Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Blas Piñar y Fuerza Nueva, pasado y presente

Antonio Maestre. La Marea, 29 de enero de 2014 | 29 enero 2014

2014-01-28Fuerza Nueva y el Terrorismo tardofranquista

 

 

La muerte de Blas Piñar, histórico líder de la Extrema Derecha durante la transición e ideólogo de Fuerza Nueva, no significa la muerte de su pensamiento ultra y reaccionario. La cultura de la transición permitió que sus ideas y sus miembros se arraigaran en la sociedad y ocuparan diversos lugares de responsabilidad que todavía hoy muchos de sus miembros mantienen. El ideario de Fuerza Nueva, no así su radicalidad y violencia explícita, permanecen en muchos partidos del espectro nacional con más o menos vehemencia y reconocimiento. Fuerza Nueva presentó un programa político en julio de 1976 para poder ser inscritos como partidos al calor de la ley de asociación política. Las lineas generales de Fuerza Nueva y Blas Piñar se vertebraban en varias ideas fundamentales que todavía hoy son manejadas por muchas fuerzas políticas, añejas y nuevas.

Las ideas principales del ideario del partido de Blas Piñar eran tres, patria, familia y religión. La confesionalidad católica del Estado y respeto a la libertad religiosa, la defensa de la unidad de la Patria, la integridad y pureza del idioma español y el mantenimiento de la reivindicación de Gibraltar, y la defensa de la familia, de su unidad e Indisolubilidad. Estas principales lineas del ideario de Fuerza Nueva están recogidas en los principales partidos conservadores y del espectro político de la derecha. Tanto el PP en su línea más dura, como el recién nacido VOX  o partidos más tradicionalistas como Alternativa Española tienen en sus programas la esencia del ideario del Blas Piñar. Alternativa Española es un partido dirigido por Rafael López Dieguez, yerno de Blas Piñar y antiguo militante de Fuerza Nueva. Esa aceptación programática y la permisividad social que existe sobre las ideas de extrema derecha propiciada por la transición ha hecho que muchos de sus antiguos miembros hayan prosperado en la sociedad española sin necesidad de ocultar sus antiguas filias, crímenes y condenas. Como es el caso de personajes de plena actualidad como José María del Nido, presidente del Sevilla FC, condenado a siete años de cárcel y que se encuentra a la espera del indulto.

Antiguos miembros de Fuerza Nueva en la cúpula del fútbol español.

Jose María del Nido, expresidente del Sevilla FC, ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Málaga y ratificado por el Supremo a siete años de cárcel por el caso Minutas, relativo al cobro fraudulento de servicios prestados al Ayuntamiento de Marbella. No es la primera vez que José María Del Nido tiene problemas con la Justicia. El presidente del Sevilla fue condenado por un delito de lesiones contra el Secretario general del Sindicato Andaluz de Trabajadores en 1979 cuando era Jefe Regional de Fuerza Nueva en Andalucía. José María del Nido, a pesar de que ya ha demostrado su peligrosidad social en varias ocasiones a lo largo de su vida, está realizando una campaña para conseguir el indulto que está consiguiendo el apoyo de muchos amigos del presente y del pasado. Es el caso de Javier Tebas Medrano, Presidente de la Liga de Fútbol Profesional, que ha promovido junto a la inmensa mayoría de los presidentes de los clubs de fútbol una petición para conseguir el indulto del presidente del Sevilla FC.

La petición del indulto que firma Javier Tebas, y que como él mismo reconoce es a título personal, esconde una empatía política que ambos compartían en su juventud. Javier Tebas Medrano fue Jefe Provincial de Fuerza Joven en Aragón, las juventudes de Fuerza Nueva. Tebas fue el responsable de presentar a los medios la lista electoral que Fuerza Nueva presentó en Huesca en el año 1982 . Hay constancia de su militancia en Fuerza Joven desde el año 1979, en el que Javier Tebas Medrano ya escribía en los periódicos de Huesca avisando que cuando la situación lo requiera los miembros de Fuerza Nueva actuarían con la gallardía y la energía necesarias para defender los valores de la patria.

Fuerza Nueva y el Terrorismo tardofranquista.

La implicación de los miembros de Fuerza Nueva en el terrorismo tardofranquista estuvo presente tanto en el terrorismo de baja intensidad como en los atentados más crueles de los miembros de extrema derecha en la sangría de la transición.

En enero de 1982 se desmanteló una banda de Ultraderechistas conformada por miembros de Fuerza Nueva y Fuerza Joven a los que se le acusó de haber incendiado con gasolina las sedes de CCOO del Metal y de UGT en Sevilla, la de CCOO en Manzanilla (Huelva) y los vehículos de dos concejales del Ayuntamiento de Villaverde del Río (Sevilla). Además de intervenirles a varios de sus miembros pistolas y cartuchos de Goma 2. El entonces gobernador civil de Sevilla, José María Sanz Pastor, realizó unas declaraciones que no dudaron en calificar a los miembros detenidos de terroristas. “Tengo que manifestar mi sorpresa por el hecho de que un partido que, gracias a la Constitución y a las libertades que ésta consagra, puede acudir a las elecciones, tenga en su seno, sin haberlas expulsado, a personas que participan en acciones terroristas”. Entre los detenidos en la operación se encontraban Manuel Castaño Marín, que posteriormente fue nombrado Juez auxiliar en 1987 de Bollullos del Condado, José María Osborne Ybarra, miembro de unas de las familias más importantes de la aristocracia sevillana,

y el sobrino de José María del Nido. Uno de los detenidos y condenados, Sergio Medina López de Haro, fue posteriormente indultado en el año 1994.

El asesinato de Arturo Ruiz y de los abogados laboralistas de Atocha tuvo como protagonistas a miembros del partido del Blas Piñar. Fernando Lerdo de Tejada y Garcia Juliá, dos de los participantes en la matanza de Atocha, eran o habían sido miembros de Fuerza Nueva, extremo por el que Blas Piñar tuvo que declarar en 1977 ante la dirección general de seguridad en el transcurso de las investigaciones.  También el asesino de Arturo Ruiz, José Antonio Fernández Guaza, fue vinculado a Fuerza Nueva. La policía lo relacionaba con la organización de Blas Piñar por ser guardaespaldas del líder de Fuerza Nueva, apareciendo incluso en fotografías junto a él en mitines en Bilbao y en la revista que la organización ultra editaba.

Según un estudio sobre la violencia de la extrema derecha en la transición, de Juan Manuel González Sáez de la Universidad de Navarra, los miembros de Fuerza Nueva estuvieron implicados además en el homicidio de Miquel Grau, asesinado por el lanzamiento de un ladrillo desde un balcón en 1977. Jorge Caballero Sánchez fue asesinado en marzo de 1980 por un miembro de fuerza nueva por llevar una chapa anarquista. O el Asesinato de Jose Luis Alcazo (considerado víctima del terrorismo),  que fue apaleado con bates de beisbol en 1979 por una pandilla de menores de edad vinculados a Fuerza Nueva. Según el mismo historiador, “Fuerza Nueva mantuvo un discurso de exaltación del combate y del activismo que condujo a parte de su militancia más joven a una violencia tribal y en menor medida terrorista. Pese a la gravedad de muchos de los actos violentos, no parece claro que existiese diseñada una estrategia de tensión ni que ésta fuera dirigida desde la organización de Blas Piñar”.

http://www.lamarea.com/2014/01/29/blas-pinar-y-fuerza-nueva-pasado-y-presente/