Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

La Junta de Andalucía señaliza y protege dos fosas, el Canal de los Presos y La Pañoleta

El Correo Web, | 29 diciembre 2013

_PrElCorreoAndalucíaSon declarados Lugares de Memoria Histórica con otros 30 enclaves andaluces

 

Laura Blanco

La fosa común de La Puebla de Cazalla en la que de momento se han recuperado unos 60 cuerpos de fusilados; el punto exacto de La Pañoleta (Camas) donde cayeron unos 70 mineros onubenses en una emboscada camino de Sevilla para defender la República del levantamiento de Queipo de Llano; el Parque de los Luchadores de la Libertad erigido hace un par de años sobre el antiguo cementerio de Fuentes de Andalucía donde una fosa común albergaba a parte de los 116 vecinos represaliados; y el canal del Bajo Guadalquivir, una infraestructura hidráulica para convertir en regadío 80.000 hectáreas que construyeron con trabajos forzados los presos políticos del campo de concentración de Bellavista. Son los cuatro espacios de la provincia que, a partir de ahora quedarán, protegidos e identificados como Lugares de Memoria Histórica, tras ser declarados como tales por el Consejo de Gobierno junto a otros 30 emplazamientos de Andalucía.

Tras cada uno de ellos hay vidas humanas perdidas en una página negra del pasado que esta declaración busca conmemorar para que no se repita. La fosa de La Puebla de Cazalla es una de las más grandes de la provincia y de las primeras en ser exhumadas, desde 2006, antes incluso de la aprobación de la Ley de Memoria Histórica, mediante un decreto de ayudas de la Junta. En tres fases se han recuperado 60 cuerpos “con signos de violencia, brazos y piernas rotas, jóvenes, mayores, y hasta una embarazada”, según explica María Carmen España, que aún no sabe si su abuelo –un jornalero de La Lantejuela apresado “por señalarse” junto a nueve compañeros y fusilado en La Puebla– se encuentra entre los cuerpos recuperados o aún está en la fosa donde “se calcula que hay entre 160 y 240”.

El enterramiento tiene gran profundidad porque “los falangistas aprovecharon una cantera” y los cuerpos se apilan unos encima de otros en diferentes niveles. La exhumación se paró porque la fosa chocaba con nichos de osarios del cementario. El Ayuntamiento está contactando con familiares de los allí enterrados para solicitar permiso para trasladar los restos y destruir esos nichos con el fin de continuar la exhumación, previsiblemente en mayo.

En Fuentes de Andalucía, los restos de la fosa común fueron trasladados en 2000 cuando se construyó el nuevo cementerio y en el espacio del antiguo se erigió, financiado “por suscripción popular”, un parque donde cada uno de los 116 árboles recuerda a una de las víctimas allí enterradas, incluidas las 27 mujeres vejadas y violadas en el ya desaparecido Cortijo del Aguaucho, algunas de las cuales ni siquiera merecieron un hueco en la fosa común y sus cuerpos fueron arrojados a un pozo. Un grupo de falangistas las llevaron presas en un camión hasta el Cortijo donde “las hicieron cocinar para ellos, bailar para ellos, las violaron, mataron y regresaron con restos de su ropa interior colgando de sus fusiles. Todo por haber bordado una bandera republicana o por negarse a servir durante un intento de huelga general”, explica Juan Morillo, miembro de la Comisión de Memoria Histórica Fontaniega constituida por partidos, sindicatos, familiares y asociaciones del pueblo.

Un monumento inaugurado el pasado junio recuerda especialmente a estas mujeres a las que “primero hemos querido dignificar y que todo el mundo del pueblo sepa esta historia que es tan terrible que estuvo años oculta salvo por algunas amigas de esas mujeres que se lo contaban a sus hijos, como hizo mi madre”, relata Morillo. No obstante, en el futuro se excavará en el cortijo, perfectamente localizados en lo que hoy es tierra de cultivo, para sacar los cuerpos y darles digna sepultura pese a que dada su juventud –la menor tenía 16 años– muchas no tienen familiares directos que reclamen sus cuerpos, aunque sí viven sobrinos-nietos de algunas.

En La Pañoleta, setenta mineros de la cuenca onubense fueron apresados por una columna de la Guardia Civil dirigida por el comandanta Haro Lumbrera cuando se dirigían a Sevilla para defender la República. En el fuego cruzado explotó un camión de armamento. Murieron siete u ocho, enterrados en una fosa común que se intenta localizar en Camas, de momento sin éxito. El resto fueron sometidos a juicio sumarísimo, fusilados y enterrados en la fosa común del cementerio de San Fernando, según relata el historiador Rafael Pérez, investigador de estos hechos, ocurridos a menos de un mes del Golpe militar.

Y de Los Palacios a Dos Hermanas, Bellavista y Torreblanca discurren 158 kilómetros de una antigua infraestructura hidráulica (hoy soterrada en algunos tramos bajo paseos y carreteras) que, en este caso, la memoria popular ha recordado como el Canal de los Presos, construido por condenados a trabajos forzados, pero que faltaba señalizar obligando, con ello, a su conservación y honrando la memoria de quienes se dejaron la vida en esta obra.

http://elcorreoweb.es/2013/12/27/la-junta-senaliza-y-protege-dos-fosas-el-canal-de-los-presos-y-la-panoleta/