Federación Foros por la Memoria
Comunicados y Documentos de la Federación
Noticias
Agenda
Artículos y Documentos
Home » Artículos y Documentos, Noticias

Ramón Silva: “La política de Almeida es revanchista”

Cuarto Poder, 05-03-2020 | 6 marzo 2020

Entrevista al concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid

 

 

Sara Montero El jueves, 5 de marzo de 2020

Ramón Silva (Madrid, 1965) tiene el carnet del partido desde 1983 y es “de toda la vida” vecino de Hortaleza. Ahora es el portavoz socialista de Seguridad y Emergencias en el consistorio y se encarga de Memoria Histórica, un área en coma tras la llegada del ‘popular’ José Luis Martínez-Almeida a la alcaldía de la capital.

Durante la semana, reserva una mañana para atender a cuartopoder en su despacho. Mientras dura la conversación mantiene una actitud seria y un tono parsimonioso, pero utiliza palabras contundentes. No duda en calificar de “revanchista” la política de Almeida respecto a la Memoria Histórica y en describir a Ortega Smith como un «franquista».

-Para comenzar le pido un balance de estos primeros meses de José Luis Martínez-Almeida frente al Ayuntamiento, ¿cómo lo definiría?

-Retroceso sería la palabra que define estos meses. Retroceso, revancha y desmontaje de los tímidos avances que se produjeron en los cuatro años anteriores en el Ayuntamiento de Madrid.

-Revanchismo es una palabra fuerte.

-Sí, creo que es lo que están haciendo en temas como la memoria histórica. Están atacando a las víctimas y cuando se ataca a las víctimas del franquismo lo único que se me ocurre es revancha. No solo no están aplicando la Ley de Memoria Histórica, ni las recomendaciones del Comisionado, sino que están haciendo todo lo contrario, una política de revancha ante los avances producidos en materia de reconocimiento de las víctimas. Para mí es revanchismo franquista.

-¿Esta es una posición en la que el PP siempre ha estado cómodo o Vox le está arrastrando hasta estas posiciones?

-Este PP y este alcalde se siente cómodos. También están presionados por Vox, no hay ninguna duda. La que más incómoda se siente es Begoña Villacís y Ciudadanos, pero a la hora de la verdad apoya todos los cambios de Almeida en relación a la memoria histórica y al reconocimiento de las víctimas del franquismo.

-Hace poco hemos asistido a la retirada de placas del Memorial del Cementerio del Este. Una de las cosas que dicen en el PP al respecto es que quieren extender el homenaje a todas las víctimas, ¿es un argumento tramposo?

-Tengo que decir que todas las víctimas merecen reconocimiento. Otra cosa es que tengamos que diferenciar unas víctimas que han tenido reconocimiento y reparación durante 40 años y otras víctimas que nunca han tenido reconocimiento ni en los 40 años de dictadura y ni en los 40 de transición. Estamos buscando algo tan simple como que aquellas personas fusiladas en el cementerio del Este puedan tener su nombre inscrito en un memorial, nombre que nunca pudieron escribir en una lápida. Ha habido un número muy pequeño de familiares que hayan podido identificarlos y darles una lápida con su nombre. La inmensa mayoría no pudieron tener ese mínimo reconocimiento. Estamos pidiendo que el nombre de esa persona pueda inscribirse en el cementerio donde fue fusilado. Eso es a lo que Ciudadanos se ha negado.

Las víctimas que hubo durante la Guerra, un periodo muy diferente a la dictadura, han tenido reconocimiento. El cementerio de Paracuellos es el Cementerio de los Mártires de Paracuellos. Allí están enterradas y reconocidas las víctimas de la época de la Guerra Civil en Madrid. Nosotros no nos negamos a que haya reconocimiento a esas víctimas. Existen las víctimas que se provocaron por la situación de desgobierno dentro de Madrid, lo que llaman las checas, pero hay otras absolutamente olvidadas, sin identificar, como son las víctimas de los bombardeos de la aviación nazi. Se conoce algo más lo que sucedió en el pueblo de Vallecas por el trabajo que la Fundación Anastasio de Gracia está haciendo en la casa de Vallecas que fotografió Robert Capa, pero hay muchísimo por investigar sobre las personas que murieron víctimas de bombardeos. Lo del hambre seremos, probablemente, incapaces de investigarlo, ¿cuántos muertos produjo el hambre al que sometió el Ejército Nacional al Madrid cercado?, ¿Cuántas víctimas produjo? No lo podremos saber.

-Volviendo a la arena política. Con la llegada de Vox a las instituciones, hay discursos más explícitos contra la memoria democrática. Me gustaría que definiera políticamente a Ortega Smith, ¿qué ha aportado a la política?

-Ortega Smith es un franquista, simplemente. Lo que hace es reivindicar el franquismo y la forma en la que lo hace no es hablando de los supuestos logros de Franco, sino denigrando a las víctimas del franquismo. No solo del franquismo, incluso de antes del franquismo. El Ayuntamiento aprobó una proposición de Vox, que yo la llamo la proposición de la ignominia. Solo salió con los votos de PP y Ciudadanos. Ahí se afirmaba que Margarita Nelken era una asesina. Ahí también tenemos ese componente machista que también utiliza con las Trece Rosas y la violencia machista. También insultan gravemente a Pablo Iglesias, el fundador del PSOE, al que llaman asesino” e insultan gravemente a Marcos Ana, poeta y uno de los presos que más tiempo permaneció en las cárceles del franquismo. Denigran todo lo que fue la oposición al franquismo, lamentablemente, eso salió adelante gracias a los votos del PP y Ciudadanos.

