Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Federación Foros por la Memoria

Sólo Humanes recuerda a Garciasol en su centenario

Cultura en Guada.es, | 1 octubre 2013

ramon-garciasolDesde el Foro por la Memoria de Guadalajara no han querido olvidar la faceta política de este hombre

 

 

 

Lunes, 30 Septiembre 2013 | RUBÉN MADRID

Humanes celebró el domingo un acto con recital, presentación de libro e inauguración de exposición de fotografías del cronista local, Francisco Lozano Gamo. • Ha sido el único reconocimiento realizado hasta el momento en todo el país al poeta nacido en la localidad campiñera. • Herrera Casado achaca a la “ignorancia” esta desatención hacia el poeta y Paco Lozano lamenta las reticencias de carácter ideológico. • Diputación se ha comprometido a organizar un acto también en la capital.

“Nací en un hogar de trabajadores y la pobreza me educó muy bien para conseguir renunciar a lo innecesario”, dijo en una ocasión Miguel Alonso Calvo, a quien las enciclopedias tienen por Ramón de Garciasol, el pseudónimo literario de un poeta imprescindible en las antologías de la segunda mitad del siglo XX.

Con esa misma humildad que le vio nacer y crecer hace un siglo ha transcurrido también su centenario, que se celebraba este domingo, y que ha tenido un resultado más bien pobre: ni una triste reseña en los dominicales de este 29 de septiembre, ni una alusión en los tuits del Instituto Cervantes, que sí se acordaron de que hace 97 años nacieron Buero Vallejo y, hace más siglos aún, el inigualable Miguel de Cervantes; en realidad, apenas nada más que un homenaje en su pueblo natal, Humanes, y alguna página suelta en la prensa local. Tampoco la industria editorial ha reeditado sus obras a lo largo de estos meses, ni los círculos literarios le han dedicado artículos especializados o recitales destacables desde la capital del reino…

El hecho no es aislado. Tampoco otro poeta que comparte cierto parecido en el nombre ha tenido mucha más suerte en su correspondiente centenario, celebrado también este mes de septiembre, concretamente el día 7. El ensayista, traductor y poeta Alonso Gamo, nacido en Torija, no tuvo ningún homenaje y apenas estuvo más que en la memoria de, una vez más, el historiador y editor Antonio Herrera Casado, que aún así nos remitía a la importancia de una figura de las letras para quien debía ser obligado el “homenaje a su memoria” por parte de “cuantos amamos la lectura, las buenas letras, el pensamiento honrado”.

Reivindicación del poeta

Tampoco el universo Google ha dado cuenta de ningún cariño a lo largo y ancho de la geografía española para el poeta campiñero. En este centenario sólo ha habido, al menos, alguna nota suelta en un par de blogs guadalajareños, con textos firmados por el Foro por la Memoria Histórica de Guadalajara y el editor e historiador Antonio Herrera Casado.

El escritor, historiador, editor y cronista oficial de la provincia, Antonio Herrera Casado, ha recordado en un artículo escrito justo el día de su centenario (que quedará ampliado en la edición de papel de Nueva Alcarria del viernes) la categoría de la obra y del pensamiento del también ensayista, entre cuya obra se encuentra su estudio sobre el admirado Cervantes, sobre todo en la ‘Meditación del Quijote’, “un libro inmenso y profundo”, según Herrera Casado, que califica al homenajeado de “intelectual profundo” y “hombre recto”.

Interrogado precisamente por Cultura EnGuada sobre el reconocimiento al escritor de Humanes, cree que, como en el caso de Alonso Gamo, “deberían haber sido mucho más promocionados” y “celebrados no sólo en sus respectivos pueblos, sino en toda la provincia, con apoyo institucional real”, ya que ambos fueron figuras intelectuales “de primera fila en España”.

Mientras, el cronista de Humanes, Francisco Lozano Gamo, también reconoce que ha tenido que superar reticencias por parte de las administraciones, incluso las más próximas, para organizar este domingo el acto de recuerdo que finalmente se fraguó. El recuerdo en este centenario no ha sido, considera, “como se debiera”, y achaca el hecho a “las circunstancias políticas que envuelven al personaje”, que siempre combatió con la palabra por las causas de izquierdas.

Ya en vida, recuerda Lozano, fue complicado reconocerle debidamente en Humanes. “Hemos tenido que esperar veinte años para hacerle algo así” en el pueblo, asegura.

El reconocimiento

El homenaje de este domingo en Humanes no ha sido, pues, el acto central, sino el exclusivo de este centenario, al menos por el momento, ya que Diputación ha prometido realizar un evento similar en la capital provincial.

El acto en Humanes de este domingo consistió en la presentación de un libro autobiográfico acerca de su vida y su obra, con más de cien páginas y 78 fotografías (una por cada año de vida, excepto los dos últimos), que lleva por título ‘El regreso para siempre de Miguel Alonso Calvo a su tierra y ríos’, así como la organización de una exposición paralela, en la que coincide el grueso de las instantáneas, con un recital de algunos versos en el teatro que lleva su nombre literario en Humanes.

