Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

“Queremos saber quiénes han fusilado y firmado las sentencias de muerte”

Infonews, 08.10.2013 | 10 octubre 2013

_PrInfonewsInés García Holgado es familiar de víctimas de la Guerra Civil

 

Hace más de diez años que impulsa la investigación por los crímenes cometidos en la dictadura de Franco. “Para el Estado español, mis tíos siguen siendo delincuentes”, lamentó.

Inés García Holgado es sobrina, nieta y sobrina nieta de represaliados durante la Guerra Civil Española. Hace más de diez años que investiga desde Argentina el destino de sus familiares republicanos y fue una de las primeras querellantes en la causa por los delitos del franquismo. A más de 70 años de aquellos hechos, Inés pide que la justicia esclarezca lo que le sucedió a su familia y la nulidad de los procesos sumarios por los que fueron condenados y fusilados: “Todavía, para el Estado español, mis tíos siguen siendo delincuentes”, se lamentó.

Luego de una larga búsqueda en soledad, en 2010 Inés presentó junto con Darío Rivas la primera querella en la Argentina contra los delitos de la Guerra Civil Española y el franquismo. Pidió investigar el fusilamiento de sus tíos abuelos Elías y Luis García Holgado, y la desaparición de su tío Vicente, todos hechos ocurridos entre 1936 y 1938. A partir de esa causa, a la que se le fueron sumando nuevas denuncias, la jueza María Servini de Cubría requirió semanas atrás la detención y extradición de cuatro ex policías españoles acusados de tormentos, aunque sólo dos de ellos siguen con vida.

“Lo que queremos es que haya una investigación judicial, saber quiénes han fusilado, quiénes han firmado las sentencias de muerte, y que lo sepa también la sociedad española”, manifestó Inés en diálogo con Tiempo Argentino.

La historia de la familia García Holgado demuestra la persecución de la que fueron víctimas los republicanos tras el golpe de Estado de Francisco Franco y la Guerra Civil Española. Inés es nieta, sobrina y sobrina nieta de militantes y dirigentes políticos víctimas de esa represión.

“Mi abuela, en mi adolescencia, me contaba sobre mis tíos abuelos, que habían sido fusilados, de mi tío desaparecido y de su marido, mi abuelo Vicente (igual que su hijo), que había sido tirado por las escaleras de un séptimo piso. Mi abuela después vino exiliada a la Argentina con mi padre. Pasó el tiempo, me vino a la cabeza eso y me puse a investigar, y empecé a escribir a archivos de memoria de España. Conseguí expedientes, documentos y pude comprobar que lo que me decía mi abuela era verdad”, recordó.

Su tío abuelo Luis había sido oficial de correos, era miembro del Partido Socialista Obrero Español y de la Unión General de Trabajadores. Con 38 años, fue elegido concejal en el Ayuntamiento de Astorga en 1934, durante la Segunda República. “La sublevación de julio de 1936 lo encontró en Madrid. Fue detenido y torturado en la cárcel de Hervás. El 21 de septiembre de 1936, con 40 años, fue sacado de la cárcel y fusilado en la carretera de Baños de Montemayor, en la curva del cementerio. Según testimonios de los habitantes del pueblo, su cuerpo fue aplastado por un carro que le hicieron pasar por encima”, señaló la denuncia realizada por Inés ante los tribunales de la Argentina.

Elías fue alcalde de la localidad de Lumbrales y diputado provincial en Salamanca entre 1931 y 1936. Con el golpe de Francisco Franco, fue encarcelado en las prisiones de Madrid y de Salamanca, fue condenado a muerte en un proceso sumarísimo por “adhesión a la rebelión” y fusilado el 5 de julio de 1937. En la sentencia, de fecha 14 de mayo, se lo acusó porque, desde “la proclamación de la República, se destacó por sus ideas extremistas, de las que hizo intensa propaganda tanto en su pueblo como en los cercanos, acompañando con frecuencia al diputado marxista Manso que en su día fue pasado por las armas”.