Han venido a aportar la derecha sin complejos. Hay que recordar que el PP no ha roto con el franquismo. Hay mucha gente en el ámbito de la derecha española que no ha sido capaz de reconocer los crímenes del franquismo y ellos aprovechan ese sentimiento franquista para lanzar sus proclamas, porque no son otra cosa.

-Hasta ahora hemos hablado de la parte institucional, ¿pero han notado que este mensaje está trascendiendo a la población?

-Es verdad que los discursos de odio y xenófobos son muy peligrosos que se extienden, eso es evidente. Por eso, en Alemania la derecha decide hacer un cordón sanitario para que la ultraderecha no llegue al poder. En España, la derecha, el PP y Ciudadanos, no hace ese cordón sanitario, sino que la utiliza para acceder al poder y luego ser rehenes de ella.

Claro que se está extendiendo cierto discurso xenófobo, racista y franquista. El discurso que cuestiona la violencia de género se extiende, lamentablemente. El que se ha hecho contra los menores migrantes en los centros de acogida tiene un caldo de cultivo, pero tengo que decir que es minoritario. En el tema de los menores no han conseguido arrastrar apenas gente. En Hortaleza, la sociedad civil, las asociaciones de vecinos y personas a título individual han reaccionado, han creado una asociación, donde buscan apoyos para la integración de los menores, unos extranjeros y otros no. Algunos son madrileños y madrileñas que han tenido situaciones muy delicadas de su vida. Hay que apostar por la integración de estos chavales.

-Hablando de esos recursos que pueden fortalecer el tejido asociativo. Ya hemos visto algunas de las primeras medidas de Almeida y las prioridades económicas su gobierno, ¿también se ha debilitado, con el reparto de recursos, a las asociaciones memorialistas?

-Por supuesto, los recursos del Ayuntamiento de Madrid para la memoria histórica son cero. Han cerrado la Oficina de Derechos Humanos y Memoria y la mínima colaboración, muy mínima, con alguna asociación de memoria ha desaparecido y se ha paralizado. Las placas de memoria que el Comisionado había propuesto que se implantaran en determinados lugares para recordar a los madrileños lo que allí ocurrió se han paralizado.

El edificio de la Presidencia de la Comunidad de Madrid era la Dirección General de Seguridad.  Habría que poner una placa, tal y como recomendó el Comisionado, recordando que ese fue un lugar de detención y tortura durante el régimen franquista. La anterior Presidencia de la Comunidad de Madrid no lo puso fácil, pero es verdad que no hubo tiempo. Lo que está claro es que piense lo que piense la actual presidenta de la Comunidad, ni el alcalde ni la vicealcaldesa le van a pedir que pongan una placa que recuerde lo que ocurrió en ese edificio durante el franquismo. Podemos encontrar más ejemplos, pero para mí ese es de los más claros.

-Cambiando de tema, usted también está en la Comisión de Seguridad, ¿hay diferencias entre norte y sur en materia de Seguridad en el reparto de recursos?

-Sí, la brecha norte y sur está en todo en Madrid, también en seguridad. Los distritos del sur y el este tienen muchas carencias de policías municipales cuando tienen mayores necesidades que otros distritos por índices de delitos. Hace falta policías municipales en todo Madrid, pero hay algunos que tienen más necesidades porque los datos dicen que hay zonas con más problemas de convivencia y se cometen más delitos en número, no quiero ser alarmista. Luego en los repartos de plantillas en los distritos del sur y el este nos encontramos peores ratios de policía por habitante, como en el distrito de Latina o Puente de Vallecas, que son algunos de los que tienen más necesidades. Hay una discriminación de asignación de recursos que perjudica claramente al sur y al este.

-Imagino que usted creerá que es fruto de un proyecto político y no de una mala gestión.

-Por supuesto, en el anterior gobierno de Manuela Carmena sí hubo avances, antes decía que tímidos, en materia de memoria histórica. Fue difícil arrancar y se nos echó encima el fin de la legislatura, pero ya estaban los trabajos iniciados. En materia de seguridad y en el tema del reparto de plantillas y asignación de recursos a los distritos del sur y este no hubo ningún avance. Tan solo hubo una medida puntual que benefició a estos distritos pero solo funcionó durante unos meses. Ahora el PP sigue en esa línea, no solo de discriminar, sino de agrandar la brecha.

-Salimos de una década de recortes, llevamos ya unos años de crecimiento económico, ¿se han recuperado las plantillas de los servicios de seguridad?

-En absoluto, no se han repuesto. Quizá el único aspecto en el que hemos conseguido mejorar respecto a la situación anterior ha sido en recursos materiales de bomberos, con un contrato de renting y vehículos que sí fue un avance significativo, pero no en parques de bomberos.

La principal carencia, que es de efectivos y recursos humanos, se ha mantenido. Durante la crisis se fueron perdiendo efectivos por las tasas de reposición y después de haber perdido mucho personal, se permitió que por cada jubilación se contratara a una persona. Todos los que hemos perdido antes no se han repuesto. Esto afectó mucho a Policía Municipal y a Bomberos. No se han repuesto a niveles de antes de la crisis, en 2007 o 2008.

Ahora se está iniciando un parque de bomberos en Vicálcaro y una nueva unidad de Policía Municipal en Hortaleza. Ambos vienen del mandato de Carmena y formaron parte de los acuerdos presupuestarios del PSOE con Ahora Madrid, pero como tantas cosas del gobierno de Carmena sufrieron grandes retrasos.

https://www.cuartopoder.es/espana/2020/03/05/ramon-silva-la-politica-de-almeida-es-revanchista/