Al acto asistieron la diputada provincial, Marta Valdenebro, y el alcalde de Humanes, Sergio Sánchez. El actor que interpreta el papel de Don Juan mayor en el ‘Tenorio Mendocino’, Fernando Catalán, y el escritor Miguel Marchamalo recitaron algunos versos, mientras que el organizador del acto, Lozano Gamo, explicó algunos detalles novedosos de la investigación ahora publicada y habló de los viajes conjuntos por la zona en los últimos años de vida que Miguel Alonso Calvo pasó en Humanes (regresó definitivamente en 1990). También relató un monólogo, recreando las ‘conversaciones’ que dice tener todavía hoy en día cuando el cronista local baja al río y aprovecha para intercambiar impresiones con Alonso Calvo sobre otros escritores como Buero y Cela o sobre el paisaje.

El escritor en Humanes

El bonito gesto de sus paisanos más allegados, encabezado por el cronista que tanto le acompañó y fotografió en sus últimos años, no descuida el olvido en todo el país por parte de quien fue mucho más que un poeta local. Escritor de la llamada generación del 36, amigo de su paisano Buero Vallejo, represaliado también por su compromiso republicano, licenciado en Derecho (objetó: no ejerció para impedir aplicar leyes que consideraba injustas), es autor de obras tan reconocidas como ‘Memoria amarga de la paz de España’ y, como bien dice el cronista oficial de la provincia, Antonio Herrera Casado, resulta imprescindible en cualquier antología poética sobre escritores de las últimas décadas.

“Estamos, pues, ante una figura humana y literaria de enormes dimensiones que, a buen seguro, las generaciones venideras habrán de descubrir”, ha indicado Francisco Lozano, que recuerda que entre los galardones recibidos por su obra están el Pedro Henríquez Ureña de la Asociación Cultural Iberoamericana (1961); el Fastenrath de la Real Academia Española de la Lengua; el Premio de la Asociación Café Marfil de Elche, y el Premio Rodrigo Caro de Poesía, la Medalla de Plata de la Universidad de Turín (1990), y la Medalla de Oro de Castilla-La Mancha.

Alonso Calvo practicó la poesía social (no confundir, como él mismo advertía, con la poesía política, porque lo suyo era más bien “una defensa del hombre”) y publicó 26 poemarios desde su estreno con ‘Agradecimiento’ en 1951 y su despedida en vida con ‘Notaría del tiempo’, en 1985, todavía nueve años antes de fallecer en Madrid.

Pasó su infancia en Guadalajara, donde dio los primeros pasos literarios  políticos, y trasladado a Madrid para evitar presiones, jamás dejó de tener presente la vida del pueblo y de sentirse “orgulloso”, como recuerda Lozano Gamo. Cuando a finales de los ochenta regresó a Humanes, recibió homenajes por parte de algunas voces, aunque no todas: socio de honor de la biblioteca en 1990, Medalla de Oro en el Día de la Región de ese mismo año, presentación en su tierra de ‘Cuadernos de Miguel Alonso Calvo’, celebración del 78 cumpleaños con la bibliotecaria Blanca Calvo y el grupo Río de Piedras, que había grabado varias canciones con ocho de sus poemas…

También fue declarado por unanimidad Hijo Adoptivo de Guadalajara (a la vez que José Luis Sampedro, por lo que son gemelos adoptivos) y emprendió viajes a Beleña del Sorbe (de donde era su padre) y, ya en 1992, a Hita, Torre del Burgo y La Muela. Lo más parecido a un homenaje en su pueblo fue un acto con 500 personas en el paraje de Peñahora, en un día de perros, dos años antes de su muerte.

La reivindicación política

Desde el Foro por la Memoria de Guadalajara no han querido olvidar una de las facetas de este hombre, la más política, a propósito precisamente de una personalidad en la que destacan el ejemplo de “honradez republicana, compromiso antifascista y hombría de bien”, lo que complicó su existencia y su literatura. Fue, recuerdan en un artículo publicado en el blog ‘Sociología Crítica’, “perseguido, expoliado, encarcelado y expulsado de la vida pública”, de modo que “vivió sometido a un atroz exilio interior”.

En este texto, titulado ‘La memoria mutilada de Ramón de Garciasol’, el Foro ha aprovechado para criticar al equipo de gobierno provincial que ha organizado el homenaje por justificar gestos fascistas de uno de sus diputados, José Parra, cuando la figura de Garciasol representó precisamente los valores opuestos y fue “perseguido y despreciado por la Guadalajara oficial del régimen”, lo que le obligó a refugiarse en Madrid para “reconstruir su vida”.

Volviendo a su obra, el también poeta y divulgador literario Francisco Arias Solís recuerda en la web de la editorial Aache que la obra de Garciasol/Alonso Gamo “es grande, y hoy difícil de encontrar, por haber tenido tiradas cortas”. Tampoco este centenario ha sido la oportunidad escogida por la industria para reeditar sus títulos.

La humildad de Miguel, el destierro de Ramón, siguen estando unidos en la figura del poeta de Humanes.

http://culturaenguada.es/literatura/1763-solo-humanes-recuerda-a-garciasol-en-su-centenario