Federación Foros por la Memoria
Comunicados y Documentos de la Federación
Noticias
Agenda
Artículos y Documentos
Home » Noticias

Sacar a Franco ya o tras las vacaciones: la decisión es de Sánchez, el texto está ultimado

El Confidencial, | 30 julio 2018

El presidente debe decidir si lo lleva al Consejo de Ministros este viernes o espera a partir del 24 de agosto

La semana pasada se pulió en una reunión al máximo nivel el decreto, y ahora el presidente debe decidir si lo lleva al Consejo de Ministros de este viernes o espera a la vuelta, a partir del 24

JUANMA ROMERO

30/07/2018

Solo queda que Pedro Sánchez decida. Que el presidente del Gobierno determine cuándo quiere dar la orden de que se exhume a Francisco Franco del Valle de los Caídos. Los diferentes soportes jurídicos ya están preparados, y los distintos escenarios, previstos. Con todos los papeles sobre la mesa, el jefe del Ejecutivo ha de decantar la balanza de forma inmediata: o lo aprueba este viernes el Consejo de Ministras y Ministros, o lo hace ya tras el parón de las vacaciones, a partir del 24 de agosto. De cualquier modo, solo la ejecución del texto legal, al margen del formato por el que se opte —real decreto o real decreto ley— llevará “como mínimo un mes”. La aplicación supone unos mínimos trámites que impedirán, en todo caso, que el dictador salga a la fuerza antes de septiembre del mausoleo fascista que él mandó construir. Franco, pues, será desenterrado con seguridad —salvo que Sánchez incumpliera su promesa solemne—, aunque llegará algo más tarde de lo previsto, en buena medida por la oposición de su familia.

La semana pasada, confirmaron a El Confidencial fuentes gubernamentales, se produjo una reunión en La Moncloa entre representantes de Presidencia del Gobierno, de Vicepresidencia y del Ministerio de Justicia para “ultimar el texto del instrumento legal que se utilizará” para proceder a la exhumación. En el Ejecutivo rehúsan dar por definitiva una vía, si bien por el momento sigue ganando enteros la opción de un real decreto ley. Esto significa que la norma, con fuerza de ley, se puede desplegar desde el mismo momento de su entrada en vigor, pero ha de ser convalidada por el Congreso en el plazo de un mes.

La ventaja es que Sánchez dispondría del aval no solo de su Gobierno sino también del legislativo para sacar al dictador del Valle de los Caídos. Ello daría más empaque a la decisión y la blindaría frente a eventuales recursos de la familia. Los descendientes no podrían impugnar la ley, sí los actos derivados de la misma, ya que no están facultados para interponer un recurso de inconstitucionalidad.

La vía del real decreto ley supondría que el Gobierno también dispondría del aval del Congreso, y obligaría a los grupos parlamentarios a retratarse

Además, elegir este camino forzaría a los grupos parlamentarios a retratarse. Y a explicar también si cambian de criterio. En mayo de 2017, el PSOE defendió una proposición no de ley en la que instaba al Gobierno de entonces, el de Mariano Rajoy, a exhumar a Franco y reubicar a José Antonio Primo de Rivera en un lugar no “preeminente” de la basílica, entre otras medidas. Su moción fue respaldada por 198 votos a favor (PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos, PNV, PDeCAT, Compromís, Bildu y Coalición Canaria) y 140 abstenciones (PP, ERC, UPN y Foro Asturias).

https://www.elconfidencial.com/espana/2018-07-30/exhumacion-franco-momento-decision-pedro-sanchez-decreto-ultimado_1599020