Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Ladrillo al calor de la dictadura y sobornos por influir en Franco

El Plural.com, 14/01/2014 | 15 enero 2014

general kindelanEl oscuro origen de la fortuna familiar de la novia de Wert

 

ELPLURAL.COM |

Gomendio es hija de un constructor enriquecido y juzgado por sus operaciones urbanísticas y bisnieta de un general comprado por los Aliados para que España no entrase en la II Guera Mundial

Cuando los miembros del Gobierno tuvieron que hacer público su patrimonio sorprendió que el ministro más opulento, Miguel Arias Cañete, era sobrepasado por dos secretarios de Estado. La responsable de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio Kindelán, declaraba más de 14,5 millones y además poco después el reparto de esa fortuna empezaba a dar que hablar a raíz de su separación matrimonial. Gomendio había iniciado una relación con su superior, nada menos que el propio ministro, José Ignacio Wert.

Familia del cogollito franquista

Ahora, la revista Mongolia ha ahondado en el origen de la fortuna de “la novia de Wert” y el rastro no puede ser más claro: apesta a franquismo. Montserrat nació en 1960 cuatro meses después del enlace de sus padres, pertenecientes al cogollito del régimen, como recogían las propias crónicas de la época en ABC: Doreen Kindelán Evereett y José Manuel Gomendio Fiter.

El general que vendió su influencia sobre Franco…

Por el lado materno, la pareja de Wert es bisnieta de Alfredo Kindelán Dunnay (1879-1962) un histórico general franquista que sirvió primero a Alfonso XIII, se granjeó una imagen de heroico aviador y ayudó a Francisco Franco en el golpe de Estado de 1936. Aunque sus desavenencias con el ‘caudillo’ fueron muy aireadas por su familia al llegar la democracia, lo cierto es que tuvo tanta ascendencia sobre el dictador que hasta le puso precio a sus influencias.

… bautizado como “el chorizo” por los británicos

La documentación sobre la II Guerra Mundial desclasificada por el Gobierno británico en 2009 desveló que los Aliados llamaban al general Kindelán como “el chorizo” y a través del banquero Juan March le pagaron en 1940 el equivalente a seis millones de euros. A cambio de ese soborno y junto a otros militares de la confianza del dictador como el general Varela debía alejar a Franco de la idea de entrar en el conflicto para apoyar a Adolf Hitler. Se consiguió a medias, porque el dictador sí envió a la División Azul, integrada por voluntarios. La familia negó el pago asegurando que Alfredo Kindelán había muerto “pobre”.

“El culpable del bombardeo de Guernica”

El historiador Ángel Viñas recuerda además que el general Kindelán era “mala gente” y que se sirvió también de los alemanes durante la Guerra Civil: “Alguien que fue el culpable del bombardeo de Guernica no puede ser buena gente y fue él quien lo ideó para la aviación alemana”.

Constructores al calor de la dictadura por la línea paterna

En cuanto a la línea paterna de la secretaria de Estado, sus vínculos con el régimen franquista también eran fuertes y lucrativos. La empresa familiar de los Gomendio, Hidrocivil S.A., llegó a facturar en los 60 unos 1.000 millones de pesetas anuales con el boom constructor de aquellos años. Sus contactos le permitieron golosos contratos como el firmado en 1969 con el Gobierno de Irak para la exportación de 2.500 km de oleoductos o la construcción del Estadio del Manzanares, del Atlético de Madrid.

Dinero y juicios en la Costa del Sol

El padre de Montserrat, el ingeniero José Manuel Gomendio Fiter, no se quedó atrás en la tradición familiar. Fue un exitoso promotor urbanístico que participó activamente en el desarrollo ladrillero de la Costa del Sol también en los 70 y en el tardofranquismo. Fundó una sociedad para construir en Almería, Urbanizadora del Mediterráneo S.A., que fue llevada a juicio. Pero se libró por aquello de la lentitud de la justicia: la Audiencia Provincial declaró extinguido por prescripción un delito relacionado con una permuta de terrenos que perjudicó a los almerienses en aproximadamente 300 o 400 millones de pesetas, según las crónicas del juicio.

La finca almeriense de la que ahora disfrutan Wert y Gomendio

El promotor urbanístico contó como abogado defensor con José María Gil Robles, otra familia democristiana de raigambre y que le ayudó a salvar una finca en la costa almeriense de nade menos que 400 hectáreas… que disfrutaron Wert y su novia en las vacaciones de Semana Santa, según el portal Vanitatis.com.

http://www.elplural.com/2014/01/14/el-oscuro-origen-de-la-fortuna-familiar-de-la-novia-de-wert-ladrillo-al-calor-de-la-dictadura-y-sobornos-por-influir-en-franco/