Federación Foros por la Memoria
Comunicados y Documentos de la Federación
Noticias
Agenda
Artículos y Documentos
Home » Artículos y Documentos

La batalla de Bir Hakeim

Emilio Sales Almazán, | 17 mayo 2017

 

Medio millar de republicanos españoles participaron en este combate decisivo de la Guerra mundial

LA BATALLA DE BIR HAKEIM

Se dice que más vale tarde que nunca, y sin estar totalmente de acuerdo con esta manifestación debo decir que quizás algo de cierto haya por lo menos en el aspecto de que en ocasiones se hace algo de justicia a personas que fueron ninguneadas por la amnesia impuesta por el franquismo y el nazismo. Y hablo de las dos represiones ya que el caso al que me voy al referir no es exclusivo de España, en el país galo también hicieron parte del trabajo sucio para proyectar una cortina de amnesia sobre estos hombres que fueron héroes en defensa de la libertad. Me refiero a los españoles que combatieron en la IIª Guerra Mundial contra el nazismo y el fascismo después de haber dado su sangre en contra del franquismo en la guerra civil.

En los últimos tiempos se están haciendo homenajes a los hombres de LA NUEVE, después que en Francia, muy poco a poco, hayan tenido que reconocer la infatigable lucha que los españoles desempeñaron en la liberación de ese país del yugo nazi y que los primeros que entraron en la capital francesa liberada fueron un grupo de españoles triunfantes por las calles de París. Les ha costado y en algunos casos les cuesta todavía reconocer esa lucha heroica en resistencia después de cómo fueron tratados en ese éxodo masivo que supuso el exilio de más de 500.000 personas atravesando los Pirineos. Pero los hechos son tercos y la historia al final deja las cosas en su sitio.

Al hilo de estos homenajes a nuestros Camaradas y Compañeros de la llamada NUEVE, me topo con otra historia donde los españoles tienen parte importante en el relato. Fue hace 75 años, en la primavera de 1942 cuando se produjo la llamada de BIR HAKEIM, un combate esencial para retrasar el avance del ejército alemán, el Afrika Korps, hacia Egipto.

Paso a trasladar parte del relato de este combate. El General alemán Erwin Rommel, al frente de 45.000 hombres del Afrika Corps y de seis divisiones italianas, reinicia la ofensiva para tomar el puerto de Tobruk, vital en sus planes de hacerse con Alejandría y el canal de Suez. Para cerrarle el paso, el general Ritchie, al frente del 8º Ejército británico, ideó una línea defensiva de norte a sur con posiciones fortificadas, los denominados box. Los más reforzados se hallaban al norte, en Ain-el Gazala y en Gott-el-Oualeb. El más meridional, Bir Hakeim, se le asignó a la 1ª Brigada Francesa Libre (1BFL), mandada por el general Pierre Koenig, formada por 3.703 hombres de orígenes diversos: franceses metropolitanos, subsaharianos, magrebíes, polinesios, libaneses, indochinos…..junto a dos batallones de la 13ª Demi-Brigade de la Legión bajo el mando del carismático teniente coronel Dimitri Amilakvari, un príncipe georgiano que, al igual que su ayudante, el alférez Syvatowski nieto de Dostoievski, había huido de la Revolución rusa. Medio millar de legionarios, no hay cifras exactas, eran republicanos españoles que se habían enrolado para huir de los campos de concentración franceses y muchos de ellos ya habían luchado en Noruega, Eritrea o Siria.

Los mandos no eran precisamente de izquierdas como por ejemplo Amilakvari, y además eran bastante religiosos. Los españoles tenían fama de ser respetuosos pero también combativos y no muy disciplinados, según el pater castrense Girault, “no iban mucho a misa” y “no eran unos angelitos”. Su experiencia en la guerra contra blindados en España les llevó a ser destinados a las tanquetas y a la artillería anticarro, donde algunos mandaron pelotones, como José Artero y Enrique Marco Nadal, cuyo segundo era el también español José Millán Vicente, que ejerció de tirador bajo el mando de este último. El cabo primero de antitanques, el barcelonés José Millán Vicente, nos puntualiza: “Las tres cuartas partes de los tanques italianos puestos fuera de combate lo fueron por los antitanques del 7,5. Y esto, a los españoles, además de restablecer la verdad, no nos quita el menor mérito; puesto que, de los tres pelotones de antitanques que operaron frente a las oleadas de blindados italianos infiltrados, dos estaban mandados por gente nuestra: uno por Enrique Marco Nadal, de Valencia y otro por José Artero, de Tarrasa. Yo combatía con Enrique”

