Federación Foros por la Memoria
Comunicados y Documentos de la Federación
Noticias
Agenda
Artículos y Documentos
Home » Noticias

El Congreso insta al Gobierno a que compruebe si la familia Franco expolió unas esculturas de la catedral de Santiago

El Diario, | 24 octubre 2017

La comisión de Cultura aprueba una moción de los diputados de En Marea para certificar si esas figuras son propiedad municipal

 

Laura Galaup  24/10/2017

Si se demostrase, la iniciativa solicita al Ejecutivo que ejerciten las acciones pertinentes para que entreguen esas figuras al Consistorio

El Ayuntamiento de Santiago envió un requerimiento a los descendientes del dictador para que devolviesen esas estatuas

La comisión de Cultura ha aprobado una proposición no de ley para que el Congreso inste al Gobierno a verificar si las esculturas de Isaac y Abraham, que formaban parte de la fachada exterior de la catedral de Santiago que cubría el Pórtico de la Gloria, fueron objeto de un expolio de la familia Franco.

En la moción del grupo de Unidos Podemos en Marea, y apoyada por unanimidad, proponen que si se termina demostrando esta usurpación se ejerciten las acciones pertinentes para depurar “posibles responsabilidades y proceder a la devolución de las esculturas a su legítimo propietario, el Ayuntamiento de Santiago”.

Hace un mes el alcalde de este municipio envió un requerimiento a la familia del dictador Francisco Franco para que devolviese al Consistorio estas figuras, después de que los representantes municipales hayan encontrado los documentos que acreditan que las esculturas de Abraham e Isaac son propiedad municipal. El presidente de la Xunta, el popular Alberto Núñez Feijóo, también mostró su apoyo a esta decisión.

En el texto de la propuesta aprobada este martes, los diputados impulsores, Miguel Anxo Fernández Bello y Eduardo Maura Zorita, lamentan que el Gobierno de Mariano Rajoy “no se haya preocupado aún de reclamar los bienes expoliados, sobre todo cuando fueron producto de un auténtico robo”. Las estatuas aludidas fueron talladas por el Maestro Mateo para que figurasen en el Pórtico de la Gloria.

En la redacción de esta PNL han reseñado que “no existe” ningún documento de cesión por parte del Ayuntamiento de Santiago y que “el dictador se adueñó de las esculturas, llevándolas del Pazo de Meirás a la Casa de Comide en A Coruña, otro inmueble fruto de un ‘regalo'”.

Los diputados solicitan la mediación del Gobierno ya que recuerdan que a pesar de la insistencia de instituciones y organizaciones para que la familia Franco devolviesen las tallas, no reciben respuesta. “Ni lo va a hacer porque su origen y su deriva es absolutamente anti democrática”, apuntan en alusión a los descendientes del dictador.

En el transcurso del debate de la comisión, PSOE y Ciudadanos se han posicionado a favor de esta PNL. El diputado socialista Guillermo Meijón ha mostrado su voto favorable y su esperanza de que sea aprobado por “unanimidad”. Por su parte, a pesar de que el portavoz del partido naranja, Félix Álvarez, ha recriminado a los promotores que la propuesta supone un nuevo viaje en “el DeLorean de Podemos y sus confluencias”, anunció su voto a favor para verificar si la familia Franco se apropió de las esculturas.

El PP también ha manifestado que secunda el “contenido general” de esta iniciativa para investigar el expolio. Aunque su diputada, Marta González ha indicado que “no pueden dejar de manifestar su desacuerdo en algunas de las afirmaciones vertidas” en la PNL, entre ellas aseguran que el Gobierno “no está de brazos cruzados” y actualmente se están realizando las “investigaciones pertinentes” para determinar si se certifica el expolio.

Tal como informó eldiario.es, las dos estatuas que representan a Abraham e Isaac están en manos de la familia del dictador, a pesar de que no existe ningún documento de cesión por parte del Ayuntamiento de Santiago, que las adquirió en 1948 por 60.000 pesetas.

El documento notarial de compraventa, así como el resto del expediente, fue encontrado tras un trabajo de documentación llevado a cabo en las últimas semanas en los archivos de la Universidad de Santiago de Compostela en colaboración con historiadores de esa institución. En ese documento se condiciona la venta a que las esculturas no salgan del patrimonio municipal ni por enajenación, donación, concesión de depósito o cualquier otra figura, ya que en caso contrario debería indemnizarse al propietario anterior con 400.000 pesetas.

http://www.eldiario.es/sociedad/Congreso-Gobierno-Franco-esculturas-Santiago_0_700630114.html