Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Testigo de la historia

Noticias de Navarra, 30 de Septiembre de 2013 | 10 octubre 2013

la-memoria-vivaLa ley de memoria histórica en Navarra propondrá un museo en la cima del Monte Ezkaba

 

LA NUEVA LEY DE MEMORIA HISTÓRICA EN NAVARRA, EN TRAMITACIÓN, PROPONDRÁ UN MUSEO EN LA CIMA DEL MONTE EZKABA

PAMPLONA, ANA IBARRA – Lunes,

EL Congreso de los Diputados aprobó en junio de este año una proposición no de ley en la que se insta al Ejecutivo estatal a iniciar, en el plazo de tres meses, las acciones encaminadas a la firma de un convenio para la cesión gratuita del Fuerte.

 

En la iniciativa, registrada en la Cámara Baja, la diputada de Geroa Bai Uxue Barkos recordaba que “a finales del siglo XX el Ejército español abandonó este enclave retirando los últimos retenes de vigilancia ubicados en la zona” por lo que actualmente el fuerte se encuentra “en desuso, ya que carece de interés estratégico para el Ministerio de Defensa”. Recordaba además que desde 2011 es Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento, y “testigo de los acontecimientos más determinantes de la historia política de Navarra a lo largo del siglo XX”. No en vano, en mayo de 1938, 795 presos republicanos protagonizaron la mayor evasión de la historia de España, de los que más de 200 fueron fusilados. Constataba a su vez el estado de “abandono”, lo que denota el “nulo interés para Defensa”. Tras conocer la inclusión del recinto en un plan de racionalización de centros militares, Barkos expone que “el mayor problema es que acondicionar la infraestructura cuesta un dineral que Defensa no está dispuesto a pagar, y mantenemos que la responsabilidad es de ellos por lo que cualquier convenio previo al acondicionamiento de la zona nos parece una manera de eludir su responsabilidad”.

“Queremos que la ley de memoria histórica recoja la obligatoriedad de hacer el museo”

También el arquitecto Teo Ronco, redactor del Plan Municipal de Berrioplano, alerta de las dificultades que existen para mantener la seguridad en la zona, ya que “hay más gente de la que creemos que se adentra”. Escaleras sin barandillas, edificios abiertos, espacios de peligro como las galerías de los cañones… Requieren medidas de protección y vigilancia en las que no se han invertido. Por el contrario, se ha derribado, destaca, desafortunadamente los muros que eran testimonio de la conversión del fuerte en penal. “Lo bueno del fuerte es que la estructura de muros y edificios es ciclópea, muy resistente y está preparado no solo para aguantar el paso del tiempo sino también bombardeos y cañones”, detalla. A su juicio, “sería un error afrontar un gasto de mantenimiento sin tener un uso viable para esta instalación. Ni regalado es un buen negocio”. Incluso la creación de un museo para la recuperación de la memoria histórica requeriría una “mínima” parte de todo el espacio. Desde este perfil, el presidente del Colegio de Arquitectos de Navarra, Mariano González, reconoce que cualquier actuación en el fuerte requiere un coste muy alto, “pero lo cierto es que tampoco se puede derribar ni dejarlo morir”. “Además, el monte San Cristóbal cada vez más tiene vocación de ser el pulmón de Pamplona, y toda de encuentro con la naturaleza, y la instalación militar ocupa toda la cima”.

Por otra parte, el Parlamento de Navarra está tramitando una Ley de Memoria Histórica de Navarra, propuesta por I-E, y que Aralar-NaBai quiere enmendar para reclamar desde Navarra la cesión gratuita del fuerte y que se retome el plan sectorial que impulsaron los siete ayuntamientos afectados y la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona destinado a la creación de un Área Natural Recreativa en la zona y que incluiría un museo de la memoria en su cumbre. El alcalde de Berriozar Xabi Lasa destaca que “una vez se recupere la propiedad propondremos que se cree una comisión para dar continuidad a ese PSIS que quedó paralizado y estudiar el tratamiento a dar al fuerte, pero que por ley sea vinculante”. “El problema es que al Gobierno foral no le interesa este edificio por la carga histórica e ideológica que tiene”, apostilla.

Por otro lado, el escritor Iñaki Sagredo, experto en fortificaciones, a petición del Ayuntamiento de Berriozar conoció en los archivos de Segovia la historia del viejo fuerte. “Fue una construcción de gran coste para su época, y llegaron profesionales de diferentes lugares”, reconoce. En relación a la recuperación arquitectónica del edificio cree que “hay muchos trabajos que se pueden hacer por fases previo estudio donde se marquen las prioridades, las zonas de mayor peligro”. A su juicio, es un “monumento a la memoria histórica” teniendo en cuenta el papel que jugó durante la Guerra Civil y escenario de una de las mayores fugas de la historia, por lo que “cualquier esfuerzo que se haga es poco”.”Se pueden mirar ayudas europeas, trabajos comunitarios con personal desempleado, actuaciones conjuntas entre los servicios de cultura de los ayuntamientos implicados junto con el Gobierno foral…”, indica. “En Polonia, por ejemplo, los campos de concentración se convirtieron en un foco cultural y turístico muy interesante. Solo en el 2011 este campo tuvo 1,4 millones de visitas”.

http://www.noticiasdenavarra.com/2013/09/30/sociedad/navarra/testigo-de-la-historia