 

CONCLUSIONES

Del lado del Eje, las pérdidas son abundantes, entre muertos, heridos y desaparecidos se contabilizan 3.300 hombres, 277 fueron hechos prisioneros y se destruyeron 51 tanques, 13 vehículos blindados y un centenar de distintos vehículos. La Luftwaffe, perdió 7 aviones por el fuego antiaéreo y 42 Stukas fueron abatidos por la RAF. Las pérdidas francesas son mucho menores, durante el sitio murieron 99 hombres y 19 fueron heridos, a estos hay que añadir los 41 muertos, 210 heridos y 814 presos que se produjeron durante la salida. En total, llegaron a las líneas británicas 2.619 hombres de la brigada francesa, sobre los 3.703 presentes desde el comienzo de la batalla.

Pero el resultado más importante de la batalla de Bir Hakeim es la ralentización de la ofensiva alemana sobre el Canal de Suez. Este retraso de 14 días permitió al 8º ejército británico desplegarse hacia El Alamein y consolidarse estratégicamente en una posición defensiva.

Las dos semanas de resistencia en Bir-Hakeim habían permitido a los ingleses replegar a sus castigadas unidades a segunda línea, proceder a su completa reorganización y establecer una línea fortificada que cerró el paso hacia el Canal de Suez a los blindados enemigos. Los británicos además recibieron el refuerzo de cinco divisiones de refresco.

El retraso que aportó la resistencia francesa en Bir Hakeim a la ofensiva de Rommel incrementó las posibilidades de los británicos de recobrarse y facilitar la preparación de un contraataque. La ralentización de las maniobras de Rommel permitió a las fuerzas británicas escapar a la destrucción prevista por el Eje. Se puede decir sin exagerar que la batalla de Bir Hakeim facilitó el éxito defensivo de El Alamein.

Así va a detenerse por fin el avance del Afrika Korps hacia Alejandría, El Cairo y el Canal de Suez. El 23 de octubre de 1942,Montgomery desencadenará una ofensiva que rechazará inexorablemente a las fuerzas del Eje hasta Túnez, donde capitularán.

El general británico Playfair dirá:

«La defensa prolongada de la guarnición francesa desempeñó un papel importante en el restablecimiento de las tropas británicas en Egipto».

Winston Churchill diría:

«Al retrasar en quince días la ofensiva de Rommel, los franceses libres de Bir Hakeim han contribuido a salvaguardar la suerte de Egipto y del Canal de Suez».

En esta gran derrota de Rommel, valga el recuerdo de  los republicanos españoles y de todos los extranjeros que sirvieron en  la 13 Semi-Brigada de la Legión Extranjera francesa porque habían jugado un papel importantísimo como fuerza de choque.

En el revés de Bir-Hakeim y de El-Alemein se abriría para Rommel, el zorro del desierto, una interminable cadena de pesadillas cuyo último eslabón sería su suicidio, por encargo de su idolatrado Führer.

*Manuel Florentín, historiador y periodista. BIR HAKEIM: 75 años después. “Recital español contra Rommel”

*Fco. Javier Moreno. La batalla de BIR HAKEIM. Españoles en la IIª Guerra Mundial.

No es mi intención narra todas las vicisitudes de esta batalla que ya están en muchos textos editadas, quiero hacer destacar la labor, la lucha de estos cientos de españoles, republicanos, antifascistas, que dieron su vida para defender la libertad amenazada por el nazismo, el fascismo y el franquismo, primero en España y luego por cualquier zona del mundo. Dieron todo y colaboraron decisivamente en la victoria de los aliados con la esperanza que las llamadas “democracias occidentales” una vez vencidos los miembros del eje hicieran lo debido con España, pero fueron, fuimos traicionados vilmente.

Emilio Sales Almazán. Foro por la Memoria de Toledo.