Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Vista para la extradición del ex capitán Muñecas

El Mundo.es, 03/04/2014 | 4 abril 2014

torturador Jesús-Muñecas-9-4-2014La Fiscalía invita a Argentina a denunciar los crímenes del franquismo en tribunales españoles

 

Alfonso Guevara rechaza la petición de Muñecas de que no se tomasen imágenes

Ruiz-Polanco expresa su discrepancia: ‘No tengo por qué aguantar a fotógrafos a mi lado’

Tras la vista, el ex capitán permaneció durante más de una hora en las instalaciones

Al abandonar el edificio, salió con un paraguas abierto para ocultar su cara

JOAQUÍN MANSO Madrid

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha rechazado este jueves la entrega a Argentina del ex capitán de la Guardia Civil Jesús Muñecas, reclamado en aquel país por supuestas torturas durante el franquismo, pero ha defendido en cambio su enjuiciamiento por los tribunales españoles para “satisfacer ese deseo de Justicia” de las víctimas de la dictadura y que sean escuchadas sus denuncias. Concretamente, expuso que el Estado argentino debería presentar una denuncia ante los juzgados de Azpeitia (Guipúzcoa), cabeza del partido judicial que corresponde a Zaráuz, localidad en la que habrían sucedido los hechos.

Paradójicamente, entre los argumentos que ha utilizado el fiscal durante la vista pública sobre su extradición está el de la segura prescripción del supuesto delito que se atribuye al ex capitán Muñecas, tanto conforme al Código Penal argentino como a cualquiera de los españoles que se tenga en cuenta: el de 1973 o el vigente, de 1995. De forma muy llamativa, entre sus razonamientos jurídicos no incluyó ni la más mínima mención a la Ley de Amnistía, que al menos en apariencia sería aplicable al caso y que, de hecho, fue invocada por el Ministerio Público cuando se opuso al arresto de Billy el Niño y Jesús Muñecas y adelantó “la probable concurrencia de una causa de denegación de la extradición”.

El informe del fiscal no entró siquiera a valorar si las posibles torturas de Muñecas pueden calificarse o no como un delito de lesa humanidad, como pretenden los querellantes: en ese hipotético caso, estarían igualmente prescritas. Recuerda, en este sentido, la sentencia del Supremo que absolvió a Baltasar Garzón por su causa contra el franquismo, en la que, no obstante, el Alto Tribunal concluyó que, “aun cuando los tratados internacionales sobre la materia fijaran la imprescriptibilidad de los delitos contra la humanidad, esa exigencia, que ha sido llevada a nuestro ordenamiento jurídico interno, tiene una aplicación de futuro y no es procedente aplicarle una interpretación retroactiva”. Esto es: que la imprescriptibilidad no podría aplicarse a delitos cometidos antes de 2010, año en que España la introdujo en su Código Penal.

La juez argentina María Servini instruye a partir de una querella de víctimas del franquismo un procedimiento por genocidio y crímenes contra la Humanidad cometidos en España desde el golpe de Estado del 18 de julio de 1936 hasta el 15 de junio de 1977, fecha de las primeras elecciones democráticas. La Constitución argentina se atribuye jurisdicción universal sobre esos delitos en los casos en los que las autoridades del país en el que tuvieran lugar no hayan iniciado una investigación efectiva sobre los mismos, que es lo que la juez considera que ocurre en España.

La vista provocó una notable y ruidosa presencia de simpatizantes de los afectados por los crímenes de la dictadura, que dedicaron improperios al denunciado. Ya en la sala, Muñecas apenas tuvo que responder a una pregunta del fiscal Pedro Martínez Torrijos: se limitó a rechazar que tuviese algún tipo de vínculo con Argentina. Después, su defensa rechazó el hecho concreto que se le imputa: una paliza en agosto de 1968 al miembro de ETA Andoni Arrizabalaga, que luego fue condenado a muerte en el proceso de Burgos y, finalmente, amnistiado. En su última palabra, el ex capitán afirmó que ni siquiera conocía a la víctima.

Muñecas, que en 1981 tuvo una participación destacada en la asonada militar del 23-F (fue condenado por ello a cinco años de cárcel) y que recientememte participó en un homenaje al teniente coronel golpista Antonio Tejero, solicitó de manera insistente a través de su letrado que no se tomasen imágenes de la vista “por razones excepcionales de seguridad”, ya que considera que ha estado “demasiado expuesto en los últimos meses”.

El presidente del tribunal, Alfonso Guevara, denegó esa petición con el argumento de se trataba de una audiencia pública, lo que dio lugar a una situación absolutamente inusual. Su compañero magistrado Guillermo Ruiz-Polanco manifestó su discrepancia de viva voz y en tono muy desabrido, de manera que fue audible por toda la sala, y se opuso a la cobertura que de la vista hacían los medios de comunicación en el ejercicio de la libertad de información: “Yo me opongo a la filmación al señor Muñecas. Y no tengo por qué aguantar a fotógrafos y cámaras tomando imágenes a mi lado, así que, si siguen, me levanto y me voy”.

Una vez concluida la vista, el ex capitán permaneció durante más de una hora en las instalaciones de la Audiencia Nacional en compañía de agentes de policía. Cuando finalmente abandonó el edificio, salió portando un paraguas abierto para proteger su imagen. Un coche, que le esperaba en la puerta, le recogió a su salida.

http://www.elmundo.es/espana/2014/04/03/533d2108ca4741636b8b4570.html