Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Noticias

Argentina tiene memoria y no olvida a sus muertos de la última dictadura

Ana De Salvo .El Diario.com.uy, 24-03-2014 | 25 marzo 2014

4c276c5cd98ed-260x195La lista oficial de personas muertas o desaparecidas entre 1976 y 1983 supera las 15.000 personas, aunque algunos sostienen que fueron asesinadas cerca de 30.000

 

 

Por Ana De Salvo (anasalvo@eldiario.com.uy) | Lunes, 24 de marzo del 2014

La lista oficial de personas muertas o desaparecidas entre 1976 y 1983 supera las 15.000 personas, aunque algunos sostienen que fueron asesinadas cerca de 30.000

“Bienvenidos al Olimpo de los Dioses. Los Centuriones”. Muchos lugares de detención ilegal en Argentina tenían carteles siniestros, pero ninguno causaba tantos escalofríos como el del centro clandestino ‘El Olimpo’. Esta pequeña comisaría de una planta, ubicada en la calle Ramón Falcón -entre la calle Lezama y Olivera- en Buenos Aires, funcionó como cuartel de detención ilegal y tortura entre agosto de 1978 y enero de 1979.

Ahora, un cartel rojo recuerda su pasado. El predio, que ocupa una cuadra completa, parece abandonado. Lleno de grafitis a favor de la gestión de la presidenta, Cristina Fernández, y algún dibujo firmado por los organizaciones más radicales del oficialismo y del peronismo.

“La secuencia era desaparición-tortura-muerte. La mayoría de los desaparecidos transcurrían día y noche encapuchados, esposados, engrillados y con los ojos vendados, en una celda llamada tubo por lo estrecha que era”, explica otro cartel con el testimonio de Mario Villani, uno de los sobrevivientes.

Se calcula que durante los cinco meses en los que estuvo operativo ‘El Olimpo’, estuvieron recluidos alrededor de 500 personas, de los cuales salvaron la vida cerca de 100. Algunos afiches, acompañados de emotivos mensajes de amigos y familiares, los recuerdan.

Como ‘El Olimpo’, numerosos antiguos centros de torturas están siendo marcados en Buenos Aires y en otras ciudades del país como parte de una campaña para preservar la memoria histórica en Argentina. Hoy, cuando se cumplen 38 años de aquel golpe de estado de 1976, se calcula que llegaron a existir 610, pero la mayoría de ellos sólo funcionó durante los primeros meses posteriores a la asonada militar.

En 1977, su número se redujo a 60, mientras que en 1980 sólo quedaban dos instalaciones militares empleadas como centros de tortura: la Escuela Mecánica de la Armada (hoy Esma) y el Campito (Campo de Mayo); el principal lugar de concentración empleado por el Ejército.

Los procesos judiciales contra militares implicados en detenciones, torturas y desapariciones, y alguna de estas iniciativas para documentar los centros de detención usados durante la última dictadura (1976-1983) son relativamente nuevas.

En 2003, el ex presidente Néstor Kirchner declaró inconstitucional las Leyes de Amnistía, conocidas como “Ley de Obediencia Debida” y “Ley de Punto Final”, promulgadas en la segunda mitad de la década de los ochenta por Raúl Alfonsín. Un año después, el Gobierno argentino expropió la Escuela de la Armada en Buenos Aires y estableció ahí el primer Espacio para la Memoria Histórica (Esma) con la apertura al público de los primeros archivos de la dictadura.

Desde entonces, numerosos documentales, películas y libros han sido editados y filmados. También hoy muchos actos políticos e iniciativas de algunos sectores de la sociedad civil (como las activas Abuelas y Madres de la Plaza de Mayo) recuerdan estos acontecimientos, y una vigilia conmemoró durante la madrugada pasada el décimo aniversario de la creación del Esma.

El punto crítico lo aportan en los debates de televisión algunos académicos y expertos, los cuales deliberan sobre cuánta Memoria Histórica es suficiente en un país con tanta conflictividad como Argentina.

Desde 1997, también existen los llamados Foros de la Memoria en algunos barrios del sur de la capital, como el de Parque de los Patricios, el de Pompeya y el de Mataderos. Además, existe el Parque de la Memoria, un proyecto nacido en 1988, que ocupa 14 hectáreas con esculturas y obras plásticas enfrente del Río de la Plata.

La lista oficial de personas muertas o desaparecidas entre 1976 y 1983, que se mantiene siempre en continua revisión, indica que ya superan las 15.000 personas, aunque organizaciones defensoras de los derechos humanos sostienen que fueron asesinadas cerca de 30.000. Además, destacan el robo sistemático de varios cientos de niños nacidos en cautiverio o de padres que fueron lanzados al mar.

http://eldiario.com.uy/2014/03/24/argentina-tiene-memoria-y-no-olvida-a-sus-muertos-de-la-ultima-dictadura/