A 76 años, Inés recuerda que Elías era muy católico, murió con el Rosario entre las manos y dejó una carta para que sus familiares no tengan rencor. A Luis lo detuvieron en su casa, donde encontraron documentación masónica, lo llevaron detenido y después lo fusilaron en la zona del cementerio de Hervás. “Ellos dos tienen sus tumbas, pero mi tío Vicente es un desaparecido”, señaló.

Vicente nació en la Argentina en 1915, pero de muy pequeño fue a vivir con su familia a Madrid. En el momento del golpe de Estado, cursaba las últimas materias en la Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca. Allí, era miembro de la Federación Universitaria Escolar (FUE). Según pudo reconstruir Inés, el 10 de agosto de 1936 se alistó al bando republicano en el Batallón Quinto de Lister, donde ascendió hasta el rango de teniente médico. Con 23 años, Vicente fue desaparecido. Una carta enviada en enero de 1938 desde Teruel es la última noticia que su familia tuvo de él.

Su tío Vicente y sus tíos abuelos Elías y Luis forman parte de la denuncia original ante la justicia argentina. El caso de su abuelo Vicente García Holgado no fue incluido en la causa. Sin embargo, también murió de manera violenta en España en 1946 y su familia sospecha que se trató de un crimen político durante la dictadura de Franco.

“Mi abuelo era un elemento molesto”, rememora Inés. Había sido telegrafista y dirigente gremial, por lo que había sido encarcelado. “Se exilió en el País Vasco. Ahí se dedicó a organizar a pescadores en sindicatos. En un trámite que fue a hacer a Madrid cayó del séptimo piso, un método para sacarse de encima a la gente, que se repitió en muchos casos. Él no entró en la querella porque había dudas sobre las pruebas. Era un hombre feliz, que quería a su familia. Suicidio no fue. Es muy probable que lo hayan matado de esa forma”, agregó.

–¿Cuándo empiezan a ver la posibilidad de presentar una querella acá en la Argentina?

–Intentamos en España, cuando empezó la investigación de Baltasar Garzón, vimos la posibilidad de presentarnos en España pero finalmente no lo hicimos porque prontamente fue inhabilitado. España nos cerró las puertas. Después, la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica me conectó con los abogados querellantes y en 2010 se produjo la querella.

–¿Cuál es el objetivo de la querella? Los responsables de esos delitos ya deben haber fallecido…

–Lo que queremos es investigación judicial, saber quiénes han fusilado, firmado las sentencias de muerte, sus últimos domicilios, las partidas de defunción, si han fallecido. Es muy importante conocer quiénes fueron y qué hicieron. Quiero eso para mi familia y para los demás, sobre todo para los crímenes de la Guerra Civil, porque seguramente los que mataron a mis tíos ya fallecieron. La verdad histórica. También queremos la nulidad de los juicios sumarios que se les hicieron. Queremos que se repare el buen nombre porque todavía para el Estado español siguen siendo delincuentes.

–¿Cuáles son sus expectativas sobre las extradiciones ordenadas por Servini de Cubría?

–Para mí, son muy bajas las expectativas porque el Partido Popular se va a oponer, pero es muy importante que se visibilicen estos crímenes y que no puedan salir de su propio país porque, si no, van a ser detenidos.

–¿Por qué cree que el gobierno español rechaza estas causas?

–Tienen miedo. Todavía son franquistas y otro tema es la reparación económica. El franquismo expropió bienes de los republicanos y tienen miedo que se les vengan las demandas. Los nazis, en Alemania, dictaron la nulidad de sumarios y han reparado a las familias; los franceses, con las sentencias que dictaron con los judíos, también. En España no se dio esa reparación. A mi abuelo le confiscaron la cuenta del banco, por ejemplo, y así a cientos de miles de represaliados. «

http://tiempo.infonews.com/2013/10/08/argentina-110786-queremos-saber-quienes-han-fusilado-y-firmado-las-sentencias-de-muerte.php