Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Jaén: Los símbolos franquistas tienen los días contados

Diario de Jaén, | 13 marzo 2014

_PrDiarioJaen  FEDERACIÓN FOROS POR LA MEMORIA,El Ejecutivo andaluz  se propone atar los cabos que considera que dejó sueltos la norma estatal

 

Nuria López 13 Marzo 2014

Siete años después de que el Gobierno de Zapatero aprobara la Ley de Memoria Histórica, el Ejecutivo autonómico se propone atar los cabos que considera que dejó sueltos la norma estatal. El anteproyecto de Ley Democrática de Andalucía es una “vuelta de tuerca” que si bien para unos vendrá a cerrar heridas, para otros “seguirá ahondando” en ellas. El calendario marca 13 de marzo de 2014. Pero, como hace siete años y con la diferencia abismal de que, entonces, la vida transcurría entre la algarabía que alimentaba la burbuja inmobiliaria y, ahora, languidece por la crisis económica, el anteproyecto de Ley Democrática de Andalucía ha abierto un nuevo agujero en el tiempo.

El documento al que el Consejo de Gobierno de la Junta dio el martes su visto bueno para el inicio de su tramitación pretende ser una “vuelta de tuerca” de la normativa estatal. Quiere atar los cabos que dejó sueltos la Ley de Memoria Histórica. Entre ellos, establece un plazo de 18 meses, desde su entrada en vigor, para quitar escudos y placas que exalten el golpe de Estado de 1936 y el franquismo, con sanciones de hasta 10.000 euros si se incumple la orden y, además, nace con la vocación de considerar “imprescriptibles” los “crímenes contra la humanidad” cometidos durante la dictadura.  Según el presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Jaén, Miguel Ángel Valdivia, se trata de un anteproyecto “muy bueno”. “Desarrolla la Ley de 2007, ampliándola muchísimo”, destaca, y añade, con orgullo: “Andalucía es una de las pocas comunidades que está haciendo una labor correcta, como se entiende que debe promover un estado democrático”.

Aunque la aplicación de la Ley de Memoria Histórica supuso un “barrido” general de nombres franquistas en los callejeros de municipios tan saturados de ellos, como Chiclana de Segura o la capital de la provincia, para Valdivia es impensable que, en una democracia, todavía puedan existir símbolos fascistas. “Alemania e Italia sufrieron regímenes similares y no quedan vestigios en ellos”, subraya. Pero, como ya ocurriera en 2007, la polémica está servida. Y lo que, para unos, significa justicia, “restituir la memoria -destaca la concejal socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Carmen Guerrero- de quienes sufrieron la represión franquista”, para otros es “seguir ahondando en las heridas”.

La alcaldesa en funciones de Pegalajar, Carolina Hermoso, es de esta opinión. Subraya que, en el cementerio pegalajareño, una placa recuerda a “todas” las víctimas de la Guerra Civil, y recalca: “El PP ha sido el primero que siempre ha rechazado la represión y las muertes que hubo”. Pero, en un planteamiento que podría entroncar con el que formula Antonio Muñoz Molina en “Todo lo que era sólido”, considera: “Hay muchos problemas como para vivir estancados en lo que ocurrió 35 años atrás. Hay que mirar al futuro”. Según Hermoso: “Las nuevas generaciones no se merecen que sigamos ahondando en la herida y remover esto, sobre todo, en los pueblos, es mantener viejas rencillas y discusiones”. Pero va más allá. Enumera, entonces, “el barrio sin humo, el de los indios, el lavadero municipal, la charca” y razona: “Todos se construyeron en la dictadura, pero trajeron beneficios al pueblo. Si hay que quitar los símbolos franquistas, ¿los destruimos también?”. La polémica, una vez más, vuelve a estar servida.

Símbolos contados después de una “labor bien hecha”

Hasta 49 calles, 3 parques y una céntrica plaza recordaban, hasta hace tan solo un lustro, en Jaén, a personajes destacados del bando franquista, como García Rebull, y “gestas” de las que salieron victoriosas las tropas golpistas durante el fratricidio que sufrió España entre 1936 y 1939. Fue la aplicación de la Ley de Memoria Histórica de 2007 la que los desterró del callejero. Y la labor se hizo tan bien -valora el presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, Miguel Ángel Valdivia- que, de aquella guerra entre hermanos  y de unas consecuencias que se prolongaron durante 35 años, solo quedan símbolos contados. Uno de ellos es el yugo y las flechas de la fachada de las VPO que se construyeron en 1968 en el barrio de Santa Isabel y, sobre la retirada de vestigios que contempla el anteproyecto de Ley Democrática de Andalucía, fuentes municipales indicaron que el Ayuntamiento la acatará.

“Lo que hay en el Santuario es parte de la historia de Andújar”

En la cumbre de un cerro, coronando un paraje paradisíaco, el Santuario de la Virgen de la Cabeza, en Andújar, corta el aliento. Escenario de uno de los episodios más conocidos de la Guerra Civil -el del asedio de las tropas franquistas por parte del ejército republicano-, el lugar está trufado de símbolos que lo recuerdan. El águila imperial, como emblema del franquismo, las placas de homenaje al capitán Cortés o la imagen de la Virgen del Loreto que domina la explanada en un claro homenaje al piloto Carlos Haya son algunos ejemplos. Y, según el rector de la Basílica Menor, Domingo Conesa, la orden de retirarlos debería partir del Ayuntamiento, como gestor. Pero, preguntado al respecto, el alcalde, Jesús Estrella, repitió la respuesta que ya dio en 2007: “Lo que hay en el Santuario es parte de la historia de Andújar y si la Junta considera que hay algo ofensivo, tendrá que venir a retirarlo”.

Cumplimiento taxativo de la futura Ley Democrática

A un tiro de piedra de la cinematográfica Catedral de Baeza, una Cruz de los Caídos que, en un municipio marcado por la influencia de la Iglesia, bien podría adjudicarse a cualquier otra época histórica, cuelga de una de las fachadas laterales de las Casas Consistoriales Altas. Es el símbolo franquista más destacable que hay en la ciudad patrimonial, aunque sus vecinos dudan de que sea el único. No obstante, fuentes del Ayuntamiento señalaron que, una vez que se apruebe la futura Ley Democrática de Andalucía, la cumplirán. Otro municipio en el que aún quedan restos de aquella época es Pegalajar. En la fachada de la ermita hay una “losa” desteñida con el nombre de José Antonio Primo de Rivera y de “otras personas a las que mataron por ser católicas”, dice la alcaldesa en funciones, Carolina Hermoso. Y, aunque se ve desde el exterior, advierte: “El edificio es del Obispado”.

En edificios religiosos, la decisión es de la Iglesia

“Aquí no se trata de cues-tiones artísticas, sino de que [el monumento a los caídos] está en un  edificio religioso sobre el que el Ayuntamiento no tiene competencia”. Esa fue la respuesta del alcalde de Porcuna, Miguel Moreno, a la pregunta sobre la retirada de símbolos franquistas de calles y plazas a la que obligará la Ley Democrática de Andalucía en un plazo de 18 meses, desde su aprobación.

Aunque está en el exterior del templo, de modo que, desde la plaza de Andalucía, puede leerse un  listado de nombres separados por una cruz que comienza con un “caídos  por Dios y por España”, el munícipe porcunense resaltó que se encuentra en un “edificio religioso” y que, ya en 2007, no pudo hacerse nada porque este tipo de inmuebles “quedaban  excluidos” de la norma estatal.

http://www.diariojaen.es/jaen/item/65018-los-simbolos-franquistas-tienen-los-dias-contados