Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Federación Foros por la Memoria

La apología del Franquismo no es delito para el PP

Julián Vadillo Muñoz. Diagonal, | 11 octubre 2013

_PrDiagonalJosé María Pedreño: “el PP representa a los beneficiarios de la Guerra Civil y el Franquismo”

 

 

LA MAYORÍA ABSOLUTA DEL PP IMPIDE QUE SE CONDENEN LOS ACTOS FASCISTAS

. Redacción 11/10/13 ·

El Partido Popular negó el jueves en el Congreso que saliera adelante una moción de censura contra los actos de enaltecimiento del fascismo que se han repetido en los últimos meses. A propuesta de CiU, y con el apoyo de varios partidos políticos, se intentó condenar estos hechos así como la apología del Franquismo.

El Partido Popular rechazó ayer en el Congreso de los diputados una moción para condenar la apología del Franquismo. Ante la propuesta de Convergència i Unió (CiU) para que se  condenen los actos de exaltación del fascismo que se han repetido en los últimos meses, entre otros el asalto de la librería Blanquerna en Madrid o las acciones fascistas que ya  están programadas para el próximo 12 de octubre. A la propuesta de CiU se unieron también PSOE, IU, UPyD y UPN e incluyeron en la moción condenar la apología y el enaltecimiento del Franquismo.

Teresa Angulo, diputada del PP, argumentó el rechazo del PP a la moción porque esas acciones se van a condenar, dijo, en el Código Penal cuyo anteproyecto ya se ha aprobado. Según la diputada, el holocausto y las conductas de incitación al odio y la violencia ya están tipificadas como delito.

Demasiadas vinculaciones con el Franquismo

La condena al Franquismo tendrá que esperar en el Congreso mientras exista mayoría absoluta del PP. Prueba de ello ha sido la condescendencia de este partido con las últimas actuaciones de integrantes del partido e incluso de alcaldes del PP y el rebrote de actos de la ultraderecha. Uno de esos casos ha sido el del alcalde del PP de Beade (Lugo), Senen Pousa, que ha presumido de los cuadros de Franco que cuelgan de su despacho oficial, del tono que suena en su móvil cuando le llaman, el Cara al Sol, y, sin pudor, hace una defensa pública del régimen franquista. Todo con la aquiescencia de su partido. No es el único, Jaime Mayor Oreja  ha hecho historia con sus declaraciones considerando el Franquismo como un periodo “plácido”.

Igualmente, el enaltecimiento del Franquismo por parte de varios integrantes de Nuevas Generaciones del PP recientemente tampoco ha contado con una condena del propio partido. Pero aún hoy, numerosas calles, plazas y monumentos franquistas presiden la geografía estatal a pesar de que hay mecanismo legales para quitar la simbología.

Indignación en las asociaciones memorialistas

Para las asociaciones de memoria del Estado español la actitud del PP es insultante. José María Pedreño, presidente de la Federación estatal de Foros por la Memoria, señala que “el PP representa a los beneficiarios de la Guerra Civil y el Franquismo”. Además, el representante de los Foros por la Memoria dice también que “el PP no va a condenar nunca el Franquismo porque provocaría un ‘corrimiento’ de fuerzas de poder al poner en tela de juicio su propio origen”. Y recuerda que estos hechos tienen su origen en la propia Transición, donde “no se hizo depuración de ningún tipo en las instituciones estatales y el Franquismo, con la aquiescencia de parte de la izquierda y por eso muchos policías hoy en día siguen ocupando cargos de responsabilidad aunque provienen de la policía franquista e incluso algunos están en el sumario de la jueza María Servini, en ha abierto la causa contra el Franquismo en Argentina”, argumenta.

Pedreño llama la atención en cómo se ha instrumentalizado la Ley de Amnistía, que cuanta con el apoyo de varias organizaciones de izquierda. “Mientras para la ONU la Ley de Amnistía es considerada una ley de punto final respecto al Franquismo, para la derecha y parte de la izquierda no es así. Esta es la prueba de como la derecha ha cooptado a la izquierda desde la Transición y después una Ley de Amnistía que se ha visto perfectamente complementada con la Ley de  Memoria Histórica·, concluye Pedreño. Por su parte, Arturo Peinado, también de la Federación estatal de Foros por la Memoria, apunta que “este tipo de acciones [en referencia a las exaltaciones fascistas] nos aleja de los países de nuestro entorno. La derecha española no es antifascista”, aclara.

“Un Franquismo sociológico muy asentado”

Para Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), “la no existencia de una formación de extrema derecha en el Estado español hace que el partido en el Gobierno haga guiños hacia estas posturas políticas para conseguir votos con ello. Todo esto corre paralelo a las decisiones judiciales y académicas. Además –abunda Silva– esto pone en evidencia que existe un Franquismo sociológico muy asentado en la sociedad española. El Estado español ha reparado a algunas víctimas y a otras, las del Franquismo las que han condenado al ostracismo”.

Para Silva “la Ley de Amnistía creó una cultura política trasversal para justificar cualquier cosa, desde los crímenes del Franquismo hasta el caso Bárcenas”, afirma. También considera que “es increíble que desde que murió Franco todos los presidentes del Gobierno hayan pasado cerca del Arco del Triunfo de Moncloa, monumento de la victoria Franquista, y que a ninguno se le haya ocurrido quitarlo”.

Por su parte, Ariel Jérez, profesor de sociología de la Universidad Complutense de Madrid mantiene que “se ha creado una cultura de la impunidad que ha posibilitado la normalización de cuestiones que en nuestro entorno son punibles. Una anormalidad que viene de la propia dinámica de la Transición. Algo que ha afectado a nuestra identidad y cultura política”.

http://www.diagonalperiodico.net/saberes/apolog%C3%ADa-franquismo-no-delito-pp