuentra en nuestra sociedad una acogida claramente favorable

fichametroscopia

 

En una sociedad que ha sufrido un intenso y doloroso desgarro interno, la generación de los hijos no suele sentirse en condiciones de ajustar, con razonable serenidad, cuentas con el pasado. Resulta preciso esperar una generación más. O al menos así parece haber ocurrido, por ejemplo, en Francia, en relación con el régimen de Vichy, o, en Alemania, respecto del régimen nazi, y es lo que parece estar ocurriendo también ahora en España respecto del franquismo.

Se explica así que la petición de extradición cursada a España por un juez argentino contra ciudadanos españoles acusados de torturas cometidas en tiempos de la dictadura pueda encontrar en nuestra sociedad una acogida claramente favorable, según el sondeo realizado por Metroscopia en exclusiva para EL PAÍS.  Mayoritariamente, los españoles (y sobre todo los más jóvenes) creen que esos delitos deben poder ser juzgados ahora: ni el tiempo transcurrido les parece excusa suficiente para no hacerlo, ni el que sea a instancias de un tribunal extranjero les mueve, patrioteramente, a considerar que la solicitud suponga agravio alguno a nuestra dignidad nacional. Tan solo los votantes del PP se descuelgan del sentir medio nacional, si bien, entre ellos, los más jóvenes en clara menor medida que los de más edad.

Y en esta mayor propensión ciudadana a que, por encima del tiempo transcurrido, se haga ahora justicia en este —y, por extensión, en cualquier otro caso que se perciba, igualmente, como no debidamente depurado— cabe quizá detectar la influencia de un factor coyuntural como es la actual grave crisis económica. En efecto, —y los datos de encuesta son rotundos al respecto—, la sensación que actualmente predomina en nuestra ciudadanía es que la catástrofe económica y social que le está tocando soportar tiene culpables concretos —es decir, con nombres y apellidos— que llevan todas las trazas de escapar no solo impunes, sino incluso amplia y escandalosamente remunerados. El transcurso del tiempo y la crisis estarían, inesperadamente, confluyendo para reforzarse mutuamente y alentar el profundo sentido justiciero siempre presente entre nosotros, y con frecuencia tan defraudado.

http://blogs.elpais.com/metroscopia/2013/10/hagase-justicia.html